Hoy he visto a una señora (china) como de 200 años y 1,10m de estatura conseguir un asiento en el metro a las nueve de la mañana.

A vosotros, decadentes burgueses xipanyoles, acostumbrados a vuestro abono transporte mensual y a los amplios vagones y relativa ausencia de masa  humana en el  transporte público, esto no os llamará demasiado la atención; pero que sepáis que aquí en la Perla de Oriente, conseguir un asiento en el metro en hora punta equivale mas o menos a encontrarte un diamante del tamaño de un huevo de paloma tirado en la calle, tengas la edad que tengas.

box office

No penseis, ni por un instante, que la heroína de nuestra historia consiguió tan preciado bien gracias a lo que Tenessee Williams llamaría “la bondad de los extraños” o a esas ideas  pseudoculturales que atesoráis en la cabecita acerca del respeto oriental a los mayores, la vergüenza propia/ajena, la educación entre pasajeros, la civilización milenaria, etc…  Aquí, un vagón de metro cualquiera, entre las 7 y las 9 am, y las 17:00 y las 19:00 pm es como una caja de carton llena de gremlins en modo pasivo/agresivo, con el cuchillo en los dientes, el mobile device en la mano y los cascos en las orejas (usuario joven) o bien, el carrito absurdo lleno de trastos, la bolsa de plastico de 1,50x1m, la maleta trolley o el carrito de bebe con niño retorciendose dentro  (usuario tirando a viejuno)

20140911_10514320140911_104930

Entonces, ¿cómo consiguió nuestra venerable amiga, de unos 35 kg de peso y no mucho mas alta que un taburete de bar, sentarse en un entorno, digamos, hostil a sus intereses?  Usando, lo que voy a llamar, al mas puro estilo chino, la Infalible Infalible Fantástica Técnica Asombroso Uderzo, (en homenaje al mas querido de los padres de Astérix).

asterix05

En realidad, la técnica propiamente dicha es de un simple que asusta, pero no por ello menos efectiva. Una de esas ideas brillantes a la par que sencillas, pero con cierto riesgo de exclusion social en su ejecución (como el botellón. comer con las manos, salir en pijama a la calle o dejar de depilarse definitivamente) De todas formas, si por cualquier motivo os encontráis aislados en mitad de una muchedumbre con una altura media superior a la vuestra,  como una manifestación, un concierto, o una asamblea de esas de hacer cosas con las manitas, os la recomiendo encarecidamente. Ahi va:

1 Coloquese en posición erguida, o anatómica

2 Estire su brazo derecho en paralelo al suelo

3 Doble el codo derecho 90 grados, hasta que parezca el de un soldado romano de tebeo Pro-Galia en Formacion Tortuga, pero sin escudo.

4 Avance, imparable, diminuto y descontrolado, girando el cuerpo SIN PERDER LA POSICION hasta alcanzar el objetivo. Si su altura es proporcionalmente inferior a a de la caja de gremlins en, al menos, un 20%, su codo alcanzará en la mayoría de los casos organos vitales sensibles a un contacto firme y doloroso (lease: hígado, riñones, bazo, etc…)

5 Ignore totalmente a cualquier otra persona que aceche el asiento en cuestión. Las mutilaciones, embarazos, peso extra-físico a cargar, infantes en brazos, etc… nunca deben ser un obstáculo para que su culo se deslice en el asiento momentos ANTES de que su antecessor se haya levantado del todo. Recuerde, antes, no despues.

6 Relájese y disfrute de su conquista y de las miradas rasgadas llenas de evidente envidia y rencor que in duda cosechará en este delicioso ambiente

20141110_18461420141110_184629

20141105_184616

Anuncios