Como os contaba en el post anterior, viviendo en un país extranjero, estaréis expuestos a cierta dosis de malentendidos y problemas culturales de mayor o menos gravedad, y aunque a veces es el laowai culogordo el perpetrador y verdugo, no es menos cierto que en muchas ocasiones le va a tocar el papel de atolondrada víctima, con la consiguiente pérdida de face, tiempo, dinero y paciencia correspondiente. Este viernes me ha tocado a mi, y os lo voy a contar.

Small_Faces_1965
Antes de empezar, me gustaría señalar que he conocido aquí a mucha gente china absolutamente encantadora, generosos, sinceros, interesantes y excelentes bailarines además, así que no me gustaría que nadie se tomase esto a la tremenda ni pretenda tomarlo como una impresión general sobre el País del Centro y sus muy numerosos habitantes, porque imbéciles los hay en todas partes, pero gente estupenda también, y en ese aspecto China no es una excepción.

La cuestión podría resumirse en algo que una buena amiga me dijo una vez sobre su entonces ex-novio cuando le pregunté por qué se había decidido a dejarle, fue algo así:

“Manolito tiene una personalidad poliédrica, y al menos una de sus caras es gilipollas integral”

En cuanto al paisanaje chino, yo diría que sus aspectos o facetas mas gilipollescos e irritantes son estas tres, que cuando salen a la luz todas juntas por alguna extraña conjunción astral o azar del destino, les convierten en seres abominables que ponen a prueba la tolerancia de cualquiera.

1- Avaricia

Según la RAE: Afán desmedido de poseer y adquirir riquezas para atesorarlas. Esto, por desgracia, aquí no se aplica solo al vil metal, sino a cualquier cosa susceptible de ser vista como una ventaja, desde colocarse cinco centímetros mas cerca de la puerta de salida del metro hasta tener una discusión laboral de tres cuartos de hora sólo para hacer un ejercicio de fuerza y que te den la razón (aunque de forma completamente objetiva no la tengas y el tema a tratar no tenga la mas mínima importancia)

giphy

 

2- Concepto elástico de la definición de “verdad”

Mienten como bellacos, especialmente si hay dinero de por medio. Esto es completamente comprensible desde una óptica española, el problema es que mienten incluso cuando no consiguen ningún beneficio haciéndolo y de hecho mentir supone una pérdida sustancial de tiempo y recursos para todas las partes implicadas. Desde luego sería interesante un experimento tipo Dilema del Prisionero con chinos, donde estás cuando te necesitamos, John Nash.

tumblr_nzxllqQdD41u8kfc5o1_500

3 -Inflexibilidad

A pesar del punto 2, en lo que se refiere a formalidades y en general a “las normas” sobre todo si son normas no escritas, normas sociales y cualquier tipo de protocolo, adolecen de una rigidez que ya la quisiese para si un puente de hormigón. Da igual que las “reglas” en cuestión sean totalmente inadecuadas, anticuadas o absurdas, que el protocolo desafíe el sentido común o la lógica mas elemental, que no lo entiendan o que los resultados sean increíblemente pobres, eso no importa, lo que importa son las normas. Si algo se ha hecho siempre de X manera, hay que seguir haciéndolo así, ¿por qué? porque siempre se ha hecho así. ¿y, por qué? pues porque siempre se ha hecho así. ¿Por qué? esa no es una pregunta china, culogordo, bonito, a ver si te va enterando.

Por cierto, una de las normas implica no reconocer JAMÁS que te has equivocado. Nunca. Y desde luego, no señalarle a nadie un error en público, aunque sea una barbaridad manifiesta.

giphy (1)

 

Y ahora os cuento la del viernes, que me ha dejado en shock durante todo el fin de semana.

El caso es que fui a una entrevista de trabajo para un puesto que tenía muy buena pinta en un jardín de infancia. En la oferta de trabajo especificaban que querían a alguien con conocimientos artísticos para asesorar al profesorado y hacer actividades en gran formato con los críos, algo de experiencia en marketing y disponibilidad para viajar y dar alguna clase como suplente, vaya, que me venía como anillo al dedo. Demasiado bonito para ser verdad, y tenía que habérmelo olido desde el primer momento, pero en mi desesperación arrojadora de CVs, no lo hice.

Lo que me encontré fue a una buena mujer de 1,20 de estatura y un inglés genuinamente horroroso que no había sonreído desde 1985 al menos, con mi CV en la mano. Toda la conversación habría hecho brillar de orgullo a Javier Cansado y estoy segura de que algún día me reiré mucho de esto (pero no hoy, y probablemente tampoco mañana)

_ Así que eres ¿francesa?

_ No, no, soy española

(NOTA1: en el cv pone bien claro NACIONALIDAD ESPAÑOLA, en letras enormes.)

_ Eeehh?

_SPANISH

_Eeehh?

_XIPANYA REN

_ Huy, sabes chino!

_ No, no, muy poco, tien, tien, estoy aprendiendo.

_ Entonces estás estudiando.

_ No, yo estoy trabajando

_ ¿Y dónde estudias?

_No, yo trabajo, me está enseñando mi laogong, que es traductor.

_ Entonces trabajas a media jornada si estás estudiando

Fry_Looking_Squint

 

 

 

 

 

 

 

(NOTA2: ver punto 3, que puedas hacer dos cosas a la vez no les entra en la cabeza. También tienen muchos problemas con conceptos como “trabajo freelance” o “multitarea”)

_ Estamos buscado a un profesor de arte con experiencia, ¿tienes experiencia?

_ Si, he dado clases de diseño gráfico y he sido auxiliar en un Kinder. También he trabajado mucho en diseño, en revistas y con departamentos de márketing

_ ¿Márketing? (Y revisa 8 veces el cv) Nosotros queremos un profesor de arte.

(NOTA3: a la oferta de trabajo me remito, pero eh, ver punto 2.)

_ Si, he dado clases de arte. Tengo experiencia.

_ Pero has trabajado en marketing.

futurama-season-5-12-spanish-fry-fake-nose-glasses-review-episode-guide-list

 

 

 

 

 

 

 

_Veo que tienes un curso preparatorio de TOEFL, pero no el diploma ¿de qué idioma?

_ El TOEFL es solo de inglés, y el resultado del examen está ahi, en el CV.

(NOTA4, cagada, ver punto 3)

_ Entonces no tienes el diploma

giphy (2)

 

 

 

 

 

 

 

_ Bueno ¿has preparado una clase demo?

_ Eeehh no, no sabía que tenía que hacer eso hoy. Pero puedo improvisar algo si te hace falta.

_ No, no. Sinceramente (JA! ver punto2) tengo que ver a mas gente, pero si no encontramos a nadie mejor, te llamare para una clase demo.

fry09

 

 

 

 

 

 

 

(NOTA5: es normal que te pidan una clase demo PERO en una segunda entrevista, después de que te informen de cuantos niños van a ser y de que edad, precisamente para que puedas preparar la clase. De todas formas, ver NOTA3)

 

Y esto es todo queridos, voy a ponerme una mascarilla, a ver si se me quita la cara de Fry y limpiarme un resto de bilis de la comisura izquierda de la boca. Y a verme una antigua de Jia Zhangke, que no se diga. Au revoir!

 

Hoy vamos a hablar aqui en lailolai de diferencias culturales, distintas maneras de entender el mundo y sus cosas dependiendo de la parte de la patata flotante donde te haya tocado vivir, en este caso, diferencias xipanyochinas, o zhongquopañolas, como más os guste.

dn20335-1_300

Yo diría que ante una situación cualquiera, a ojos de habitantes de extremos opuestos del planeta, podemos encontrar básicamente tres tipos de respuesta:

RESPUESTAS COMUNES:

Cero conflicto, las dos personas reaccionan básicamente igual. Por ejemplo, nos enteramos de que Choupette, el fabuloso gato de Karl Lagerfeld en realidad no es suyo; según sus propias declaraciones el mogul germano de la moda decidió arrebatarselo a su dueña después de hacer de canguro durante unas vacaciones. Karl Lagerfeld es un ladrón de mascotas, un 小偷子, y su  bárbara acción indigna por igual a amantes del felino de ambos países. Faltaría mas.

5496851eb7582_-_hbz-choupette-august-2012-xln

 

ZONAS GRISES

La respuesta de las dos personas difiere en forma y matiz, pero el fondo es mas o menos el mismo, y seguramente con un par de cervezas y un traductor se llegará a un acuerdo. Por ejemplo, ante una china paseando despampanante por Nanjing Xi Lu, probablemente al español medio le llame la atención (para mal, entrecejo fruncido y mano en el paquete) el largo de la falda -que tiende a ser mas bien corto-. El  chino medio sin embargo, lanzará una mirada entre hambrienta y reprobadora si la chavala en cuestión lleva una camiseta algo mas ajustada que un saco de patatas de talla XXL. Distintas formas de decir lo mismo: tengo derecho a juzgarlas por su apariencia porque para eso están. Problema mínimo y puntual, entendimiento cervecero prácticamente asegurado.

 

001aa0bcc1d711ec752815

 

ABISMOS INSALVABLES

Las dos personas reaccionan de manera diametralmente opuesta ante una situación concreta. No hace falta que sea algo importante, tipo conflictos armados, geopolítica o valores morales, muchas veces pasa con cosas absolutamente triviales. El conflicto, o molestia, suele aparecer porque lo que para uno de los participantes es algo de educación y sentido común básicos, para la otra es una soberana gilipollez sin ninguna importancia, y ya la tenemos liada.

Obviamente, éstas son con las que pasas mas vergüenza y las mas divertidas de leer y contar.

Algunos ejemplos:

Una cosa que llama mucho la atención a los xipanyoles recién llegados es que en restaurantes y tiendas JAMÁS te dan las gracias al pagar. No es que sean maleducados, es que aquí no se hace y ya está, tampoco hay que darle demasiadas vueltas ni tomárselo como algo personal.

Pero así de primeras, y viniendo de un país en el que una saluda y se despide en las cafeterías, so pena de que te escupan en el 拿铁咖啡 por borde, y el GRACIASHASTALUEGO es ley no escrita, es muy normal que el xipanyol primerizo se quede esperando su 谢谢 con carita de pena mientras se oye de fondo el zumbido del frigorífico del Lawson.

Por otra parte,a los dependientes chinos  si que les molesta, y yo diría que bastante, que al pagar les des los billetes  arrugados y con una sola mano, como si fuesen papelajos del Monopoly. No me queda claro si esto es así porque el dinero aquí es cosa importante (que lo es) y aprecian cierta ceremonia en este punto, o porque tienen que meterlo ordenadito en la caja y les fastidia tener que plancharlos, pero es una de esas cosas que hacen que te miren con cierto desprecio y que en Xipanya no me ha pasado jamás (la forma correcta de pagar es con los billetes extendidos y sujetándolos con ambas manos, por cierto).

new-a

Hoy en el trabajo, he tenido una de estos pequeños conflictos, siendo mas bien la ofensora que la ofendida. Conste que fue totalmente involuntario, y que el shangainita medio, y en concreto mis compas de trabajo, me parecen un modelo de tolerancia y paciencia extremas, 天天 que dirían ellas.

Es una anécdota de diseñador, y entiendo que a los profanos les pueda resultar algo aburrida, pero ilustra bien este punto, así que allá va.

El caso es que trabajo como diseñadora en una empresa de gerencia francesa aquí en Shanghai, y mi departamento acaba de fusionarse con otro. Esto significa que hay que hacer tarjetas de visita y material de oficina para el nuevo departamento.

new-business-card1

Obviamente, las tarjetas incluyen el numero de teléfono de la oficina y el movil de cada trabajador. Aquí es donde aparece el primer 问题. Los números de móvil tienen 11 dígitos, pero los del teléfono fijo, solo 10.

Mi jefa (francesa, y por lo tanto laowai, como yo) sugiere que ambos números tengan una secuencia parecida, para que al ponerlos uno debajo del otro quede mejor, algo así:

Móvil: (+ 86) 1234 5678 901
Fijo:    (+86) 1234 5678 90

A las dos nos parece perfectamente lógico y razonable. Al fin y al cabo, la cuestión es que el número se entienda y que la cosa quede bonita ¿verdad?

Pues en mi oasis de esteticismo laowai, hago todas las tarjetas y envío un pdf a todas mis compas, chinas en un 100%, por si hubiese alguna errata, algun cambio de número de móvil, de cargo, etc… nada de lo que una encallecida diseñadora no pueda hacerse cargo.

 

aa

Y aquí empieza lo gordo. El 大问题

Porque lo que viene a continuación es una cadena de mails absolutamente pasivo agresiva indicando, con toda educación eso si, que eso de poner los móviles en secuencia 4+4+3 es UN DESMADRE Y UN SINDIOS.

Alguna se acercó a decirmelo en persona y todo. Y saqué la carta de la jefa:

Diseñadora (ojos de ShinChan)
– Es que jefalaowai lo quiere asi, para que quede pareado con el telefono fijo…

CompaChina
– Ya, ya… pero no se entiende, Y ADEMÁS NO NOS GUSTA A NINGUNA, ASÍ QUE CAMBIALO.

Un motín! Y esta gente es mas jerárquica que los vendedores de Avon, que las juventudes del PP, que la secta aquella de David Koresh…  Esta claro que sin querer habíamos roto alguna especie de tabú telefónico, nos habíamos sonado los mocos con el vestido de la novia, degollado hamsters, devorado infantes y vestido negro con azul marino TODO A LA VEZ.

Un jodido horror, un 大问题

No sabía dónde meterme. Y seguían llegando mas y mas correos, que venian a decir lo siguiente:

Hola Señora Milton,
Mi nombre chino es 白白 y mi cargo ya no es Account Manager, si no Digital Account Manager, sería posible cambiarlo, si no es mucha molestia? Por cierto, DE QUE VAIS CON LA SECUENCIA DEL TELÉFONO, ZORRAS IGNORANTES? EN QUÉ CABEZA CABE, BÁRBARAS, HEREJES? LAOWAIS TENÍAIS QUE SER!

La secuencia correcta es 3+3+3+2. TODO EL MUNDO SABE ESO!

conan-anger-300

Muchas gracias! Espero que tengas un buen fin de semana.

Con mis mejores deseos.

Tracy Wang 白白旺
Account Manager

 

 

Y así como 20 emails.

Y como jefalaowai no estaba presente, he decidido aparcar el conflicto hasta que llegado el lunes todas las compis me hayan mandado sus quejas y dejarlo en sus bien pagadas manos, porque para eso están las jefas. Pero, todo hay que decirlo, me fui a casa con mal cuerpo y la sensación de haber metido la pata hasta el fondo. Y con la certeza de que es una de estas cosillas culturales que nunca llegaré a entender del todo, aunque me la expliquen.

Y así nos luce el pelo a los habitantes y visitantes mas o menos permanentes de esta parte de la patata flotante. Hasta otra!

 

 

 

 

 

 

 

Mucha gente me pregunta cómo se vive, o sobrevive, en una cultura ya no extranjera, sino ajena hasta casi lo extraterrestre sin saber hablar el idioma. La respuesta corta es que NO se puede, a menos que estés dispuesto a gastarte una obscena cantidad de dinero en intérpretes y no salgas de los guetos laowais, con sus sobreprecios y sus restaurantes finolis. Algo de chino hay que saber.

Como me consta que prácticamente ninguno de nuestros lectores es un hacha en putonghua ni tiene cuentas en Suiza, voy a compartir alguna de mis sofisticadas estrategias y hanyu de supervivencia para llevar bien el día a día del iletrado en La Perla de Oriente sin gastarse una fortuna. He aquí las tablas de la ley de la Sra. Milton

gal-october-24-jpg

1. Ser simpatico, educado y expresivo. Esto es una absoluta obviedad, pero resulta sorprendente la cantidad de gente que olvida este pequeño detalle. La regla de oro es la siguiente:

Si no te entienden, la culpa es tuya, no suya. Ellos no tienen ninguna necesidad de entenderse contigo, eres tú el que necesita un taxi, un café cutre, una camiseta de Buscando a Wally, pasta de dientes, tiritas de Doraemon…, lo mínimo que puedes hacer es ser agradable y educado. Nadie va a echarle un cable a un analfabeto borde.

¿Y cómo se expresa una cimmeria y educadamente sin saber el idioma? Fácil. Sonreir hace milagros, no te van a entender de todas formas, pero causarás buena impresión. El lenguaje corporal es clave en tu situación, la mímica es tu amiga. No hay que tener miedo a hacer el ridículo de vez en cuando, es inevitable, el truco es llevarte la comedia a tu terreno. Saber que estás haciendo el canelo para conseguir un paquete de pilas no es ninguna tragedia, lo triste es que se rían de ti por ir por ahí como si la gente te debiese dinero y no conseguir las pilas, no que se rían contigo por ser lo suficientemente payaso como para hacerte con ellas sin saber decir pilas, ni comprar.

2. Tarjeta de teléfono. Es absolutamente imprescindible, te van a pedir un número de teléfono para todo. Hay varias compañías, y para registrar un número con la mayoría de ellas hay que presentarse con el pasaporte en algún establecimiento de la compañía (no todos los establecimientos están autorizados) que puede estar cerca de tu casa o no. Yo con esto he tenido muy mala suerte, la última vez que intenté registrar una tuve que caminar durante horas y al llegar a la oficina casi me escupen a pesar de mi arrollador despliegue de encanto personal, así que os recomiendo las tarjetas de China Mobile, que se pueden conseguir sin registro.

Tienen una pequeña desventaja: cuando quieres recargarlas siguiendo las instrucciones del bono de 100 RMB que te acabas de comprar y llamas al número correspondiente (el 10086), no hay menú en inglés ni teleoperadora en este plano de existencia, lo que hacen es leerte un fragmento del Necronómicon y darte las gracias.

Para recargar la tarjeta hay que  llamar a éste otro número, tan fácil de memorizar 13800138000. Ahí si que hay menú en inglés y no tendréis ningún problema. No me preguntéis como averigüe esto, porque sólo recuerdo un montón de geometría no euclidiana, seres primigenios y caos reptante en las líneas de atención al cliente.

ecb9f50a786371965bf7a8ab138c6c3c

3. Algunas apps útiles. Vale, ya tenemos nuestro Smartphone con su número correspondiente y queremos descargarnos algunas cosas imprescindibles, por ejemplo, el Candy Crush. Acabamos de descubrir que no podemos instalar Google Play Store, ni Google NADA, y el Baidu Market de momento nos da sudores fríos. ¿Solución? Aptoide. Ahí podéis encontrar casi de todo. Por ejemplo el Pleco, un estupendo traductor inglés chino que os puede salvar la vida más de una vez, VPNs gratuitos para Android, por si tenéis la imperiosa necesidad de subir fotos a Facebook, BaiduMaps, que es vital, Wechat, la joya de la corona de las redes sociales chinas, etc…

4. Cuenta de banco. Viene bien tenerla, a menos que seáis como Jesús Gil y os guste ir por ahí con fajos enormes de billetes de 100 RMB o no os importe pagar una comisión brutal cada vez que usáis un cajero (hay muy pocos establecimientos que acepten Visa o Mastercard aquí, el sistema mas común es Union Pay). Si sois previsores, sabréis que hay bancos españoles que ofrecen cuentas con tarjeta de débito y comisiones razonables (la Caixa e ING) pero si por cualquier motivo necesitáis una cuenta en un banco chino (porque sois unos empanaos o para ingresar una nómina por ejemplo), os recomiendo el Agricultural Bank of China (ABC), por tres motivos:

  • Hay muchísimas oficinas, y en todas ellas hay al menos un becario que habla inglés o al menos lo intenta (con las cosas de comer no se juega)
  • Son rápidos, eficientes y el trato al cliente es excelente. Además, los empleados llevan una chapa con una carita sonriente y tienen gafas para leer de cerca en todas las mesas. No pillan el chiste de las gafas de contable de Homer Simpson de todas formas.
  • Si necesitáis recibir o enviar dinero a través de Western Union, hay que hacerlo en un ABC, si tenéis cuenta con ellos el proceso es infinitamente más sencillo.

Si estáis de viaje, procurad cambiar en el aeropuerto lo mínimo imprescindible para el taxi y la primera noche de hotel y el resto en cualquier banco al día siguiente. Pagaréis menos comisión y las tasas son bastante mas ajustadas.

tumblr_m1kpqqLxkj1r8yo2fo1_1280

5. Medios de transporte. Ya hemos hablado en otras ocasiones de transporte público, autobuses y metros, que son las opciones más económicas (entre 2 y 5 yuanes), así que hoy toca el taxi. Aquí en Shanghai hay literalmente millones de Wolkswagen Santana de colores pastel conduciendo a velocidades suicidas a vuestra disposición. Si tenéis prisa, no os apetece daros un baño de masas o el metro se ha convertido en calabaza son una buena opción, bastante más económica que en Xipanya, por cierto (un trayecto de una media hora larga sale por unos 50 yuanes y cobran por kilometro, no por hora)

– Cómo parar un taxi. Mucha gente se queja de que los taxis no paran a los laowais. Eso no es verdad, el problema es que estáis borrachos, con el riesgo potencial que eso supone para la tapicería del vehículo y lógicamente pasan de vosotros, o estáis intentando parar el taxi como en Xipanya, o sea, asi:

giphy

A lo Pocahontas no paran jamás. Hay que hacerlo así (esto es mano de santo, probad y me contáis)

giphy

– Cómo decirle al taxista dónde vas. Ésta es una ciudad de calles largas, llena de cruces, pasos elevados y vericuetos. Es verdad que los taxistas se desplazan a la velocidad de la luz y parecen tener el don de la omnipresencia, pero son seres humanos, y como tales no se saben el plano de Shanghai de memoria, ni tienen la mas remota idea de dónde está la casa de tu amigo Paco el de la fiesta. Para evitar broncas y malentendidos lo suyo no es darles la dirección exacta (1800 Wuding Lu), sino el cruce de calles más cercano a tu destino (por ejemplo, Qifen Lu, Xizang Bei Lu). Si no te entienden, siempre puedes tirar de BaiduMaps y Pleco, pero recuerda el punto 1, discúlpate por tu chino atroz, pon ojos de ShinChan cuando quiere galletas y entonces dales la chapa con el mapita. Los taxistas siempre tienen una prisa loca, y si tardas demasiado en decirles dónde vas o interpretan que te estás poniendo tonto, te echarán del taxi sin contemplaciones y continuarán con su versión de Fast&Furious sin volver la vista atrás, así que tú misma.

Shin_Chan

TUIPUCHI UODE HANYU PU HAO

6. Alojamiento. Me han hablado muy bien de AirBnB aquí, pero si sois de los que habéis visto demasiadas veces Henry, portrait of a serial killer, roncáis mucho, os da cosica eso de dormir en casa de gente que no conocéis o buscáis un sitio donde pueda quedarse vuestra madre si viene de visita, la opción obvia es un hotel (otro día comentaremos cómo se alquila una casa, que eso da para un post entero o un par de ellos).

Ojo porque aquí no todos los hoteles admiten extranjeros. Si podéis reservar antes y aseguraros mucho mejor (las reservas no son vinculantes, no hay que pagar por adelantado) Yo aquí me he encontrado tres tipos de hoteles:

A/ Hoteles de pegolín: Ritz, Radisson, Puli, Ambassador etc… no he tenido el placer de alojarme en ninguno, pero como esto es una guía para mileuristas, comentaré de pasada que los bares de estos sitios tan finos suelen estar abiertos al público y muchas veces tienen unas vistas espectaculares, así que merece la pena acercarse a tomar una cerveza.

B/ Antros infectos: Moteles 168, HomeInn, etc… reservar en estos sitios es una lotería, puede tocarte una habitación decente o un zulo que en Xipanya no usarían ni para guardar las escobas pero siempre son una opción en caso de emergencia. También hay miles de albergues para estudiantes si os va ese rollo (yo lo odio).

C/ Rango medio. En esta línea os recomiendo la cadena de hoteles JingAn Inn. Hay tropecientos por toda China, las habitaciones están limpias, el personal suele hablar algo de inglés, admiten extranjeros y no están mal de precio (alrededor de 200 RMB la habitación doble). No te vas a encontrar caramelitos en la almohada pero dan exactamente lo que prometen, y eso aquí ya es mucho decir, creedme.

bates-motel

7. Comida. Una de las mejores cosas que tiene China es que aquí siendo una analfabestia de hambre no te vas a morir. Muchos de los restaurantes tienen fotos de los platos, así que prácticamente sólo hay que señalar lo que quieres (si no lo tienes claro, siempre puedes dejarte sorprender por el cocinero, lo mas probable es que no te arrepientas). A pesar de toda su leyenda negra sobre carne milenaria y naranjas pintadas, personalmente no tengo queja alguna, en cuestión de calidad ni de cantidad, más bien al contrario. En la segunda parte de esta guía, os daré unos cuantos palabros en chino, facilitos, para comunicaros con camareros y dependientes.

2013-10-27153950_zps0749388c

8. Aspectos psicológicos de la cuestión. Probablemente, a menos que tengáis algún problema gordo o un ataque de morriña aguda, los primeros meses como analfabestia aquí serán muy divertidos, todo os resultará exótico, pintoresco e interesante y os subiréis a pelo y sin remordimientos a lomos de ese gran dragón llamado Shock Cultural.

Disfrutad de esta fase, pero preparaos para el llamado Síndrome del Pekinazo, que sin duda alguna llegará en forma de brote mas o menos virulento. El pekinazo tiene muchos tratamientos: comerse una paella, escribir un blog, revisar de vez en cuando las intervenciones públicas del bueno de  Naniano Plasmático, para saber lo que dejamos en casa… pero sobre todo, intentar tomarse la cosas con sentido del humor y cierta elástica filosofía.

Si grabamos en piedra nuestros conceptos sobre lo malo-bueno, delicioso-horrible, adecuado-no adecuado, etc… como el Charlton Heston de la primera imagen, descubriremos enseguida que las piedras se hunden, probad con algún material blando y maleable, como el Heston de este vídeo y veréis que todo resulta mucho mas llevadero.

BOLA EXTRA, edito con comentarios que me dejan en facebook.
2. En cualquier tienda se puede recargar el móvil, a veces incluso hay máquinas fáciles de usar. Sino me mandas un sms y te lo cargo con Alipay
4. ICBC tiene backoffice online en inglés, la mar de sencillo, además pagar online está chupao. Para hacer el triple salto mortal Alipay, que te permite hasta devolver el cambio al compi de curro al que le debes 2 juanes, eso además te permite comprar en Taobao y ahorrarte lo de ser amable porque no le ves la cara al vendedor😄
6. Ctrip te salva la papeleta para alojamiento y transporte (tampoco es necesario ser amable)
8. Ese vídeo de Charlton deberían ponerlo en bucle en la frontera del aeropuerto

Última parte en la que se nos revelará el destino, que los dioses del Olimpo dorado han trazado, con gráficas de barras y de quesitos sobre las tiernas cabecitas de estas niñas, que recogidas en flor por sabias manos, han sido traídas a la capital ¡Como un rebaño! Y atadas con hilo invisible que no se rompe, a una fiera máquina que bebe y se deleita con su sangre.

¡Nudos que no se desenlazan! ¿Ha de aparecer en el cuarto cuarto de la hora nona el salvador de armadura brillante que lanza impolutos reflejos de sol blanco como la nieve y ciega a los villanos, que las recogerá con rasante guante de entre las fauces del dragón de lata, que cada mañana entre rugidos las -uuuUUUuuuUUUuuu- reclama?

Las que tienen que servir, cuarta y última parte.

Relatado por Xia Yan, y traducido como su chino le dio a entender por Querido Mister Holmes.

Habitualmente, estas cortesias -gritos, castigos y palizas- solo corresponden a nuestras chicas con contrato. Para las trabajadoras externas se reservan metodos más ingeniosos, como hacerles la vida imposible o encargarlas los trabajos que nadie quiere hacer, entre estas que reciben esta clase de atenciones de las capataces, las hay que para ganarse su favor les ofrecen pequeños regalos, o algo de dinero, todo para asegurarse una vida más fácil. Por supuesto para ellas, tener que dar algo del dinero que tan duramente han ganado a los encargados, es otra carga odiosa, pero para las pobres chicas contratadas, incluso esta obligación parece un privilegio de las que ellas carecen. Cuando unas amargamente se quejan de esta extorsión, las otras las envidian el derecho a disponer de la libertad de usar algo de su dinero para evitarse la furia de los capataces.

Bajo una regulación especialmente favorable y contando con con una mano de obra barata y abundante de la que alimentarse, las industrias japonesas en China crecen saludables. Si tomamos como ejemplo la gran fábrica de tejidos japoneses de la calle Fulin1, cuando en el vigésimo octavo año del reinado del emperador Guangxu los inversores de la firma Mitsui2 compraron el terreno y levantaron la primera nave industrial, dentro de ella contaban con menos de 20 mil ejes de hilado. Treinta años después se alzan seis plantas de hilado, equipadas con 250 mil ejes, cinco plantas de tejido y seis mil maquinas de estirado, todo ello atendido por 8 mil obreras y sostenidas sobre una inversión de 13 millones de dolares. Dicen que en Estados Unidos bajo cada traviesa que sujeta los raíles de sus vías férreas, está enterrado el cuerpo de uno de los obreros que las construyó, nosotros podemos decir de la gran fábrica japonesa de tejidos de la calle Fulin, que en cada una de sus bobinas de hilo esta encantada por el espíritu una de las trabajadoras que trabajó en ella.

Después de la invasión japonesa de 1932, se llevó a cabo una reforma de los planes de producción, persiguiendo una mayor productividad. El computo global de los últimos años muestra un aumento de la maquinaria y un descenso de los trabajadores empleados. Sin embargo, dentro de esta reducción del número de trabajadores, podemos apreciar un rápido ascenso en el número de las contratadas, que en la actualidad hacen un importante aporte a las plantillas de las fábricas. Contando las treinta empresas que en la actualidad producen en Shanghai y sus 84 mil empleados, descubriremos que de ellos, unas 25 mil son chicas empleadas bajo el sistema de contrato trianual.

Tecnificación y automatización, si en el pasado cada maquina de hilado del tejido era atendida por un trabajador, en la actualidad solo es necesario uno para cada fila de maquinas, si en el pasado cada obrero se encargaba de treinta órganos, cada uno compuesto por ocho bobinas, en la actualidad cada obrera se encarga de 100, en el pasado por cada cinco maquinas de tejido era necesario un trabajador, ahora solo se necesita uno por cada 20, ¡incluso por cada 30 si contamos con un trabajador capaz! En apariencia, podría suponerse que el aumento de productividad ha de suponer un aumento de salarios, ¡La realidad no es tan sencilla! Menos obreros y peor pagados obran el milagro de producir más por menos, aunque el tema de los salarios no es uno que afecte a las protagonistas de esta historia, cuanto cobran o dejan de cobrar no es asunto que les deba preocupar personalmente, ya que el salario de las chicas contratadas, pasa en virtud al contrato firmado al bolsillo de la parte contratante, el jefe de cuerda.

401

Dos tazones de arroz por comida, 12 horas de trabajo, tecnificación y automatización, trabajar en la fábrica y, al volver de ella, seguir trabajando en lo que el señorito quiera mandar, esta es la vida de las cerdas como las llaman sus jefes, poco mejor que la del barro sobre que ellas pisan al caminar… Pero esta maquinaria de carne y hueso, en definitiva, no se puede comparar en calidad a las modernas adquisiciones de acero traídas de ultramar, y pocas veces llegan a cumplir la duración de sus contratos, una estimación aproximada concluye que la mayoría aguantan unos dos años de los tres firmados. Trabaja, aunque estés tan débil que no eres capaz ni de caminar, trabaja, todas igual de delgadas, todas dobladas hacia adelante, como arcos, caras miserables ¡Las muertas sirvientes! Que tosiendo, boqueando pesadamente, cubiertas de sudor frió, son arrastradas a trabajar. Por ejemplo, esa, tan delgada que da miedo, tanto que las oficiales, encargadas supuestamente de revisar el estado de salud de las trabajadoras, no se atreven ni siquiera a tocar con sus manos.

-¡Midela tú!, Es como un esqueleto, si la tengo que tocar yo, esta noche voy a tener pesadillas-

Pero la que no tiene miedo a las pesadillas es la jefa, algunos de sus amigos, asqueados por la visión de la cerda tan flaca le dicen – Hazle un favor, deja que se vuelva al pueblo-

-¿Qué deje que se marche? ¡Vale! Entonces me devuelves tú lo que aún me debe ¡Dos años de alimentación y alojamiento!- Y volviendo la cabeza clava los ojos en su chica y dice:

-¿Marcharte? ¡Ni lo sueñes! Mientras que no devuelvas lo que me debes, prefiero tener que pagar un ataúd y hacerte trabajar hasta matarte-

El salario de esa, es de 38 céntimos por cada jornada de doce horas, el año pasado gano 32 céntimos por día, haciendo la media. Después de los dos años trabajados, ya ha hecho ganar a su jefa ¡Por lo menos 230 dolares!

Otra, después de un año de esta clase de vida, con no poco esfuerzo, consiguió convencer sin que nadie se enterara a una de las trabajadoras externas de que escribiera para ella una carta destinada a su familia, suponemos que el papel, el sobre y el sello salieron de la solidaridad de alguna otra. Escrita y mandada la carta y después de pasar un mes sin recibir respuesta, medio esperanzada y medio muerta de preocupación, aún espera ver aparecer a su madre, venida hasta Shanghai para llevarla de vuelta a casa. Lo que no sabe es que esa carta acabó, por vueltas que da la vida, en manos de su jefa, que cuando vuelva hoy del trabajo la está esperando acompañada de dos de sus capataces. De un salto, con la cara roja de furia la agarra por el pelo y la emprende con una mezcla de palos, patadas, gritos e insultos – ¡Te voy a matar, puta! ¡Estas son las historias que cuentas por ahí!

-¡Tres comidas al día y así me pagas!

-¡Te voy a matar! ¡Vas a servir de ejemplo!

-¡Quien la ha escrito! ¡Habla! ¡Habla!

Todas las rodean, presenciado como corre la sangre y oyendo los gritos de una y otra empiezan a temblar… Parece que el ejemplo, realmente ha surtido efecto. Cuando se ha cansado de la paliza, la arrastran hasta el edificio que sirve como alojamiento a la familia de los jefes, donde la encerraran en algún cuarto para que reflexione sobre sus faltas toda la noche. Esa noche en los dormitorios de las trabajadoras no se escuchara un solo ruido, más que un gemido sordo, el de un ejercito de esclavas que en mitad de la oscuridad, con los ojos clavados en el techo, lamentan su suerte entre sollozos.

402

La constitución del cuerpo humano es a veces una cosa realmente muy rara, por la fábrica han pasado muchachas gordas y saludables como un cebón, que en cuestión de días se partieron como una rama seca, y antes de pasar un mes ya estaban muertas. Por el contrario, esa, que ya era tan delgada que parecía un esqueleto cuando llegó, ha sido capaz de aguantar un día tras otro. En lucha contra la muerte cada minuto que pasa, aún tiene la fuerza de voluntad para seguir viva. Cada comida dos cuencos de arroz, doce horas de trabajo, entre un ruido, entre humedad y polvo, trabaja, en silencio, mecánicamente, sin parar un momento, una y otra vez, exprimiendo de ese saco de piel y huesos hasta la ultima gota de sangre y sudor que pueda quedar en su interior. Mirando a esta famélica señorita-maquinaria generadora de beneficios, no puedo evitar pensar en las garzas negras que usaban los barqueros cuando era niño, estos pájaros, que se parecen mucho a un cuervo, pasaban todo el día posados en fila sobre la borda, atados con una cuerda larga por una de sus patas a una argolla clavada en la barca. De cuando en cuando echaban a volar, para lanzarse en picado en busca de un pez y volver con su trofeo a la barca, donde el dueño mediante suaves tirones extraía de sus buches el premio. Escupir y volver a pescar, pescar y volver a escupir, después de todo un día de pesca, el dinero de la venta de los peces conseguido con su esfuerzo, no era para ellas, sino para sus dueños. A ojos de un niño, no había con ellas ningún maltrato, los barqueros se ocupaban de criarlas y las daban de comer hasta que se hartaban, pero ahora, que esta relación se ha establecido entre personas ¡Ni siquiera se toman tantos cuidados!

Para estas miles a las que se deja morir de hambre, no existe luz, no existe calor, no existe esperanza…no hay leyes ni humanidad. Solo técnica, mecanismos y sistemas, aplicados hasta las últimas consecuencias y posibilidades descubiertas en veinte siglos de progreso y ciencia, y contra los que no se opone conciencia, ni solidaridad ni protestas. Forjadas entre golpes de martillo y abrasadas por las chispas que saltan desde las urnas en las que se cuela el metal fundido ¿Por qué este calor no produce llamas? ¿Es que el fuego que pueda liberarlas se ha extinguido?

Da lo mismo, contra la llegada del nuevo día que ya se acerca, no sirve de nada oponer resistencia. Alguien habló de los cuerpos de los obreros enterrados bajo cada traviesa, yo también quería advertir a sus señorías que prestaran atención a las protestas de los espíritus encadenados a los ejes de hilado que giran y giran.

Escrito en Shanghai en 1936.

1En el perímetro donde antiguamente se situaba esta factoría, se sitúa un centro comercial, en la que entre otras marcas, tiene un punto comercial ZARA.

2Esta empresa sigue existiendo, Mitsui es uno de los mayores conglomerados industriales japoneses, su casa madre sigue siendo, como entonces, un banco de inversiones.

Queridos muchachos:

El día 23 de Junio se publico la edición 2015 del informe sobre la opinión global del centro de estudios Pew, que trata sobre China, trata sobre Estados Unidos y ¡Tiene muchas tablas! Ni que decir tiene que eso lo convierte, automáticamente, en plato del gusto de su querido Mister Holmes.

Este estudio, que recoge encuestas realizadas durante el año en países de todo el mundo sobre temas de actualidad global además de una bateria de preguntas base que se repiten de año en año, ya se ha convertido en un clásico para los aficionados a China y seguidores de su auge como superpotencia. Su objetivo es recoger información sobre el equilibrio de fuerzas que influyen a nivel mundial. Lo más evidente de este informe es la admisión explícita de la existencia de dos polos de poder diferenciados: la República Popular China (RPch) y Estados Unidos de América (EUA). A pesar de que la UE sigue siendo la económica más potente por Producto Interior Bruto y que el PIB Chino solo rebasó al japonés en fecha reciente, para la percepción global o para la percepción que tiene el centro de investigación Pew de la percepción global, solo existen dos actores económicos, y quien dice económicos dice todo lo demás, con influencia en todo el mundo: América y China.

Este postulado se comprueba como correcto, ya que de acuerdo a sus respuestas, el mundo se divide en dos: un 50% que piensan que EUA es en la actualidad el líder económico mundial y un 27% que piensa que ese puesto corresponde a China. Mientras que solo un 6% considera que Japón es la economía mundial con mayor influencia, y lo que es más llamativo, un minúsculo 5% responde que el liderazgo es de Europa. Pero aquí estamos para hablar de China, así que no profundizare en esta disgresión entre realidad económica y percepción global, lo que es una manera muy fina de escaquearme de dar una respuesta que desconozco.

Sin embargo, y vamos con China, a pesar de que en el computo global EUA es percibido como la economía líder, es interesante comprobar que una serie de países consideran que China ya ha superado a Estados Unidos y en esta lista se cuentan miembros tan firmemente integrados en el bloque Atlántico como Canadá, Alemania, Reino Unido y Australia. En general en Europa, dentro y fuera de la UE, se tiene la impresión de que la economía china tiene más influencia en el mundo que la americana.

No así en el resto de continentes. Por ejemplo en Asia, donde no solo Estados Unidos es percibido como el líder económico global sin excepción, salvo entre los encuestados chinos. Si no que además en algunos países como Filipinas y Vietnam, la opinión es que incluso la economía japonesa supera o está a la par con la china… Es interesante comparar este dato estadístico con las tensiones geoestratégicas producidas por la fricción de la placa tectónica china contra la placa tectónica japoamericana en el Mar del Sur de China, y que encuentra sus dos puntos de conflicto principal precisamente en Vietnam y Filipinas. Esto plantea la interesante pregunta de si fue primero la gallina o el huevo o ¿Es por ser la zona donde la tensión se materializa la razón por la que la influencia japonesa se hace más visible o es por ser estos los países bajo mayor influencia japonesa por lo que se localiza allí la mayor resistencia al vector China? Sobre el delicado equilibrio y el conflicto subyacente al sorpasso japones, que recuerdo que se ha producido hace relativamente poco, volveremos más adelante.

El parón industrial chino y su aterrizaje, aún no sabemos si suave o de emergencia, están influyendo en la percepción global. Las cifras de este año comparadas con la del 2014 ofrecen el resultado de que en estos 12 últimos meses el numero de personas que consideran que EUA es la superpotencia económica ha crecido. Esto corresponde a una ruptura con el fenómeno apreciado en el inicio de la gran recesión y donde el mundo se volvió en masa hacia China y sus crecimientos anuales del 12% como motor económico Una ruptura que lleva a la recuperación de la confianza en Estados Unidos como pilar de la economía mundial. No en vano, la crisis se percibió como Made in USA y a medida que la economía yanqui vuelve a carburar, se vuelve a un status quo pre-crisis con América en el top of the pops. De si la recuperación es real o un espejismo de papelitos de colores e índices artificialmente inflados, no opino, expertos tienen las ciencias jaja económicas para que los leáis si os soliverara meteros en jardines.

Esto en el corto plazo. Elevándonos sobre el espectáculo del día a día y accionando los controles de la cuarta dimensión.. ¿Considera que China ya ha superado o superara a Estados Unidos como máxima potencia mundial? Nos encontramos que el alma mundi comulga del espíritu del nuevo siglo chino, así un 48% de la población mundial responde afirmativamente a esta pregunta. Su afirmación opuesta -China nunca superara a Estados Unidos- es respondida por un 35% de participantes. De nuevo, los más escépticos respecto a la solidez del pedestal sobre el que se levanta América resultan ser los europeos, pero en este caso también en América Latina, África y Asia se considera probable que en ultima instancia China está destinada a convertirse en la gran potencia global. Incluso el público norteamericano, que responde que así sera en un 46% de los casos, solo dos puntos por debajo de los 48% que consideran que USA nunca dejara su puesto de potencia hegemónica. Por su parte el 67% de los chinos tienen confianza en su destino imperial, la cifra más alta del mundo, pero solo un 1% por encima de los franceses, España por su parte responde afirmativamente en un 60% a si China ya ha superado o superará a América.

BoP-Report-17 (1)

BoP-Report-16

De nuevo lo más llamativo nos viene desde Vietnam y Filipinas, no son los únicos, ya que tampoco en Brasil, Ghana o Indonesia creen que China pueda superar a Estados Unidos, pero las cifras de los que creen o esperan que no lo haga en estos dos países son las más altas del mundo: 67% y 65% respectivamente, a los que se une, sorpresa, sorpresa, Japón en el tridente de los no creyentes. Un abrumador 77% de los japoneses consideran que China NUNCA superara a EEUU. El shock provocado por su desplazamiento de la cúspide asiática no está siendo fácil de digerir en el archipiélago nipón.

Remarquemos que la edad influye en la percepción de una China uber alles, a menor edad, mayor posibilidades de dar como valida esta posibilidad. Pongamos un caso, España, donde frente al 54% de encuestados de mas de 50 años que creen que China superara a EEUU, el número de menores de 29 que lo cree aumenta hasta un 64%. Caso chovinista, pero arquetípico, o más bien, en la media, el número varía entre estas franjas de edad en hasta un 19% en Brasil o Canadá

¿Que es la libertad? Es la pregunta a la respuesta a la pregunta ¿Respeta China los derechos individuales de sus ciudadanos? Mientras que una mayoría absoluta de ciudadanos de los países del primer mundo responden rotundamente NO, en países como Rusia, Kenya, Indonesia, Chile, Venezuela, Líbano et al la respuesta es por el contrario positiva. Digamos que en diferentes partes del mundo la percepción sobre el respeto de los derechos universales del hombre en la República Popular China difiere, y aunque la imagen sea globalmente negativa en este sentido, las cifras seguramente os sorprenderán -dado que un 88% de los españoles responde negativamente- un 45% consideran que NO, pero un 34% responden que SÍ, lo que refleja hasta que punto es cambiante la percepción global sobre los derechos humanos. Más aún si consideramos que esta misma pregunta fue respondida con un NO en 40% de los casos y con un SÍ en un 36% hace solo un año. Sí, los chinos fueron casi libres y sus derecho casi se respetaron en 2014.

BoP-Report-09

Por si os lo preguntáis, este ítem de la encuesta no formaba parte del cuestionario al que respondieron los encuestados chinos. Que cada cual haga sus cábalas

Para cualquiera con órganos sensoriales funcionales es palpable que la imagen de China en España es negativa, podríamos incluso proponer una campaña de superación de la división entre las dos Españas en torno a un lema -China es culpable- que podría ser lo único capaz de unir en arrobada comunión a los rojos más quemacuras con los derechistas más facciosos de nuestra querida piel de toro.

En esto España no es diferente, dentro de la Unión Europea nos unimos a Alemania, Italia y Polonia en esta percepción negativa de la influencia china, pero en contra de los que nos gusta pensar, esta postura es minoritaria si computamos los resultados globales, el 55% del total de los encuestados urbi et orbe mantienen una opinión favorable de China y la UE es la única zona geográfica junto con Norteamérica donde China provoca una respuesta negativa. En África un 70%, en Asia y América Latina un 57% y en Oriente Medio el 52% respondieron que su imagen de la República Popular China es buena.

BoP-Report-14

De nuevo la edad es un factor importante y que juega a favor de China. En países donde se tiene una opinión desfavorable de la RPCh en cifras totales, si solo miramos las respuestas entre los encuestados de entre 18 y 29 años esta se convierte en positiva, es el caso de España (55% favorable), Brasil, ¡Incluso en los propios EEUU!. Por su parte, la misma tendencia se da entre los chinos con relación a Estados Unidos, los de mayor edad aún recuerdan sus conflictos con el gigante americano, mientras que los jóvenes, tienen una opinión mayoritariamente favorable.

¿Cuales son los países que mejor imagen tienen de China? Rusia y Pakistán con un 79% y un 82% respectivamente. Pakistán siempre ha sido un aliado de China en sus conflictos con India y por ser China la que siempre ha respaldado un régimen, al llego a proporcionar material tecnología nuclear, aislado en el concierto de naciones. Mientras que con Rusia acaba de estrenar, con gran fasto, pompa y tanques, eje militar, económico y político

Incluso países asiáticos con los que China ha tenido conflictos territoriales mantienen una opinión favorable, caso de la India o Filipinas. Pero es en dos naciones asiáticas donde China tiene peor imagen: Vietnam y Japón

Que Vietnam sienta recelos de su vecino del norte no es de extrañar, fue invadido por China en 1976, las inferencias en su política interna han sido constantes y los vietnamitas aún recuerdan que el expansionismo chino siempre fijó su objetivo en Indochina, así un 78% de los encuestados responden en este país que su opinión de China es desfavorable. Por otra parte las recientes disputas, que parecen in crescendo, en el Mar del Sur de China no ayudan a moderar esta desconfianza.

Pero que en el mayor socio comercial chino, Japón, que nunca ha sufrido una invasión del mandato del cielo (descontando mongoladas) y cuyo único punto de conflicto territorial con China son unas rocas deshabitadas, que a pesar de lo que se dice, tienen pocas posibilidades de contener recurso natural explotable alguno, el ¡89%! de los encuestados digan tener una opinión desfavorable de China es, cuanto menos, raro. Más cuando solo un 46% consideren que la defensa de las citadas Senkaku debe ponerse por encima de los intereses comerciales y del desarrollo de vínculos económicos con el vecino continental (frente al 45% que opina lo contrario), demostrando, en mi opinión, lo mucho de postureo que tienen los tambores de guerra en torno a este casi archipiélago que a nadie le importa un bledo. He avanzado una serie de razones, a la que añadiré que los japoneses, no soportan que los chinos, como los coreanos, les recuerden sus delitos y faltas durante la primera mitad del siglo pasado, y por supuesto, nunca cae bien comprobar que a los que en el pasado miramos por encima del hombro, les ha llegado el momento de hacer lo propio. Sobre esto no hace falta extenderse mucho, España, es este aspecto, es un caso de estudio.

Doy por cerrado el apartado China-Japón en esta entrada, pero podría volver sobre él en el futuro, por ser un tema con mucha tela que cortar.

Podría conjeturarse de la mayoritaria opinión favorable que despierta China en el continente asiático, que se acepta plácidamente y sin recelos el nacimiento de una nueva potencia global en extremo oriente. No es del todo así, y la mayoría de los países de la zona, dan la bienvenida a una mayor presencia militar americana en Asia-Pacifico, una muestra de practicidad que nos puede chocar a los quijotescos hidalgos de la tierra del blanco o negro, pero que cuadra con el temperamento asiático. Las naciones históricamente aliadas de EEUU, dan por valida la aserción de que, en caso de conflicto militar con China, podrán contar para su defensa con el tío Sam. Mi opinión: esta posibilidad de choque entre una fuerza irresistible y una masa inamovible, lejos de ser el germen del conflicto del fin del mundo del que a veces se habla cuando se quieren vender periódicos o generar clicks (y que se esta aprovechando políticamente por todos los actores implicados), puede considerarse la garantía principal para la estabilidad de la zona.

BoP-Report-04

BoP-Report-01

Suficiente, corto y cierro.

Podéis consultar el reporte completo, en inglis pitinglis en este enlace:
http://www.pewglobal.org/files/2015/06/Balance-of-Power-Report-FINAL-June-23-20151.pdf

Y si habeis llegado hasta aquí, solo me queda decir ¡Gracias por leerme!

¡Hambre! ¡Humillaciones! ¡Horror! Arrancadas del famélico pecho de sus madres, arrojadas al metálico vientre de la bestia que se alimenta de carne ¡Humana! Es la naturaleza del lobo, del jefe al que el populacho llama cuerda, que arrastra tras si el ¡Holocausto! que ofrecerá a las chimeneas humeantes a cambio de vil metal…

¿Qué espera a nuestras niñas detrás de la puerta oxidada?

Lo hemos de descubrir en esta tercera entrega de Las que tienen que servir, tal fue narrado por Xia Yan y tal acertó a traducir su querido Mister Holmes.

Las que tienen que servir /3

Las cinco de la mañana en punto, la primera llamada a las obreras ya suena con violencia, las puertas del edificio de ladrillo rojo cubierto por techo de lata se abren, la manada de esclavas desposeídas -incluso de cadenas- entran como pollos en un corral, empujándose sin orden. Cada cual con su cartilla de identificación en la mano, hablando poco y con desgana. Pasada la puerta, la corriente humana se divide, primer grupo a la izquierda, segundo, tercer, quinto y sexto grupo a la derecha1. Antes de haber recorrido cien pasos, se unen al río de las trabajadoras no contratadas, a jornal, o externas, que trabajan con ellas en la fábrica y que también están entrando ahora. Pero aunque fluyan en la misma dirección, la división entre ellas es evidente en la ropa, que las trabajadoras a jornal llevan, más o menos, un poco más cuidada, lo normal entre estas es vestir un qipao y unas zapatillas de goma, amarillas o azules, y a las de dieciocho o diecinueve años, les gusta arreglarse con un poco de maquillaje para parecer más blancas, incluso hay la que se adorna con un ondulado de peluquería.

Ninguno de estos lujos son para las trabajadoras contratadas, que visten sin excepción ropas escuetas, gastadas y sin forma, arriba una camisa sucia de desvaído color verdoso pantano, o verdoso hoja de loto, abajo visten falda de color verdoso sauce o negro apagado, pelo largo, recogido en coletas, zapatos viejirrotos de tela basta y pies vendados según la antigua costumbre2 que impide que estos se desarrollen con normalidad, dotan a todo el conjunto de un aire trastabillante a la ida y vuelta de la fábrica.

Fuera del trabajo las dos clases raramente se mezclan entre si: pueblerinas, carentes de educación, cerebros de barro rellenos de estiércol y paja y acentos que las demás no tienen manera de entender; exceso de arrogancia, desprecio inmerecido por las otras y prejuicios inconscientes de las ciudadanas, son las razones que impiden que se desarrolle alguna cercanía entre ellas -Somos más libres que vosotras, tenemos más derechos- esto es lo que piensan algunas… aunque la libertad siempre vaya de la mano del hambre y esos derechos -a cambiar de trabajo, a pedir mejor sueldo-, nunca hayan sido usados.

El monstruo de ladrillo rojo abre la boca para recibir su alimento diario, los guardias hindus3 que vigilan las puertas de metal inspeccionan los documentos que acreditan que a la que se recibe es mano de obra certificada. A las chicas contratadas les basta con enseñar una cartilla de identificación impresa, las trabajadoras externas deben añadir a esta cartilla un permiso de trabajo con fotografía. El uso del permiso de trabajo es un requisito impuesto tras el incidente -que recibió el nombre de rojo– de hace una década, cuando todas las fábricas de tejidos de Shanghai se pusieron en huelga. Esta medida de seguridad es única de las factorías japonesas. Tanto en los telares chinos como en los ingleses es normal que los familiares de los trabajadores les sustituyan usando su cartilla de identificación cuando estos deben ausentarse, ya sea para estudiar o para cerrar algún negocio y en el interior de la fabrica no es raro ver a los hijos, de cinco o seis años, trabajando junto a los padres, aunque por supuesto estos “becarios” no reciben ningún salario.

Telares produciendo rollo tras rollo de tejido, lineas de producción que tejen y tejen medias, incesantes al servicio de la felicidad satinada y confortable del consumidor, pero -¿Y el proceso?- Convertir el algodón en dinero, no tiene nada de feliz, ni de satinado, ni de confortable. Ruido, polvo y humedad, estos son los tres compañeros y las tres amenazas de las trabajadoras.

Los pasajeros del tranvía, a su paso por Yang Shupu pueden escuchar a su izquierda y derecha, procedentes de las fábricas textiles, una especie de shashashasha como de lluvia cayendo sin parar, mezclado con un longlonglong que recuerda al sonido de un trueno, según nos acercamos la violencia del sonido crece y crece ¿Llegara a parar?… No, seguirá atontando, entumeciendo sus tímpanos, el ladrido de los motores, el golpeo de las cintas sobre el algodón, el ruido del giro de los ejes, el rechinar de las ruedas dentadas, empujándose unas a otras… Sonidos chirriantes, martilleantes, rechinantes, perforantes forman un magma igigcrucruchukluduble que parece como que extrae todo el aire del interior de la nave, que absorbe todo el espacio haciéndola más y más pequeña y aplastando a sus ocupantes contra el suelo.

Las capataces y las encargadas, cuando quieren dar sus ordenes a las trabajadoras, no usan palabras ni gestos, solo el sonido de los silbatos que sujetan en la boca es capaz de romper el velo de ruidos nerviosos que cubre a las que trabajan entre las máquinas

301

El polvo. Entre la limpieza y tejido del material se provoca el vuelo de incontables partículas y fibras de algodón, las chicas que barren el suelo lo hacen con escobas que, cubiertas por trocitos de algodón, acaban pareciendo fregonas. Las que andan entre los callejones -así se llama el espacio entre las lineas de máquinas de hilado- lo hacen como en una fina nevada que vuelve a cubrir el suelo nada más acaban de barrer. En la zona de apertura, ablandado, limpieza y cardado de los fardos de material… el trabajo aquí consiste en la apertura a mano de las grandes balas de algodón, en despojarlas de toda la materia no aprovechable y en esponjarlas a golpes. En las fábricas japonesas a este tipo de labor se destina casi exclusivamente a las señoritas contratadas, porque estas son las únicas obedientes, las únicas que hacen un trabajo que todas las demás se niegan a hacer. Aquí da igual la ropa que vistan, que en un momento acabara teñida de color blanco sucio. Los demonios del algodón, amantes de atormentar a los humanos, juegan a meterse en todos los agujeros, no respetan ni nariz, ni orejas, ni boca, ni ojos; cubren las pestañas, las cejas y el pelo de las que se atreven a entrar en su reino. Lo normal entre las chicas dedicadas a esta labor es no tener buen aspecto y los expertos dicen que la razón es que por cada semana de trabajo, se calcula que se acumula en los pulmones algo más de un gramo de este polvo textil.

La humedad, el último de los tres tormentos de las trabajadoras, amenaza especialmente de aquellas que trabajando en la zona de estirado y tejido de la tela, pasan todo el día entre paredes cubiertas por moho amarillo y una atmósfera saturada de vapor de agua. De acuerdo a las características del material, en el que grado de humedad es directamente proporcional a capacidad tensil, o por decirlo sencillamente: cuanta más humedo el hilo se rompe con menos facilidad, en cada uno de los trenes de hilado se instala un vaporizador y sobre las cabezas de las máquinas tejedoras se equipa una boca que expulsa sin pausa una niebla que lo cubre todo. Si estiramos el brazo no vemos nuestros propios dedos, incluso si tenemos a alguien enfrente ¡Tampoco lo podremos ver! Cualquier arañazo, herida, incluso una picadura de mosquito se ulcera con facilidad. Como es trabajar aquí en pleno verano, cuando la temperatura alcanza en el interior los 45 grados, no es fácil de imaginar para los que no hemos tenido que hacerlo.

Nos habremos hecho una idea del desgaste sufrido por cualquier mecanismo de carne y hueso obligado a trabajar bajo estas condiciones, especialmente en el turno de noche, en el que a estas amenazas artificiales para el correcto funcionamiento se le une la natural del sueño. Por supuesto, ni el cansancio ni la somnolencia tienen cabida en la fábrica moderna, y son evitadas por la vigilancia feroz y la pronta represalia sobre la que, por falta de concentración o esfuerzo, permita la rotura de una pieza de tela, coloque incorrectamente los carretes de hilo o sencillamente permita una acumulación de material en su puesto. Hay que decir que en estos últimos años, las palizas han ido reduciéndose gradualmente, pero este avance solo ha beneficiado a las trabajadoras externas, ya que estas pueden devolver golpe por golpe el castigo que sufren dentro de la fabrica en el exterior de ella, con la ayuda de unos amigos y familia siempre dispuestos a corregir los excesos de carácter de sus superiores. Pero las chicas contratadas carecen de amigos, o de ayuda, y cualquiera puede abusar de ellas, cualquiera puede maltratar a este escalafón de lo más bajo entre lo bajo, y estas se convierten en el objetivo del genio y las amenazas y los golpes de los capataces y de las jefas.

En la fábrica para penalizar la indolencia entre las trabajadoras, se cuenta con estos tres tipos de medidas: castigo físico, multa o despido temporal. Para los dueños de las trabajadoras contratadas los dos últimos tipos de castigo resultan en una merma de sus ganancias, cada multa repercute en sus beneficios y el despido temporal no solo supone el cese de ingresos, sino la carga de seguir alimentando -un cuenco de arroz por comida, tres comidas al día- a la parada. Ni que decir tiene, los jefes de cuerdas de trabajadoras contratadas prefieren que se aplique entre sus chicas el primero de los métodos de castigo, la paliza. Cuando visitan al director de la fabrica en las fiestas de fin de año, tras la entrega de regalos, los cuerdas piden muy educadamente que esto se tenga en cuenta.

-Por favor, hágase cargo de mi situación, si mis chicas se portan mal, péguelas, si las tiene que matar a golpes, mátelas, pero hágame este favor, no las multe, y por lo que más quiera, ¡No me las deje sin trabajar!-

0302

Si hay que matarlas a golpes, mátalas. Bajo estas circunstancias, las muchachas reciben palizas un día sí y otro no. En cierta ocasión, una de las contratadas a la que las reprimendas no habían conseguido remediar de su reiterada falta de esfuerzo, estaba siendo golpeada por los capataces… En aquel momento quiso la fortuna que una señorita de ultramar, familia del dueño japonés de la fábrica, se encontrara de paseo en la factoría y sorprendida por la saña con la que se golpeaba a la pobre chica, afeo la brutal conducta de la jefa de planta. Quien sabe si aquel tipo de castigo tan poco civilizado la disgustara, quien sabe si quería educar a sus subordinadas en métodos punitivos apropiados, acercándose en persona hasta la pobre tirada en el suelo, puso su mano en la oreja de esta y de un tirón la obligó a arrastrarse hasta la toma de agua más cercana y la hizo quedarse en pie, cara a la pared. La jefa las seguía obedientemente y rauda comprendió que es lo que se esperaba de ella, agarrando una de las tapas del hidrante que estaba abandonada en el suelo.

-Esta señorita no se comporta nada bien ¡Que vaga!- Declamó la japonesa entre carcajadas. A lo que la jefa respondió, con tono y porte de institutriz aprendidos con objeto de complacer a su ama -Sostener esta tapa sobre su cabeza la enseñara que no se debe remolonear en la labor-

Este castigo, adecuado en una fábrica civilizada, puede alargarse durante más de dos horas, en las que no se permite ningún movimiento, y que son restadas del salario diario, si esta reducción de los ingresos es castigada por su jefe con una nueva paliza, eso es asunto de cada cual…

¡Oh cruel Edipo de metal! Mecánico mecanismo obsesionado por destruir la semilla que te ha engendrado, así esclavizas a las débiles y a las desesperadas.

Dulces corderitas como pompones de algodón ¿Podréis dormir al fin? ¿Seguiréis trabajando en sueños, turbina tras turbina tras turbina os turbarán aún en brazos de Morfeo?

De todo lo que las depara su destino daremos cuenta en el próximo, y último, capítulo de Las que tienen que servir, el desenlace que no se querrán perder del folletín que sus amigas se arrepentirán de haberse perdido.

¡Les esperamos!

1Si, no hay cuarto grupo, el cuatro es un numero de mal augurio para los chinos ya que en su idioma cuatro si4 suena muy parecido a muerte si3.

2El vendaje de los pies, para conseguir lo que se llamaba pies de loto, fue una costumbre que se llevo a cabo entre familias campesinas hasta el siglo XX, dicha modificación corporal por un lado aumentaba el valor, como objeto de casamiento, de la niña y por otro era un vestigio de unos días de cierta prosperidad hace mucho tiempo pasados.

3En el Shanghai colonial, y supongo que por influencia inglesa, era de buen tono contar con hindúes como guardias de seguridad en la entrada de fabricas y otros edificios, su fiera estampa tocada con turbante y barba dejaron una profunda impronta en el imaginario shanghaines.

Hace unas semanas, mientras en Xipanya ejercíais vuestros simbólicos derechos a elegir alcaldesas y futuros sujetos de pactos entre ladrones y saltimbanquis, nosotros decidimos visitar una de las zonas turísticas digamos, oficiales, cercanas a Shanghai: el barrio viejo de Qibao (no confundir con qipao, la elegantosa prenda china tradicional)

Para llegar a Qibao hay que coger unos cuantos metros hasta donde Crom perdió el mechero; es un sitio que está lejos de todo y cerca del aeropuerto, y en ello reside parte de su encanto (la otra parte, en teoría, corresponde a sus pintorescos canales y casitas con tejados retorcidos estilo Ming) No esperéis encontraros de golpe con un encantador pueblecillo en cuanto salgáis del metro, dad un pequeño rodeo por las calles comerciales cercanas y ahí lo tenéis.


IMG_20150523_13155920150523_163937

Si estáis esperando algo radicalmente diferente a Hangzhou, el área de hutongs de Beijing o cualquier otra zona oficialmente turística en China, probablemente os llevéis una decepción. En  muchos aspectos, son todas exactamente iguales, pero aun así, es divertido echarles un vistazo y Qibao no es una excepción.

Como muchas de sus primas hermanas, ofrece lo que todo turista pueda desear: una Auténtica Cornucopia de souvenirs, monumentos, actividades más o menos asquibles y fritanga, aderezada con una enorme multitud.

Como veis, compañía no nos faltaba. Estaba literalmente atestado de gente pasando la tarde, muchas familias y muchísimos señores mayores en grupo, disfrutando del Lao Qibao y sacando fotos con el móvil de todo lo que se movía, incluídos nosotros.

IMG_20150523_132041IMG_20150523_141939IMG_20150523_160613IMG_20150523_132652IMG_20150523_154319

Entre otros  lugares de interés, podéis visitar un templo de hormigón no demasiado vistoso (si tenéis suerte, a lo mejor pilláis a los monjes en plena oración, con sus  hipnóticos cantos paganos), una estatua de Buda de sospechoso parecido a Jabba el Hutt, un pequeño museo dedicado a la caligrafía, o mi favorito, La Casa del Grillo, con una exposición de útiles dedicados a la lucha, mantenimiento y caza de estas pequeñas bestezuelas, y unos cuantos ejemplares,  sorprendentemente grandes (y presumo, belicosos) conservados en formol. Hulk Hogans de la lucha de grillos, por llamarlo de alguna manera.

IMG_20150523_151536IMG_20150523_151530IMG_20150523_151407 IMG_20150523_150636 20150523_161255 20150523_161447 20150523_161406

Entre monumento y monumento, podéis dar una vuelta en barco por los canales que rodean el barrio, tirar con un arco tradicional por un módico precio, pintar una figurita de escayola con un montón de niños, haceros una piscipedicura con peces garra rufa (esto lo recomiendo especialmente, si no tenéis demasiadas cosquillas) o conseguir alguno de los muchos souvenirs y quincalla que se venden en distintos puestos y tenderetes: un bonito qipao, una taza revolucionaria, algún libro antiguo, un buda gigantesco, una diadema FEMEN Infantil…

IMG_20150523_133624IMG_20150523_134314IMG_20150523_14282120150523_170746IMG_20150523_132611
IMG_20150523_132934IMG_20150523_144737IMG_20150523_132636IMG_20150523_14411920150523_162952

También había unos cuantos puestos de artesanos, como este señor que construía lo que parecía ser un cubo de enormes proporciones o quizás un pequeño apartamento de soltero.

IMG_20150523_144609

Este puesto, que prometía ilustraciones ochenteras con una disparatada cantidad de dimensiones, nos llamó especialmente la atención. Obviamente, justo al lado otro laopan ofrecía básicamente lo mismo con un número de dimensiones todavía mayor, y es que a los chinos a ostentosos no les gana nadie.

20150523_162503 20150523_162210

Y es que aquí, muchas veces los números no tienen un significado literal, por ejemplo, si pides unos Tallarines con Siete tesoros, probablemente sólo te encuentres cuatro o cinco, y eso no quiere decir que te estén estafando, sino que la cifra es más bien simbólica, o poética. Siete viene a querer decir “unos cuantos” o “bastantes”, y de la misma manera 10.000, por ejemplo, quiere decir muchísimos, así que si visitais Tiannamen, no podéis tomaros por lo literal la pancarta que dice “República Popular China, 10.000 años”, como si fuese la fecha de caducidad de un yogur, porque lo que viene a decir es que si esperáis el final del comunismo en el País del Centro, es mejor que lo hagáis cómodamente sentados, porque la cosa va para largo.

De todas formas, el principal atractivo de Qibao no es la Casa del Grillo ni las sandalias tradicionales. Aquí a lo que viene la gente es a ponerse como el tenazas en los restaurantes e innumerables puestecillos de comida callejera que abarrotan las calles. No es que yo sea muy viajada, pero no he visto nunca disfrutar tanto a la gente comiendo como aquí, con la posible excepción de mi patria chica, el Planeta Axturies. En Qibao vimos a gente con las manos literalmente llenas de comida (cuatro pinchitos en una mano, y un merengue y un helado en la otra, por ejemplo) y expresión  de auténtica y extática felicidad (dónde meten todo esto que tragan es otro de los muchos misterios que ofrece el Zhong Quo, y que espero algún día me sean revelados).

 

IMG_20150523_141039 IMG_20150523_152348_HDR IMG_20150523_140807 IMG_20150523_160549 IMG_20150523_160613 IMG_20150523_155925 IMG_20150523_160036 IMG_20150523_160127 20150523_162723 20150523_160926 20150523_160857

Y es que el País del Centro, en lo que a gastronomía se refiere, no tiene competencia alguna, y la comida basura no es una excepción, como veréis en las fotos.

Además de los pinchitos de prácticamente cualquier cosa,  encontramos una enorme cantidad de cosas fritas y empanadas (desde cangrejos y gambas a deliciosos pasteles de nabo rallado) ; tofu de todas las clases y variedades (incluyendo el infame tofu apestoso, tan apreciado en estos lares); merengues de durian; pastelitos de pasta de arroz y judía roja rebozados en polvo de cacahuete; galletas de frutos secos; rollitos de verduras envueltos en piel de tofu, crepes y panecillos de carne y verduras; huevos de codorniz asados en costra de sal; pollo deshuesado cocinado en cápsulas de arcilla; codornices, codillo y manos de cerdo asadas, dim-sums y empanadillas de toda clase, maíz hervido, espirales de patata frita pinchadas en un palo, brotes tiernos de bambú, zumos de sandia y coco recién hechos, fruta bañada en caramelo, melones pequeñitos con forma de Buda… Mal sitio este para estar a dieta, amigos míos.

IMG_20150523_140901 IMG_20150523_133906 IMG_20150523_132846 IMG_20150523_140728 IMG_20150523_141106 IMG_20150523_140914 IMG_20150523_141429 IMG_20150523_133933 IMG_20150523_141824 IMG_20150523_135438 IMG_20150523_133904 IMG_20150523_142052 IMG_20150523_133346 IMG_20150523_133452 IMG_20150523_141721 IMG_20150523_142137 IMG_20150523_160412 IMG_20150523_141557 IMG_20150523_160339 IMG_20150523_133303 IMG_20150523_153233 IMG_20150523_160114 IMG_20150523_142141 IMG_20150523_160415 IMG_20150523_160137 IMG_20150523_133352 IMG_20150523_160030 IMG_20150523_160007 IMG_20150523_160321 IMG_20150523_132326 IMG_20150523_142021 IMG_20150523_141115 IMG_20150523_141536 IMG_20150523_132445 IMG_20150523_132227 IMG_20150523_140747 IMG_20150523_131955 IMG_20150523_132452 IMG_20150523_140537 IMG_20150523_141330

Después de picar algo y dar una vuelta por la zona oficial, descubrimos a un par de calles lo que probablemente fuese lo más interesante de la visita;  un área algo apartada que parecía ser una especie de barrio rojo. En teoría, la prostitución es totalmente ilegal en China y es raro que se ofrezca de forma explícita, como aquí ocurría, con sus dormitorios iluminados con bombillas rojas, aunque hay miles de salones de masajes que indican que oferta no falta, ni probablemente demanda (no tenemos fotos de esta zona, como reporteros aficionados que somos, cedemos elegantemente este tipo de material controvertido a los profesionales del periodismo que aquí trabajan)

También nos tropezamos con una campaña de protesta organizada por algunos vecinos, denunciando la especulación urbanística con las casas de la zona (¿os suena, xipanyoles?). Las pancartas dicen, entre otras cosas:

“Ésta sigue siendo nuestra tierra, éste sigue siendo nuestro país, gobernad según las leyes y que las leyes lleguen a todas partes”

“¿Dónde está la preocupación de nuetros gobernantes por los ciudadanos?”

“Sin dinero no hay demolición (sin dinero no nos movemos) 10 años reclamando nuestros derechos, 10 años de mentiras y corrupción”

“El tigre nos quiere fuera de aquí, la cartera del tigre reclama sus sobres”

Ésta última espero verla adaptada en la próxima manifestación de la PAH en mi país de origen, aunque lo nuestro mas que los tigres sean los buitres del Monfragüe.

 

20150523_163419 20150523_163416 20150523_163320

Lo cierto es que en medio de aquel caos, había efectivamente varias promociones de viviendas de lujo vacías esperando comprador. Como veis en esta foto, el encargado no estaba sufriendo un ataque de stress precisamente. En todas partes cuecen habas, y parece que Qibao no es una excepción.

IMG_20150523_152056

Y aquí acabamos por hoy. Hasta otra!

IMG_20150523_155949

En el anterior capitulo dejamos a nuestras niñas en cruel intersección, en manos de malvado villano sicario de C.A.P.I.T.A.L. Sociedad Limitada, volvemos a la historia que las ha traído, desde el hogar devastado hasta factoría textil en la que han de descubrir que la gran ciudad, oh ramera inmoral, no es como se la han pintado. ¿Resuena este folletín en su corazón arrasado por promesas de prosperidad y de puestos destacados?

Y sin más preámbulo pasamos a la segunda parte de este serial que esperamos les esté agradando.

Las que tienen que servir (II)

Traducción de Míster Holmes, del original 包身工 de Xia Yan.

Justo pasadas las cuatro y media de la madrugada, cuando la escasa luz no arroja sombras y la última estrella aún no se ha apagado, los callejones entre los edificios residenciales de estilo de ultramar que alojan a nuestras señoritas invitadas desde el agro, ya están llenos. Recibidas por esa brisa fresca y cargada de un poco de humedad con la que tan habitualmente el cielo bendice a los habitantes de la ciudad levantada entre canales y aguas estancadas, se arremolinan alrededor de los grifos allí instalados, se gritan entre ellas, se lanzan agua unas a otras y se intentan quitar las fibras de algodón que forman nudos en su pelo entre tirones de peine desdentado. Mientras el jefe o alguno de sus capataces las vigila, apoyado indolente a un lado de la puerta y sujetando un fajo que contiene los documentos de identificación de sus trabajadoras, dándose aires de taquillero de estación ferroviaria situada en un país de fabula solo poblado por niñas.

En el interior del edificio tras limpieza general consistente en colgar de las paredes las esteras que sirven como colchón a sus moradoras, todo esta dispuesto para el desayuno. Mise en place de unas decenas de cuencos y un puñado de palillos distribuidos rodeando desenfadadamente una gran olla llena de unas –ligerísimas– gachas de arroz. La ración establecida es de tazón por trabajadora, de lo que por las mañanas y noches son gachas y al mediodía arroz digamos que blanco, refrigerio este último que se reparte en la fabrica para más comodidad de las niñas. De receta en absoluto vulgar, las gachas se componen de una pizca de granos de arroz, un puñadito del socarrado que se pega a la olla y un toque de poupurrí de trozos de arroz roto y otros ingredientes secos, que se complementan con generosa ración de esos restos de tofu que allá en el pueblo se usan para alimentar a los cerdos. ¿Añadir a la receta verduras? En estos ambientes se consideraría verdaderamente extravagante, pero se conoce que entre los jefes de la especie benevolente, estos gustan de recorrer los mercados para encontrar las hojas de remolacha, zanahoria y apio más en flor, que sumergidas en una delicada salmuera habrán de servir de delicatessen para sus empleadas.

El salón comedor solo cuenta con dos bancos para sentarse, pero aunque contara con más, las dependencias son obviamente insuficientes para recibir a las treinta comensales que justo en este momento entran en enjambre, haciéndose con un cuenco y que tras catar el manjar con desparpajo lamiendo los pegotes del mismo que han rebosado desde la olla sobre la mesa, presentan su tazón, que comen en cuclillas o de pie aquí y allá. Algunos días, como el cumpleaños de la jefa o el jefe o el día de paga, la ración puede ser más abundante, otros días las que entran tarde en el comedor por ser su turno de limpiar las habitaciones o vaciar las letrinas, se encuentran con una olla vacía. Sus quejas mueven a la jefa a rascar cualquier resto que se pueda haber quedado pegado en la olla y tras añadir algo de agua fría y mezclarlo todo, vuelve a colocar enfadada la olla frente a estas herramientas baratas, cuyo mantenimiento considera que no debería ser tan oneroso.

lqs201

-¿Otra vez haraganeando? Cuando acabe contigo vas a tener motivos de veras para no levantarte ¡Así aprenderás!

Tras la gran huelga1 y la aparición de movimientos que dicen defender lo que ellos llaman los derechos de los trabajadores, los propietarios han descubierto súbitamente una nueva consideración por las necesidades de esta maquinaria barata de manufactura china. Según se dice, el cambio obedece a razones puramente empresariales, al fin y al cabo el material con la que están construidas es débil carne y hueso, por lo que si son sometidas al estimulo de las mayores privaciones, han de responder descubriendo en si mismas una capacidad productiva que nunca hubieran sospechado poseer.

Pero a veces se da que alguna de estas tontas topan con alguna de esas ideas raras que se han puesto de moda, y la influencia de estas ideologías, hace que ni siquiera matándolas de hambre se les puede obligar a trabajar. Por si fuera poco, en los últimos tiempos los obreros han empezado a cada vez en mayor numero abandonar la fábrica Las razones, sean cuales sean, son desconocidas para los propietarios, maldita la falta que hace perder el tiempo en estas averiguaciones. Cierto experto con gran experiencia, sostiene que es imperativa la mejora de las condiciones de trabajo, que el uso de la fuerza no puede acabar con las demandas de este movimiento que llaman del 30 de Mayo, y que si estas demandas fueran atendidas no sería necesario recurrir a la amenaza de la fuerza para mantener el orden.

¿Veredicto?

– No, de ninguna manera, aplicar estas ideas ridículas, ese benevolentismo (así han bautizado a esta teoría) a todas luces excesivo, no, no y no- La solución es seguir trayendo, a cada vez mas, de esas crías del campo, a esas trabajadoras contratadas, para sustituir a esos trabajadores por jornada tan preocupados por sus derechos.

En primer lugar, las crías pertenecen a sus cuerdas. Por un periodo -estipulado por contrato legal- de tres años liberadas de la libertad de “hacer” o “no hacer”. Y como cada día de su trabajo supone el usufructo de su jefe, en caso de enfermedad o indisposición, se puede contar con un adulto responsable que utilizará todos los medios para persuadirlas de la necesidad de mano de obra de la fábrica, ya sea con patadas o a palos.

Tomemos el ejemplo de esa (que es aplicable a otra cualquiera)… Una mañana especialmente fría, asustada por el intenso frío y por la mordedura del viento gélido que soplaba fuera, se arrastró hasta una de las esquinas de la habitación, se hizo un ovillo y ahí se quedó escondida. Al darse cuenta que la encargada de la olla no estaba en su puesto, y al responder sus compañeras de cuarto -Esta mañana de verdad que está muy mala- fue mandado el capataz a ver que pasaba. Los capataces son, si no familiares del jefe, matones y macarras locales de cierta reputación, ángeles exterminadores de barriada con potestad sobre la vida y la muerte de sus habitantes. En seguida se oyeron los quejidos de la cría, que haciendo gestos, intentaba comunicar que aquella mañana no tenía fuerzas e imploraba comprensión hacia la silueta del némesis que se recortaba en la puerta.

-Así que fingiendo estar enferma, aquí te traigo tu medicina-

Y la agarró del pelo tirando para levantarla, ante su negativa de pataleos y arañazos, recurrió a una patada, y luego, como marca la costumbre, a otra y otra…Pero la paliza se vio rápidamente detenida ¡Entre los gritos de dolor del macarra! Que se quejaba del daño que se había hecho pateando aquel saco de huesos puntiagudos, la resistencia fue finalmente sofocada cuando con mano ágil procedió a coger un cubo de agua que otra llevaba y lanzó su contenido sobre la cabeza de la enferma. El frío de invierno, la sensación del agua helada y la amenaza de otro remojón fue más de lo que podía soportar y se incorporó, recibida por una jefa que se reía enseñando mucho los dientes.

– Vaya con la enfermita, un poco de agua fría ha bastado para curarla.

Y este es un ejemplo como otro cualquiera.

lqs202 Segundo, están recién traídas del pueblo, la mayoría procedentes en origen de andurriales sobre los que los jefes ejercen un control casi total, al menos en lo que a la entrada y salida de información se refiere. Rodeadas por muros y carteles -zona de trabajo, prohibido el paso- estas señoritas de provincias quedan aisladas del mundo de ahí fuera, lo que ofrece solidas ventajas competitivas en la gestión de estos recursos casi humanos. De este modo, a las cinco de la mañana, con puntualidad británica se ve aparecer a la puerta de la factoría a estas cuerdas de trabajadoras, entregadas en mano por el propio jefe o alguno de sus capataces, de la misma manera son recogidas al toque de silbato de las seis de la tarde. Los resultados de esta estricta observancia de los procesos de higiene y esterilización en la manipulación de la mano de obra enlatada son evidentes, asepticamente protegidas del resto de trabajadoras y de las bocas siempre sucias de las vecinas, libres de toda influencia perniciosa o idea descarriante que pudiera producir fermentación o infección bacteriana del producto.

Finalmente y despues de todo son mano de obra barata. Traídas a la fabrica por su jefe son bautizadas con el nombre de aprendiz, significando su periodo transitorio en el que seran observadas y juzgadas deux ex machina, catalogada su valía productiva y confirmadas en el nombre de peón aquellas que se adapten a los procesos conformantes de la moderna producción en serie, a la Ford, convertidas ellas mismas de materia bruta a producto manufacturado.

A las primeras se les paga por sus jornadas de trabajo -de 12 horas- entre 10 y 15 céntimos de dólar, ocupándolas en limpiar el suelo de la fábrica, abriendo las balas de algodón, separando y limpiando de materia vegetal e impurezas, transportando el material hasta las máquinas sobre sus hombros después de haberlo preparado en fardos y en otros procesos para los que no es necesaria la posesión de técnica ninguna. Unas semanas después ya se consideran preparadas para accionar las maquinas que convierten la materia prima en producto de consumo y son asignadas a los trenes de apalizado, a las cardadoras, maquinas hiladoras y las bobinas que chum-chum-chum hacen girar el algodón sobre si mismo vuelta tras vuelta. En países extranjeros el desbroce de las balas, el esponjamiento del algodón y el trabajo en los largos trenes que preparan el material golpeándolo mecánicamente esta reservado a obreros de sexo masculino, en Shanghai, los propietarios no son observantes de estos preceptos prejuiciosos e inferencias gubernamentales, no considerando que sean labores fuera del alcance de una niña china en perfecto uso de casi todas sus facultades, lo que añade a la satisfacción de romper viejas convenciones obsoletas la del ahorro, ya que lo mismo que puede hacer un obrero, lo hacen estas chicas por una tercera parte de su sueldo…

¡Ay, progreso! Que se te invoca solo cuando interesa, como se te usa y se te usa para convertir la tumescente carne en pulido material de oficina… Procesos manufactureros y mercantiles, origen y destino de hombres y mujeres de los siglos que empiezan por 2 ¿Lograreis hacer de estas brutas, sangre y barro procedente de la jungla, un solido mecanismo que no sufre si no es por falta de eficiencia?

Quedan invocados todos a seguir descubriendo la respuesta a este y más desconocidos aún por conocer en la siguiente entrega de nuestro serial art decó: Las que tienen que servir.

¡No se lo pierdan!

1Con la gran huelga me refiero a los sucesos del 30 de mayo de 1925, en los que tras la cuarta reunión nacional del comité del Partido Comunista, se produjo una manifestación contra el gobierno, las condiciones sociales y económicas y la agresión japonesa en el norte de China. La fecha de esta protesta dio nombre a la reacción social que se produjó contra el gobierno del Kuomintang -movimiento del 30 de Mayo- que daba fe de la brecha cada vez mayor entre el KMT y los comunistas y que terminaría en guerra civil.

Dadme 5 minutos y os explicare…

Que pasa con China.

La cifra de crecimiento del producto interior bruto del primer cuatrimestre de este año en China ha sido 7%, lo que para muchas economías sería un dato excelente, no lo es para China, donde un crecimiento tan bajo no se registraba desde el año 2008.

pibLinea roja crecimiento interanual, linea azul intertrimestral. Necesita mejorar.

¿Cómo lo hizo? Desempolvando el grimorio de Kheyneshu, la magia negra, según algunos, de los planes de estímulo estatal. España tuvo un Plan E, China tuvo un Plan Ch de 40 billones de yuanes, unos 4 billones de euros, ciento de millón arriba o abajo.

El colocón de billoína fue intenso, permitiendo a la economía recuperar de un salto sus cifras de crecimiento pre-crisis, pero sus efectos fueron de corta duración. El último cuarto de 2010 volvió a mandar las cifras de crecimiento hacia abajo, abajo como no se había visto en los últimos 20 años, desde el año horrible 1990 en el que China era castigada con sanciones y bloqueos económicos por los 300 muertos provocados por la represión de las protestas protagonizadas por obreros y estudiantes de 1989 en Pekín.

Consumo, inversión y exportaciones son mis pastores y nada me falta.

El secreto del éxito de China está en su mano de obra, durante décadas China ha dispuesto de un océano de mano de obra abundante y barata que fue lo que atrajo la inversión extranjera que la convertiría en la fabrica del mundo. Pero muchas fabricas y sus correspondientes trabajadores no se convierten en motor económico consumo si el nivel de sus salarios no les permite sobrepasar un nivel de subsistencia, pero y aquí está el truco, si se aumentan los ingresos, se aumenta el consumo, pero se encarece el producto por los que los trabajadores reciben el salario, con lo que la inversión y sus fabricas vuelan a países más baratos. Por esto, China se mantuvo como un país de salarios bajos y consumo mínimo, lo que se compensaba con sus cifras de exportación.

Pero tras la crisis de 2008, los principales mercados de las exportaciones chinas se embarcan en políticas proteccionistas (EEUU) y de contracción económica y crediticia (UE), es decir dejaron de comprar a China en la cantidad que venían comprando y que hacía que la economía china creciera anualmente en cifras de dos dígitos. Aunque haya aumentado su presencia en otros mercados, China ha visto como el crecimiento de los años dorados, en el que cada año se podía doblar la cifra de exportaciones del año anterior, se ha reducido hasta un 40% a finales de 2014.

El tercer motor, la inversión en infraestructuras, ha sido para China el principal, por encima de las exportaciones aunque muchas veces veamos escrito lo contrario. Esta inversión redunda en un aumento de producción, el aumento de producción, en aumento de beneficios, el aumento de beneficios, en aumento de capacidad de inversión y así se cierra el circulo que ha hecho girar la economía china durante los años del boom.

Pero si ni dentro (consumo), ni fuera (exportaciones) se consume lo producido, el aumento de producción acaba enterrado, en el caso de China a veces literalmente. Y las inversiones, que no producen ningún beneficio, se convierten en deuda y así los 4 billones de euros que se invirtieron inicialmente para estimular la economía han acabado convertidos, en virtud de los intereses acumulados y las sucesivas refinanciaciones (deudas contraídas para pagar deudas ya existentes), en 17 billones de deuda soportada por unos gobiernos locales y empresas semipúblicas que antes de la crisis podían presumir de unas cuentas saneadisisisisisisimas

Agotado el embrujo de Turquesa Keynesí, conjuro de política de expansión monetaria.

1-6bT9THOEgM5pyiqN8-O0Lg

Para aplacar a la bestia hambrienta, el Banco Central de China decidió lanzarle dinero, paletadas de contante y sonante efectivo. Así redujo el requisito de caja de las entidades financieras en medio punto. Atención: inciso, con requisito de caja me refiero a la reserva de capital de la que los bancos deben disponer para hacer frente a sus pagos. Si esta reserva es, como en el caso de China, del 20,5% significa que de cada 100 yuanes en los balances de un banco, 20 yuanes y 5 maos deben ser efectivo. Si se baja hasta el 20% los 5 maos liberados vuelan fuera de las arcas de los bancos en forma de inversión creando empleo, beneficios, bienestar y gran regocijo a su paso.

Como iba diciendo en el plazo de 2 años se redujo el requisito de caja en medio punto, se puso en circulación el equivalente de 50000 millones de euros en RMB recién impresos, se volvió a reducir el cociente de caja de los bancos, se bajó los tipos de interés, se redujo de nuevo el cociente de caja y se bajó otra vez los tipos de interés. Este dinero-liquidez se pensó que debería circular dentro del sistema, engrasando las ruedas de la actividad económica con un aumento de la inversión y el consumo.

Pero la inversión, recordemos, resulta inútil cuando la producción sobrepasa la demanda y nadie compra los productos que la producción produjo. Y cuando la demanda no llega a absorber un mínimo del 75% de la capacidad de producción ya podemos hablar de crisis de sobreproducción. El exceso de inversión, dirigida a los sectores que en ese momento resultaban rentables, provocó que dejaran de serlo, haciendo entrar a practicamente toda la industria china en una crisis de sobreproducción, con sectores en los que la capacidad productiva triplica la demanda.

produccionCapacidad productiva vs producción efectiva, por debajo del 75% es malo, los sectores listados son de izquierda a derecha: acero, cobre (cable), cemento, paneles de vidrio, turbinas eólicas, placas solares y medicamentos veterinarios.

No solo eso, enfrentada al descenso de beneficios, la liquidez abandona la economía real y se refugia en la especulativa, dando origen a eso que conoceis tan bien: la burbuja, ya sea la tan cacareada inmobiliaria o la de nuevo cuño, bursátil. Si no estamos viendo mención en la prensa a la escalada del 35% en solo 6 meses en la bolsa de Shanghai y su evidente relación con una economía real ruinosa, creo que es porque seria reconocer implicitamente el secreto detrás de las subidas de nuestras queridas bolsas.

857A su vez el descenso de beneficios repercute en descenso de salarios, los salarios en China no están bajando, pero se ha cortado la progresión que durante la ultima década hacia aumentar el salario medio en un 15% anual. Solo 11 de las 35 divisiones administrativas que componen China han visto un aumento del salario medio durante este último año y son las 11 que partían con un producto interior bruto per cápita más bajo y que al mismo tiempo son las menos habitadas: Xinjiang, Tibet, Qinghai…

Hemos visto que 7% es para China una cifra de crecimiento insuficiente, una de las razones es que China necesita crecer anualmente por encima del 7,2% no para crear, sino para mantener empleo. Durante los últimos 6 meses la cifra de paro ha alcanzado el 5%, esto en un país con una cobertura social muy deficiente y donde son los padres los que dependen de los hijos, sobre todo entre la población de las zonas rurales, que aún sigue componiendo la mitas de la población china. Este dato junto con el anterior, no solo no favorece la aparición del consumo interno que iba a ser una de las bases del aterrizaje suave planeado por el gobierno, sino que crea descontento social.

Se dice que China como república popular, posee una capacidad de represión con la que no cuentan las democracias parlamentarias como la española, esta afirmación es debatible. Lo que indican los datos es que los incidentes, paros y huelgas, practicamente inexistentes en periodo de bonanza, aumentaron hasta cerca de 600 en el ultimo año. El aumento es exponencial, y demuestra que el pueblo chino no es el manso rebaño que se imagina desde algunas tribunas. Un aumento de represión redundaría en mayor malestar social en un país cuya población supera los 1000 millones de habitantes y del que la historia nos cuenta que nunca se ha mantenido unido por la fuerza.

Este escenario de lo que no se puede definir de otra manera que de crisis, es la razón por la que Xi Jinping presidente habla de la reforma en profundidad del sistema económico, social y político, de una nueva nueva China y de soñar con la renovación del espíritu, de la esencia, de la nación china, y la razón por la que la expresión nueva normalidad (new normal, 新常态)se ha convertido en la coletilla de sus 3 años de gobierno. De cuales son los mimbres de este cambio de modelo y de que influencia, si la tuviera, ejercerá sobre el resto del mundo incluyendo vuestras tiernas cabecitas, hablaremos otro día.

Cinco minutos más o menos ¿No?

Ng, ng, zaijian, zaijian.

Bien hallados, señoritos.

En este su blog, anunciamos complacerles con estreno de arrelatatada miseserie, que sin movernos sobre el mar, viajamos un siglo atrás en un DeDorian Grey, retrato del capital sin mascara de niu dial, de un Shanghai imperial, concesión internacional. Contemplamos, las miserias del pasado, ¿Presienten su conjugación presente? Acertaran, al concluir, que el futuro ya hubo estado.

Cuando lo futuro y el pasado que se cogen de la mano, entre chimeneas y humo describen un claroscuro de vidas de baratillo, producidas a porrillo en maquiladora infame, el foxcomm de los mil años que ríe que ríe desde su trono construido con mil manos de sangre, de sudor y lloros, vidas pagadas al peso y sueños que solo quedan en eso. Esclavos de deudas antepasadas y de postales del mañana, ayer, hoy y pasado, suena esta canción de nana, con la que bebotes convierten, gordos rostros sonrientes, a su reflejo enfrentados…¡Lean y conozcan hermanos!

Las que tienen que servir, folletín por entregas.
Traducido de aquella manera del original(包身工)de Xia Yan por su querido Mister Holmes.

Ya estamos a mediados del cuarto mes, como se contaban antes, 4 de la mañana y cuarto, cuando el lucero ya ha desaparecido entre las débiles nubes que pasan y es la hora en que las celdas, como de colmena, del taller empiezan a, crep, crep, crep, crep, crepitar.

Cortando ya, fuera de la cama, levantaos.

Grita como enfadado un hombre vestido con unos pantalones casi cortos y una camisa de verano, da igual que sea invierno, otoño o primavera.

Tú, a la cocina, ¿Como, aún tumbadas en la cama? Venga, arriba cerdas.

En el cuarto del taller de dos metros de ancho y cuatro de largo, en el que seis o siete cerdas se tumban de cualquier manera, entre ruidos amenazantes, olor a sudor, a excrementos y a humedad, se levantan rápidas y agitadas, como si fueran abejas al notar que alguien está moviendo su colmena. Suspiros, bostezos, encuentra la ropa, ponte por equivocación los zapatos de otra, sal entre los gritos de los cuerpos que vas pisando y mea en el orinal que está a menos de un pie de las cabezas de las que aún están tumbadas. La timidez que atribuyen los mayores a las niñas, entre estas, a las que llaman cerdas, hace mucho que se ha perdido. Se pelean por el orinal, los pantalones en la mano, salen medio desnudas, se visten delante del hombre y de todas, solo cubriéndose un poquito.

Este hombre, que entrando en las habitaciones, vigorosamente despierta a las más perezosas a patadas, de un salto se planta en la escalera y grita en dirección a la piara que aún está en el piso de arriba.

-Ahora veréis, ¿Todavia no estáis de pie? Bichos perezosos ¿Hoy habéis decidido despertaros a mediodía?-

Una maraña de pelo, un pie sin zapato, abotonándose la camisa con una mano, quitándose las legañas, los bichos pasan, lanzándose escaleras abajo. Llegan a unos grifos, en los que una multitud de ellas ya se está empujando y dando codazos, se restriegan la cara con un poco de agua. Aquella a la que han llamado tú da, nerviosas vueltas a unas gachas de arroz, que calienta en una gran olla, y cuando un humo espeso empieza a salir de ella, comienza a toser violentamente. Tendrá quince o dieciséis años, y porque cuando nació sus brazos y piernas eran tan delgados, sus padres la llamaron junco ¿Pero qué más da, si eso, ademas de la jefa, no lo sabe nadie?

Esta es la fábrica japonesa de tejidos de la calle Fulin, Yang Shupu, ciudad de Shanghai. Delimitado su perímetro por un rectángulo de muralla de ladrillo rojo, aislado del mundo, bien definidos sus bordes, que se encuentran situados entre un canal de agua y una acumulación larga y estrecha de viviendas. A cada lado ocho filas, cinco bloques en cada fila, hacen un total de ochenta barracones de dos pisos que recuerdan al paseante a un palomar, entre arriba y abajo cada barracón contiene unas 30 de las que la jefa llama, unos días bichos y otros cerdas. Así que, si no contamos a las jefas, a los jefes, a la familia, a los capataces de camisa de verano y a los que vigilan en la puerta, dentro del perímetro de la muralla de ladrillos vivirán, unas 2000 cerdas que, vestidas con harapos, fabrican la tela con la que se hará la ropa que vestirán otros.

Pero ni cerdas ni bichos es su nombre oficial. De acuerdo a los papeles, estas son trabajadoras contratadas, unidas por acuerdo de fabulosa especie a un jefe, convertido en virtud a estas misteriosas artes en dueño y señor de lo que llaman una cuerda de obreros, y al que por este nombre se conoce.

Cada año, especialmente en época de sequía o durante las inundaciones, estos cuerdas, cuyo honor y sustento en la vida es el ser hombres y mujeres de confianza del empresario extranjero, recorren de propio pie o destinan embajadores a visitar las zonas afectadas por la catástrofe, que en muchos casos conocen bien por haber venido, en primer lugar, ellos desde ellas a la gran ciudad, y en segundo, por haber sido allí donde durante años han pulido unos picos de oro capaces de convencer a los brutos de que este trozo de madera que ve, en realidad está hecho del más precioso metal, boquitas con las que cosechan el preciado fruto, entre unos paisanos sin fuerzas para criar a sus hijos y sin valor para dejar morirlos de hambre.

KK00805993d

Y me quedo corto, residencias construidas al estilo occidental, todos los días carne y pescado, descansando todas las semanas, y no un día, dos como se lleva en el extranjero, no vean como se lo va a pasar, edificios de treinta plantas, autobuses de dos pisos, de todo, de to do, que no vean lo que traen de más allá del mar, que cosas más bonitas como no las había visto yo en la vida, ni se lo imagina, que ingenio, que inventiva ¡Paisano! Usted también debería ir a verlo, por lo menos una vez en la vida.

Mire, firme aquí y me ocupo de ella tres años, el dinero que ganen se lo traen de vuelta, a dólar1 el día que trabajan, haga cuentas, a esa ni aunque me lo pida de rodillas, a usted se lo ofrezco porque somos como parientes, vaya, que hay confianza.

Me la llevo y…. ¿Qué problema podría haber? Ya me conoce, aquí estoy como en mi casa, y para lo que necesite aquí me tiene.

Mientras así hablan, la pobre chica que les escucha mientras muerde unas hierbas, o un trozo de corteza, o cualquier cosa con lo que se le ocurra engañar el hambre, no dice ni pío, no vaya a ser que sus padres se acuerden de culparla de todas sus desgracias. Y así, redactado el contrato del trabajador, queda firmado con una cruz, los gastos ascienden a 12 dolares, aquí lo pone, la duración de tres años, aquí, se incluye la formación, el alojamiento, el transporte, y dios no lo quiera, cualquier gasto por enfermedad o fallecimiento del trabajador, primero me paga 10 dolares, que lo demás ya lo podremos arreglar siendo como somos casi parientes.

Trato hecho y pierda cuidado, que ningún problema puede haber habiendo firmado un contrato.

Las 2000 contratadas de la fábrica de la calle Fulin, se reparten entre algo más de 50 cuerdas, a los que obedientemente sirven como herramientas de generación de ingresos. Consecuentemente, el número de trabajadores de su cuerda también sirve como símbolo de estatus y representación del bienestar y el triunfo empresarial de cada uno de los jefes. Los que menos, se tienen que conformar con treinta o cuarenta, los que más, exhiben sus cuerdas de más de 150 trabajadores. Estos últimos, los peces más gordos, también se dedican a la extensión de prestamos, a la inversión en bienes inmuebles, la construcción, la gestión de casas de te, saunas, peluquerías y compra ventas de toda clase.

KK00805993f

La empresa de tejidos japonesa, alquila a razón de 5 dolares al mes cada uno de sus barracones a los jefes, los jefes dentro de estas residencias de estilo occidental, que recuerdan a palomares, instalan unas 30 de sus máquinas-herramienta semovientes de generación de ingresos, estas residencias no cuentan con lo que en las viviendas normales de similares proporciones se conoce como puerta principal, sino una pequeña puerta como las que se suelen usar como puertas traseras. En las columnas que la bordean, se clava un tablero de madera sobre el que se escribe, usando caracteres extranjeros “Chen Yongtian, Taizhou”, “Xu Fuda, Weiyang” o como sea que se llame el arrendatario y cual sea su lugar de origen. Sobre la puerta, acostumbran a pegar pegar carteles de papel color rojo como los que se usan en año nuevo, sobre los que se recortan lingotes, trigramas y otros símbolos de buen augurio entre frases auspiciosas… “El bisabuelo Jiang2 vive aquí y perdona todas nuestras ofensas”… “Caminamos por el camino de la virtud3 y nada entorpece nuestros pasos”… Que no se sabe si son signo de orgullo dirigido a otros o de sarcasmo contra si mismos…

Sucio, miserable laoban ¿A que sevicias y vicisitudes someterás a nuestras queridas señoritas?… Pobres chicas ¿Habréis de conocer la prosperidad, la felicidad y los autobuses de dos plantas?

Descubranlo, mis queridos, en el próximo capitulo de Las que tienen que servir, el folletín favorito que les ofrece su blog preferido.

1Lo que traduzco como un dólar en realidad se refiere en el original como un yuan extranjero, medida de valor más o menos fijo que incluía todas las monedas acuñadas en plata de similares medidas que circularon por Shanghai a principios de siglo, las más habituales eran el dólar y la libra de comercio internacional de la ceca de Borneo. Los diferentes gobiernos provisionales que se establecieron tras la caída de la House of Qing también acuñaron monedas de similares características, cuyas imitaciones se pueden encontrar en cualquier puesto de antigüedades de la ciudad.

2Figura mística, basada en sabio de carne y hueso, arquetipo de la benevolencia al que se le invocaba para perdonar todas las ofensas y violaciones de las buenas costumbres que el invocante hubiera podido cometer

3 Se refiere a li (礼) el código de conducta y etiqueta establecido por la escuela de Confucio.

A %d blogueros les gusta esto: