Archivos para la categoría: cosas bizarras que brillan

Hace unas semanas, mientras en Xipanya ejercíais vuestros simbólicos derechos a elegir alcaldesas y futuros sujetos de pactos entre ladrones y saltimbanquis, nosotros decidimos visitar una de las zonas turísticas digamos, oficiales, cercanas a Shanghai: el barrio viejo de Qibao (no confundir con qipao, la elegantosa prenda china tradicional)

Para llegar a Qibao hay que coger unos cuantos metros hasta donde Crom perdió el mechero; es un sitio que está lejos de todo y cerca del aeropuerto, y en ello reside parte de su encanto (la otra parte, en teoría, corresponde a sus pintorescos canales y casitas con tejados retorcidos estilo Ming) No esperéis encontraros de golpe con un encantador pueblecillo en cuanto salgáis del metro, dad un pequeño rodeo por las calles comerciales cercanas y ahí lo tenéis.


IMG_20150523_13155920150523_163937

Si estáis esperando algo radicalmente diferente a Hangzhou, el área de hutongs de Beijing o cualquier otra zona oficialmente turística en China, probablemente os llevéis una decepción. En  muchos aspectos, son todas exactamente iguales, pero aun así, es divertido echarles un vistazo y Qibao no es una excepción.

Como muchas de sus primas hermanas, ofrece lo que todo turista pueda desear: una Auténtica Cornucopia de souvenirs, monumentos, actividades más o menos asquibles y fritanga, aderezada con una enorme multitud.

Como veis, compañía no nos faltaba. Estaba literalmente atestado de gente pasando la tarde, muchas familias y muchísimos señores mayores en grupo, disfrutando del Lao Qibao y sacando fotos con el móvil de todo lo que se movía, incluídos nosotros.

IMG_20150523_132041IMG_20150523_141939IMG_20150523_160613IMG_20150523_132652IMG_20150523_154319

Entre otros  lugares de interés, podéis visitar un templo de hormigón no demasiado vistoso (si tenéis suerte, a lo mejor pilláis a los monjes en plena oración, con sus  hipnóticos cantos paganos), una estatua de Buda de sospechoso parecido a Jabba el Hutt, un pequeño museo dedicado a la caligrafía, o mi favorito, La Casa del Grillo, con una exposición de útiles dedicados a la lucha, mantenimiento y caza de estas pequeñas bestezuelas, y unos cuantos ejemplares,  sorprendentemente grandes (y presumo, belicosos) conservados en formol. Hulk Hogans de la lucha de grillos, por llamarlo de alguna manera.

IMG_20150523_151536IMG_20150523_151530IMG_20150523_151407 IMG_20150523_150636 20150523_161255 20150523_161447 20150523_161406

Entre monumento y monumento, podéis dar una vuelta en barco por los canales que rodean el barrio, tirar con un arco tradicional por un módico precio, pintar una figurita de escayola con un montón de niños, haceros una piscipedicura con peces garra rufa (esto lo recomiendo especialmente, si no tenéis demasiadas cosquillas) o conseguir alguno de los muchos souvenirs y quincalla que se venden en distintos puestos y tenderetes: un bonito qipao, una taza revolucionaria, algún libro antiguo, un buda gigantesco, una diadema FEMEN Infantil…

IMG_20150523_133624IMG_20150523_134314IMG_20150523_14282120150523_170746IMG_20150523_132611
IMG_20150523_132934IMG_20150523_144737IMG_20150523_132636IMG_20150523_14411920150523_162952

También había unos cuantos puestos de artesanos, como este señor que construía lo que parecía ser un cubo de enormes proporciones o quizás un pequeño apartamento de soltero.

IMG_20150523_144609

Este puesto, que prometía ilustraciones ochenteras con una disparatada cantidad de dimensiones, nos llamó especialmente la atención. Obviamente, justo al lado otro laopan ofrecía básicamente lo mismo con un número de dimensiones todavía mayor, y es que a los chinos a ostentosos no les gana nadie.

20150523_162503 20150523_162210

Y es que aquí, muchas veces los números no tienen un significado literal, por ejemplo, si pides unos Tallarines con Siete tesoros, probablemente sólo te encuentres cuatro o cinco, y eso no quiere decir que te estén estafando, sino que la cifra es más bien simbólica, o poética. Siete viene a querer decir “unos cuantos” o “bastantes”, y de la misma manera 10.000, por ejemplo, quiere decir muchísimos, así que si visitais Tiannamen, no podéis tomaros por lo literal la pancarta que dice “República Popular China, 10.000 años”, como si fuese la fecha de caducidad de un yogur, porque lo que viene a decir es que si esperáis el final del comunismo en el País del Centro, es mejor que lo hagáis cómodamente sentados, porque la cosa va para largo.

De todas formas, el principal atractivo de Qibao no es la Casa del Grillo ni las sandalias tradicionales. Aquí a lo que viene la gente es a ponerse como el tenazas en los restaurantes e innumerables puestecillos de comida callejera que abarrotan las calles. No es que yo sea muy viajada, pero no he visto nunca disfrutar tanto a la gente comiendo como aquí, con la posible excepción de mi patria chica, el Planeta Axturies. En Qibao vimos a gente con las manos literalmente llenas de comida (cuatro pinchitos en una mano, y un merengue y un helado en la otra, por ejemplo) y expresión  de auténtica y extática felicidad (dónde meten todo esto que tragan es otro de los muchos misterios que ofrece el Zhong Quo, y que espero algún día me sean revelados).

 

IMG_20150523_141039 IMG_20150523_152348_HDR IMG_20150523_140807 IMG_20150523_160549 IMG_20150523_160613 IMG_20150523_155925 IMG_20150523_160036 IMG_20150523_160127 20150523_162723 20150523_160926 20150523_160857

Y es que el País del Centro, en lo que a gastronomía se refiere, no tiene competencia alguna, y la comida basura no es una excepción, como veréis en las fotos.

Además de los pinchitos de prácticamente cualquier cosa,  encontramos una enorme cantidad de cosas fritas y empanadas (desde cangrejos y gambas a deliciosos pasteles de nabo rallado) ; tofu de todas las clases y variedades (incluyendo el infame tofu apestoso, tan apreciado en estos lares); merengues de durian; pastelitos de pasta de arroz y judía roja rebozados en polvo de cacahuete; galletas de frutos secos; rollitos de verduras envueltos en piel de tofu, crepes y panecillos de carne y verduras; huevos de codorniz asados en costra de sal; pollo deshuesado cocinado en cápsulas de arcilla; codornices, codillo y manos de cerdo asadas, dim-sums y empanadillas de toda clase, maíz hervido, espirales de patata frita pinchadas en un palo, brotes tiernos de bambú, zumos de sandia y coco recién hechos, fruta bañada en caramelo, melones pequeñitos con forma de Buda… Mal sitio este para estar a dieta, amigos míos.

IMG_20150523_140901 IMG_20150523_133906 IMG_20150523_132846 IMG_20150523_140728 IMG_20150523_141106 IMG_20150523_140914 IMG_20150523_141429 IMG_20150523_133933 IMG_20150523_141824 IMG_20150523_135438 IMG_20150523_133904 IMG_20150523_142052 IMG_20150523_133346 IMG_20150523_133452 IMG_20150523_141721 IMG_20150523_142137 IMG_20150523_160412 IMG_20150523_141557 IMG_20150523_160339 IMG_20150523_133303 IMG_20150523_153233 IMG_20150523_160114 IMG_20150523_142141 IMG_20150523_160415 IMG_20150523_160137 IMG_20150523_133352 IMG_20150523_160030 IMG_20150523_160007 IMG_20150523_160321 IMG_20150523_132326 IMG_20150523_142021 IMG_20150523_141115 IMG_20150523_141536 IMG_20150523_132445 IMG_20150523_132227 IMG_20150523_140747 IMG_20150523_131955 IMG_20150523_132452 IMG_20150523_140537 IMG_20150523_141330

Después de picar algo y dar una vuelta por la zona oficial, descubrimos a un par de calles lo que probablemente fuese lo más interesante de la visita;  un área algo apartada que parecía ser una especie de barrio rojo. En teoría, la prostitución es totalmente ilegal en China y es raro que se ofrezca de forma explícita, como aquí ocurría, con sus dormitorios iluminados con bombillas rojas, aunque hay miles de salones de masajes que indican que oferta no falta, ni probablemente demanda (no tenemos fotos de esta zona, como reporteros aficionados que somos, cedemos elegantemente este tipo de material controvertido a los profesionales del periodismo que aquí trabajan)

También nos tropezamos con una campaña de protesta organizada por algunos vecinos, denunciando la especulación urbanística con las casas de la zona (¿os suena, xipanyoles?). Las pancartas dicen, entre otras cosas:

“Ésta sigue siendo nuestra tierra, éste sigue siendo nuestro país, gobernad según las leyes y que las leyes lleguen a todas partes”

“¿Dónde está la preocupación de nuetros gobernantes por los ciudadanos?”

“Sin dinero no hay demolición (sin dinero no nos movemos) 10 años reclamando nuestros derechos, 10 años de mentiras y corrupción”

“El tigre nos quiere fuera de aquí, la cartera del tigre reclama sus sobres”

Ésta última espero verla adaptada en la próxima manifestación de la PAH en mi país de origen, aunque lo nuestro mas que los tigres sean los buitres del Monfragüe.

 

20150523_163419 20150523_163416 20150523_163320

Lo cierto es que en medio de aquel caos, había efectivamente varias promociones de viviendas de lujo vacías esperando comprador. Como veis en esta foto, el encargado no estaba sufriendo un ataque de stress precisamente. En todas partes cuecen habas, y parece que Qibao no es una excepción.

IMG_20150523_152056

Y aquí acabamos por hoy. Hasta otra!

IMG_20150523_155949

Muchachos, muchachitos, bienvenidos.

Hoy, que para mí puede ser mañana, y haced cuenta de los océanos de tiempo que me separan de vuestros cuellos nacarados, leeremos en lailolai una u otra entrega de lo que voy a llamar el nuevo folletín de la vieja Shanghai.

4b99be02g92142950a2fe&690

En el que se tratara de los usos y costumbres, modos y tradiciones de los nativos que encontró el narrador en su estancia en la ciudad en la boca del río largo.

O dicho de otro modo.

De algunas de las excentricidades que aquí acontecen.

Si le gustan los pijamas, dentro y fuera de la cama, ha llegado el viajero a las puertas de un Botero que sin previa invitación le permite la entrada, a la singular morada, a la colorida feria de gentes que pasean al perro vestidos con sus mejores galas, que son ni más ni menos que un pijama.

¿Se le ocurre placentero más placer que bajar zapatillas en pies a comprar bollería fina oyendo el frufru solazante de un pijama colorido, encontrarse a los amigos, timar a un tonto laowai, esmeralda expectorada, vestido con colorido y mullido hilo?

1273565998_0

Dicen esperpénticos expertos, que esta costumbre, de la que no se conoce nombre, más allá del evidente, que es vestirse con pijama, parte de la reclamación de los hace no tanto habitantes de una ciudad mediana que sin tiendas de campaña ni asambleas, solo arropados de boatiné impertinencia, reclaman para si mismo lo más allá de su entrada.

El autentico Shanghai es, adoptado o natural, conoce que en la ciudad, los puntos cardinales no donde debieran estar están. Sí muy a su pesar ha de apuntar, en alguna dirección, el nativo lo hara sí, pero por favor no olvide, que esa izquierda, derecha, ese delante y detrás son en el mejor de los casos una vaga aproximación a una royal realidad. Serpiente serpenteante construida sin un plano, saludad a la ciudad en la que setenta y siete cardenales perdieron el sombrero y el higado del ahorcado al confiar en este o este o aquel.

Perderse en Shanghai, obligado placer, en el que se da la añadidura en su viejo casco ciudad, que todos los callejones al final cuentan con su correspondiente salida. Haga caso, escape del rebaño y adentrese sin miedo, en el laberinto de Shanghai como lo haría Teseo y convertido en fenómeno por un paseo, disfrute del disfrute provocado entre los viejos habitantes, por la aparición en su patio trasero del inesperado minotauro de algún país extranjero

Otro rasgo que distingue a los hijos predilectos del cielo, oh verdadero dragón, es tu inclinación por un tintineante monedero. Predilección de origen incierto, lo cierto es que los paisanos desprecian el vil papel. No sera fácil encontrar en cartera de Shanghai los billetes, de lo que son unos 13 centimos, 1 yuan, que los campesinos ahí fuera intercambian sin ningun rubor.

img201001151263485990_m

thumb

El rico filete de cerdo en crujiente cobertura,es manjar,  por demás, pues bien si, ademas, lo moja usted en salsa, de estilo Worcester, todos habrán de ver que si usted aquí no nacio, lo merecio por su estilo singular. Esta delicia salsosa de inglesa inspiración es uno de los vestigios de nuestro pasado art decó. ¿Cómo se dice extranjero? Retroflexe sin miedo esta sencilla oración cuya traducción sería ¿Tiene o no tiene, laopan, aceitepicantesalsa? lao3ban4,you3mei2you3la4jiang4you2?

Librele el dios de la ciudad, que habita en los yuyuan, de llamar al bao1zi, bao1zi. En tanto que es llamarlos man2tou lo único que nos separa de las bestias del más allá, shanghainés es degustar el rico mantou de carne, rou4man2tou, el de verdura cai4man2tou, y el dulce rojahaba mantou llamado dou4sha1man2tou…. Man2tou, en ese sin nombre exterior, es el nombre de un snack, de barbara naturaleza e hirsuta simplicidad, incontinente de relleno y que nunca dará que hablar.

4f67e7c5d8742

Insertamos aquí un grabado como apropiada iluminación.

Excelente comidilla escuche perdido en un callejón, dos hambrientos shanghaineses pidieron los dos al laopan dos especialidades, comunes en todo el orbe de la urbe de Shanghai. Ambas aptas para su degustación así de cualquier manera, en la calle, en la casa, sobre sofá o vil escritorio, de esa conglomerada empresa, que encadena su alma a cambio de dulce metal. Estos son los dos nombres escuchados en calleja: Xiao3long2bao1 es ligero tentempié relleno, de ardiente caldo y picada carne de desconocido animal, alcanzada su cocción acariciado por el vapor. El segundo fue llamado por venerable antepasado sheng1jian1 y preparado en colaboración, de aceite a altas temperaturas, de masa algo basta, e idéntico relleno que escaldó, a tantos gourmets como estrellas hay en el cielo.

10326042_698729

Para acabar con las viejas gastrousanzas, añadir que añadir azúcar, a cualquier preparación, es la dulce forma en que los de aquí habitantes, permiten al forastero saborear el azucarado rubor de almas blancas, dulces como el 100% algodón.

Al hablar del cronotiempo, el shanghainés agrupara los minutos en conjuntos de 15 unidades o ke4. Que familiar, ¿no? Mas no todo es español, porque ni y media ni menos cuarto existen al contar de esta manera. La hora al pasar lo hace por un, dos y tres, cuartos antes de dejar de estar. Shi2yi1san1ke4 es la hora del manjar, las 12 menos cuartos para usted. ¿Un poco pronto quizás?

Cabe hacer esta consideración: obligados por un huso que abarca mas que cualquiera, que abarca toda la China, con la excepción de Xinjiang, el de Shanghai es obligado a ser ave mañanera, a las cinco es día y los viejos en el parque, a las siete es la hora en que al durmiente despierta el canto de diezmilmil gallos con ruedas.

El repaso no esta completo sin centrífuga extroducción, contando con la visión de los ajenos de tierra afuera, todos esos chinos sin hukou1, que hablan con desdén sin pausa sobre los ning de la ciudad, prepotentes, interesados, tacaños y retorcidos, son epítetos dirigidos por chinos hacia los chinos que nacieron en Shanghai.

Confiados en que este pequeño manual, permita giro mortal, nos despedimos con un pedo hasta el próximo, capitulo de éste el suyo serial.

dfe0a639ecc3f0818f456386c2e41cb8

1No sufrais pues en proximas entradas lo sabreis todo sobre el Hukou.

Muchas veces cuando los privilegiados laowais culogordo emigramos, o nos emigran, aquí al Mandato del Cielo, venimos con una serie de imágenes y clichés en la cabeza importados de distintas películas, libros y productos culturales. Cada culogordo tiene su lista y es el propio País del Centro y sus habitantes  y costumbres los que se ocupan  de desmentir o confirmar estas ideas con mayor o menor dureza.

Por ejemplo, no es raro encontrarse aquí a laowais culogordo, (normalmente varones cisgénero heterosexuales, a partir de ahora LCVCsH) que después de consultar un par de foros de internet, viajan ilusionados  al Zhong Guo pensando que esto va a ser como un vídeo de Biggie Smalls, con la gente ofreciéndoles billetes de 100 yuanes por su cara bonita y un montón de chinas faldicortas y despatarradas esperando que las impregnen, biológicamente hablando. Sobra decir que la realidad no es así, ni mucho menos, y la carita de decepción y los comentarios en consecuencia van de lo risible a lo directamente grotesco, pero de esto, del infame Bar Rouge y de las moscas y la mierda y la fauna que comenta en shanghaiist hablaremos más a fondo otro día.

Al tema. En mi lista de clichés culogordo particular hay un poco de todo:  El Imperio del Sol y todos los libros de memorias (bueno, todos los libros en general) del gran JG Ballard; los cómics sobre las aventuras asiáticas de Guy Delisle (en concreto Shenzen y en menor medida Pyongyang); La Linterna Roja de Zhang Yimou; el pabellón chino de la Feria de Muestras de Gijón; el Nihao y el ChinoPlazaEspaña de Madrid, con sus fabulosas empanadillas; El Último Emperador de Bertolucci, Blade Runner, El expreso de Shanghai, el rollo expat asquerosete de Los Nombres de Don DeLillo…

Pero la perla de la corona y niña de mis ojos, en lo que a prejuicio chinófilo se refiere siempre ha sido y siempre será la tienda del dueño original de Gizmo en Gremlins I. No sé si os acordareis de ese sótano de iluminación tenue lleno de trastos de inspiración Ming y cosas raras, con su dueño opiómano y tuerto y su becario de ocho años de edad, a mi me vuelve loca.

En el año y pico que llevo aquí en Shanghai, en general me he encontrado mucho más Ballard del que imaginaba y bastante más DeLillo del que me hubiese gustado, la dosis justa de Blade Runner y de Shenzen (de momento y gracias a CROM) y toneladas de deliciosas empanadillas y otros manjares, pero eso si, muy, muy poco rollo Gremlins, y a la Niña Gafotas Interior, con su debilidad por lo fantástico-sobrenatural la tengo algo decepcionada, porque venirte a la otra punta del mundo, a la patria de los Mogwai y el misterio oriental para encontrarte un Zara detrás de otro… pues ya me diréis.

Por suerte para ella, hace un par de semanas hicimos una pequeña excursión al Kai Xuan Men Dasha, que es un sitio que aunque tiene de Ming lo que yo de rubia y está desde luego, bien iluminado (muy a la china, con neones de esos cegadores que hacen que la gente tenga la piel verde) desde luego está lleno de cosas MUY raras, por no decir rarísimas, y mas chinas y misteriosas que el culo del Gran Timonel. Bienvenidos, señoras y señores al Mercado de la Salud y el Juguete Sexual de Shanghai

El edificio, desde fuera, con su forma de U invertida, no anticipa en absoluto las maravillas que nos vamos a encontrar en el interior. El vestíbulo, con sus floripondios y su suelo lleno de serrín recordaba vagamente al que sale en Dawn of the Dead, la de Romero, o a cualquier otro centro comercial chino sólo que mucho mas sucio, pero en cuanto te pones a dar vueltas por las tres primeras plantas…

Sacos llenos de pétalos de flores secas para infusiones,de todos los colores imaginables, setas desecadas del tamaño de la palma de mi mano, lagartos listos para infusion, penes de ciervo, estrellas de mar, todo tipo de vegetales secos llenando sacos a rebosar, frascos con bichos raros en formol, astas de animales desconocidos, pequeños moluscos y raices y cortezas sumamente misteriosas, caballitos de mar secos… Todo a mayor gloria de la virilidad, fertilidad, potencia y calidad de los diversos aspectos de las artes amatorias. Como una enana me lo pase.

20141115_141454 20141115_141459 20141115_141506 20141115_141510 20141115_141520 20141115_141528 20141115_141649 20141115_141658 20141115_141723 20141115_141737 20141115_141758 20141115_141806 20141115_141909 20141115_141915 20141115_141921 20141115_141949 20141115_142001

En la cuarta planta, estaba la zona moderna del asunto. Detrás de un enorme cartel que decía, “niños no” se escondían toneladas de ropa interior sexy de ínfima calidad, disfraces diversos, dildos y similares de todos los colores y formas imaginables, algunos con un packaging muy divertido, como vereis a continuación, y una asombrosa cantidad de artículos BDSM, látigos, esposas, elementos restirctivos, fucking machines, y bueno, de todo un poco.

20141115_14220520141115_14383320141115_14263920141115_14442720141115_14382320141115_142516

20141115_142326

Aunque la iluminación recordaba vagamente a la difunta Librería Sexológica de Madrid, el ambiente en general se parecía bastante mas al de cualquier mercado chino, como el de mascotas de Xizang Lu o el de ropa de Qipu Lu aunque con menos afluencia de público (gente pegando voces, mercancía amontonada, batiburrillo de chismes llenos de polvo, señoras haciendo punto, regateo salvaje…) que al de cualquier sex shop al uso, vamos, que no había señores furtivos, ni tufo a ambientador de fresa, ni desde luego vibradores caros expuestos en elegantes vitrinas con amables dependientes. La visita merece la pena, aunque no seais fans de los Gremlins y si en algún momento pasáis por aquí, os recomiendo que os acerquéis a echar un vistazo y comprar un té de lagarto, un poco de hongo tibetano o un gigantesco vibrador fucsia. Aquí tenéis la dirección.

NOTA: Como se que me lo vais a preguntar: SI, me he comprado algo, en concreto un disfraz de ninja sexy, compuesto por un bañador de manga larga y capucha que deja los ojos al descuberto y unos nunchakos, todo de riguroso plástiquillo negro. Costaba 10 euros y no pude resitir la tentación, que queréis que os diga. Y NO, no voy a subir fotos de como me queda puesto, así que menos cachondeo, que nos conocemos.

He vuelto, pequeños.

He vuelto para cumplir lo prometido. Explicar que demonios se celebra en el Día Nacional de China o 国庆节.

Bienvenidos a la semana del conocimiento chino II.

No os creais que me estoy escaqueando de lo que en un anterior post dije y hoy reafirmo: que hablaría de lo que está pasando en Hong Kong Xiang1gang. Lo haré, pero otro día, después del fin de semana zhou1mo4, para ser concretos. Por dos motivos:

Uno, ver con la debida distancia y cabeza fría leng3yan3pang2guan1 lo que pasa a lo largo de estos dos días que intuyo muy importantes en el devenir de la cosa. Y dos, aunque no os lo creáis, me intento informar un poco y no soltaros el primer rollo que me venga a la cabeza…y eso es lo que estoy haciendo ahora, informarme. Porque vosotros os lo merecéis, wapisimos.

Así que, deseamos que todo acabe bien, que la solución sea pacifica y todas las fuerzas que marcan el devenir de los acontecimientos se ajusten al Dao: 道可道,非常道; 名可名,非常名1. Y ya hablaremos.

Paso a un tema ligerito. Qing1qingdeti2mu4

Estábamos en la disyuntiva en el anterior post de no saber muy bien que se celebraba el 1 de Octubre, Día de Felicitar al País, traducción literal de guo2qing4jie2.

Pues se le felicita su cumpleaños, claro. Le deseamos un muy feliz cumpleaños a China:Zhu4zhong1guo2sheng1ri4kuai4le4

China nace en este momento.

d4628535e5dde7114340c0a9a7efce1b9c1661db

En el que Mao Zedong, proclama el nacimiento de la República Popular China desde la ciudad prohibida, hoy Antiguo Palacio de Beijing bei3jing1gu4gong1. El 1 de Octubre de 1949.

Así que la pequeña duda que teníamos se ha resuelto, lo que toca cantar es:

Ésta, junto con el año nuevo según el calendario lunar, son las dos mayores fiestas de China.

Y se celebra con una semana de vacaciones, en la que los chinos juegan un enloquecido cubo de Rubik consistente en cambiar su habitual lugar de residencia por otro aparentemente elegido al azar. Así Shanghai se llena de autobuses de Jiangsu y Zhejiang que traen consigo hordas de turistas que abarrotan Shanghai, mientras los shanghaineses se dedican a formar hordas que abarrotaran Jiangsu y Zhejiang. Y toda China se hermana en un disgusto compartido por las hordas de invasores procedentes de otras ciudades.

202

Las citadas hordas, su líder suele llevar una bandera.

201

Nunca había visto a un chino en tal estado de paz si no era mientras masticaba algo. Quizás estuviera viendo la cara de Mao en una nube, nunca lo sabremos. Mentira, si que lo sé, estaba mirando una cometa. Pero por un momento fue como la sonrisa de la Mona Lisa ¿a que sí?

Viajar en tren huo3che1 en estas fechas es vivir China a tope, visitar lugares turísticos en estas fechas, es para pensárselo dos veces. Como comprobé al visitar el Templo de los Dioses de la Ciudad, costumbre que tengo cada vez que llego a Shanghai.

Las ciudades se engalanan para recibir a los turistas, así Shanghai hace un desfile por el Bund wai2tan1, y se remata con un bonito juego de luces en los rascacielos de Pudong que sin duda son el más bello recuerdo que llevarse al otro mundo mientras mueres aplastado. El año pasado intentamos ir a verlo y no conseguimos acercarnos a menos de 200 metros del comienzo del mogollón, sin exagerar.

Y Pekin, bueno, Pekín es Pekín.

139897_c66d22c61038501e5eba8fe2b784896b

139899_b75aa994a4983dd74dda87f4db7715c7

A veces creo que el sentido estético de los chinos no se parece al de los españoles en nada, y a veces creo todo lo contrario ¿Vosotros que opináis?

Otra costumbre, es mandar mensajes de texto. Llegados las fechas gozosas del calendario es muy típico mandar un mensaje de texto de felicitación, y no vale por ejemplo que pases un buen Festival de la fiesta nacional (que podría ser otra traducción posible del nombre de esta efeméride) esto es, no vale teclear huan1du4guo2qing4jie2, como le mande yo a mi casera fang1dong1 el año pasado.

Por que al segundo siguiente te responden con algo como esto y sabes que has quedado como un pueblerino hanalfavetoy sin socializar.

在能看见你的地方,我用眼睛看着你;在看不到你的地方,我用心盯着你,不要走得太远呀,会把我的心累坏。无论国庆你去何地,我的心都伴在你身旁。

Así que respondes a toda prisa con un xie4xie4 (gracias) o un xie4xie4ni3 (lo mismo pero como diciendo, eh, que ya controlo), esperando que cuele y que crean que has entendido una sola palabra del mensaje. Eso es lo que haríais vosotros claro, yo ya he superado esos niveles de patetismo y me muevo en nuevas cotas de patetismo que no podéis ni imaginar, gañanes.

Para demostrarlo, traduciré el anterior mensaje sin mirar el diccionario ni una sola vez, y los dioses de Shanghai son mis testigos de que así lo digo y así lo hago.

Leed y llorad.

Donde te pueda ver, con mis ojos te veré, donde no te pueda ver con mi corazón te imaginare, no te marches muy lejos, pues harás que mi corazón se canse. No importa donde te vayas en el Día de la Nación, mi corazón siempre estará tu lado…

Ahora desearía no haberlo traducido.

Si alguien tuviera aún alguna duda estos mensajes no los escribes tu mismo, los buscas en Baidu2 y los mandas con copia oculta a todos tus amigos. Y esto que todo el mundo hace, al mismo tiempo es considerado por todo el mundo, que también lo recibe, como de pésimo gusto. Peor sería no hacerlo, bienvenidos a la mentalidad china.

Otra cosa que podeís hacer es mandar tarjetas de felicitación de exquisito gusto.

231387_084541022_2

Este es vintage cosecha del 2009 como se puede apreciar por que la cabeza de nuestro actual canciller Xi Jinping aun no esta entre el resto de las cabezas de otros cancilleres. Por cierto, que no están todos los que han sido, sino solo los que molan. A Hua Guafeng no le vereís en uno de estas, y si lo veis es que la carta es muy rara y se puede cambiar por 10 tierras dobles o por varios Pikachus.

613a0cebgx6D6fDBDuK76

Este sin embargo es genérico y valdría para este año, por que no. Os animo a que se lo mandeís ahora mismo a vuestro mejor amigo. Si es que tenéis alguno, sino es el caso, a vuestro jefe y si tampoco tenéis porque estáis solos y sin trabajo, animaros, que no pasa nada, se la podéis mandar a Rajoy, que con un poco de suerte creerá que se lo manda su amigo Li Keqiang. Li3peng2you.

Otra cosa típica que se hace en la fiesta de la Nación China es agotar las reservas monetarias de los bancos, sacando billetes y billetes hasta dejarlos sin efectivo. Estos mini apocalipsis monetarios se pueden seguir en este enlace.

Que refleja el interés de los prestamos interbancarios aquí en Chaina, yo he llegado a verlo al 25% overnight, lo que significa que en prestamos a un día de vencimiento los bancos se prestan entre si al interés que le pondría Cofidis a un rehipotecado adicto a la farlopa, el juego y las putas. Lo que leyendo entre lineas significa que el mercado está cerrado, lo que viene a ser como encefalograma plano, muerte cerebral, o mirar para abajo y no ver nada.

Normalmente llega el PBOC3 con una inyección de adrenalina monetaria y el muerto resucita entre uffffs que se oyen desde Kuala Lumpur hasta Nueva York. Hasta que llegue el día en el que la inyección no llegue, y para ese día tened preparado este vídeo y montones de palomitas.

Porque a vosotros que ya tenéis la pasta en Bitcoins todo esto os la sudara, ¿Qué no tenéis los ahorros en Bitcoins? Pues no se a que estáis esperando, a 350$ y bajando, compren ahora que me los quitan de las manos.

Hasta luego señoras, vuelvan cuando quieran, las estaremos esperando.

1El camino que puede recorrerse no es el auténtico camino. El nombre que puede pronunciarse no es el auténtico nombre. Y esto no lo he sacado de ninguna traducción publicada, esta traducción es de cosecha propia, con dos cojones.

En pinyin: dao4ke3dao4,fei1chang2dao4;ming2ke3ming2,fei1chang2ming2

2 Metéis en la caja de búsqueda esto: 国庆节祝福语 (frases de felicitación de la fiesta nacional) y ale, tenéís a vuestra disposición cientos, a cada cual más hortera. Por supuesto los hay para bodas, embarazos, trabajo nuevo, fiestas varias, aprobar exámenes…

3Banco Popular Chino, Ren2min2yin2hang2. Es como el Banco de España en China, bueno con una mínima diferencia, que no os voy a decir cual es, jejeje, Hay gente que lo confunde con el BOC, Banco de China, que es estatal pero comercial, por favor, no seaís vosotros uno de esos panolis.

Solo llevo 2 días aquí y ya me han pasado mil cosas bizarras: Pablo Laopan me ha comprado a gritos el móvil mas hortera del mundo, mientras media docena de dependientes chinos se partían la caja; hemos visto una autentica horda de chavalas con orejas de conejo iluminadas asolando el Bund; un par de exposiciones de ilustración brutales; una señora le decía a un chavalín que me miraba asombrado que yo era una Wai Guo Mama (no me digáis que no mola, es como de miembro de Wu Tang Clan)… Esto está siendo raro e intenso de cojones, pero he aprendido a comprar tabaco y a decir, “perdone, no le entiendo” así que no se me está dando tan mal la cosa.

Vocabulario:
Para comprar tabaco (quiero un paquete de Malboro): Wǒ yào yī bāo Wànbǎolù / 我想一包万宝路 / Uoo yao ii pao Wanpouuluu
No le entiendo/No lo se/Paso de todo: Wǒ bù zhīdào / 我不知道/Uoo pu chii tao

A %d blogueros les gusta esto: