Archivos para las entradas con etiqueta: china es así

¡Hambre! ¡Humillaciones! ¡Horror! Arrancadas del famélico pecho de sus madres, arrojadas al metálico vientre de la bestia que se alimenta de carne ¡Humana! Es la naturaleza del lobo, del jefe al que el populacho llama cuerda, que arrastra tras si el ¡Holocausto! que ofrecerá a las chimeneas humeantes a cambio de vil metal…

¿Qué espera a nuestras niñas detrás de la puerta oxidada?

Lo hemos de descubrir en esta tercera entrega de Las que tienen que servir, tal fue narrado por Xia Yan y tal acertó a traducir su querido Mister Holmes.

Las que tienen que servir /3

Las cinco de la mañana en punto, la primera llamada a las obreras ya suena con violencia, las puertas del edificio de ladrillo rojo cubierto por techo de lata se abren, la manada de esclavas desposeídas -incluso de cadenas- entran como pollos en un corral, empujándose sin orden. Cada cual con su cartilla de identificación en la mano, hablando poco y con desgana. Pasada la puerta, la corriente humana se divide, primer grupo a la izquierda, segundo, tercer, quinto y sexto grupo a la derecha1. Antes de haber recorrido cien pasos, se unen al río de las trabajadoras no contratadas, a jornal, o externas, que trabajan con ellas en la fábrica y que también están entrando ahora. Pero aunque fluyan en la misma dirección, la división entre ellas es evidente en la ropa, que las trabajadoras a jornal llevan, más o menos, un poco más cuidada, lo normal entre estas es vestir un qipao y unas zapatillas de goma, amarillas o azules, y a las de dieciocho o diecinueve años, les gusta arreglarse con un poco de maquillaje para parecer más blancas, incluso hay la que se adorna con un ondulado de peluquería.

Ninguno de estos lujos son para las trabajadoras contratadas, que visten sin excepción ropas escuetas, gastadas y sin forma, arriba una camisa sucia de desvaído color verdoso pantano, o verdoso hoja de loto, abajo visten falda de color verdoso sauce o negro apagado, pelo largo, recogido en coletas, zapatos viejirrotos de tela basta y pies vendados según la antigua costumbre2 que impide que estos se desarrollen con normalidad, dotan a todo el conjunto de un aire trastabillante a la ida y vuelta de la fábrica.

Fuera del trabajo las dos clases raramente se mezclan entre si: pueblerinas, carentes de educación, cerebros de barro rellenos de estiércol y paja y acentos que las demás no tienen manera de entender; exceso de arrogancia, desprecio inmerecido por las otras y prejuicios inconscientes de las ciudadanas, son las razones que impiden que se desarrolle alguna cercanía entre ellas -Somos más libres que vosotras, tenemos más derechos- esto es lo que piensan algunas… aunque la libertad siempre vaya de la mano del hambre y esos derechos -a cambiar de trabajo, a pedir mejor sueldo-, nunca hayan sido usados.

El monstruo de ladrillo rojo abre la boca para recibir su alimento diario, los guardias hindus3 que vigilan las puertas de metal inspeccionan los documentos que acreditan que a la que se recibe es mano de obra certificada. A las chicas contratadas les basta con enseñar una cartilla de identificación impresa, las trabajadoras externas deben añadir a esta cartilla un permiso de trabajo con fotografía. El uso del permiso de trabajo es un requisito impuesto tras el incidente -que recibió el nombre de rojo– de hace una década, cuando todas las fábricas de tejidos de Shanghai se pusieron en huelga. Esta medida de seguridad es única de las factorías japonesas. Tanto en los telares chinos como en los ingleses es normal que los familiares de los trabajadores les sustituyan usando su cartilla de identificación cuando estos deben ausentarse, ya sea para estudiar o para cerrar algún negocio y en el interior de la fabrica no es raro ver a los hijos, de cinco o seis años, trabajando junto a los padres, aunque por supuesto estos “becarios” no reciben ningún salario.

Telares produciendo rollo tras rollo de tejido, lineas de producción que tejen y tejen medias, incesantes al servicio de la felicidad satinada y confortable del consumidor, pero -¿Y el proceso?- Convertir el algodón en dinero, no tiene nada de feliz, ni de satinado, ni de confortable. Ruido, polvo y humedad, estos son los tres compañeros y las tres amenazas de las trabajadoras.

Los pasajeros del tranvía, a su paso por Yang Shupu pueden escuchar a su izquierda y derecha, procedentes de las fábricas textiles, una especie de shashashasha como de lluvia cayendo sin parar, mezclado con un longlonglong que recuerda al sonido de un trueno, según nos acercamos la violencia del sonido crece y crece ¿Llegara a parar?… No, seguirá atontando, entumeciendo sus tímpanos, el ladrido de los motores, el golpeo de las cintas sobre el algodón, el ruido del giro de los ejes, el rechinar de las ruedas dentadas, empujándose unas a otras… Sonidos chirriantes, martilleantes, rechinantes, perforantes forman un magma igigcrucruchukluduble que parece como que extrae todo el aire del interior de la nave, que absorbe todo el espacio haciéndola más y más pequeña y aplastando a sus ocupantes contra el suelo.

Las capataces y las encargadas, cuando quieren dar sus ordenes a las trabajadoras, no usan palabras ni gestos, solo el sonido de los silbatos que sujetan en la boca es capaz de romper el velo de ruidos nerviosos que cubre a las que trabajan entre las máquinas

301

El polvo. Entre la limpieza y tejido del material se provoca el vuelo de incontables partículas y fibras de algodón, las chicas que barren el suelo lo hacen con escobas que, cubiertas por trocitos de algodón, acaban pareciendo fregonas. Las que andan entre los callejones -así se llama el espacio entre las lineas de máquinas de hilado- lo hacen como en una fina nevada que vuelve a cubrir el suelo nada más acaban de barrer. En la zona de apertura, ablandado, limpieza y cardado de los fardos de material… el trabajo aquí consiste en la apertura a mano de las grandes balas de algodón, en despojarlas de toda la materia no aprovechable y en esponjarlas a golpes. En las fábricas japonesas a este tipo de labor se destina casi exclusivamente a las señoritas contratadas, porque estas son las únicas obedientes, las únicas que hacen un trabajo que todas las demás se niegan a hacer. Aquí da igual la ropa que vistan, que en un momento acabara teñida de color blanco sucio. Los demonios del algodón, amantes de atormentar a los humanos, juegan a meterse en todos los agujeros, no respetan ni nariz, ni orejas, ni boca, ni ojos; cubren las pestañas, las cejas y el pelo de las que se atreven a entrar en su reino. Lo normal entre las chicas dedicadas a esta labor es no tener buen aspecto y los expertos dicen que la razón es que por cada semana de trabajo, se calcula que se acumula en los pulmones algo más de un gramo de este polvo textil.

La humedad, el último de los tres tormentos de las trabajadoras, amenaza especialmente de aquellas que trabajando en la zona de estirado y tejido de la tela, pasan todo el día entre paredes cubiertas por moho amarillo y una atmósfera saturada de vapor de agua. De acuerdo a las características del material, en el que grado de humedad es directamente proporcional a capacidad tensil, o por decirlo sencillamente: cuanta más humedo el hilo se rompe con menos facilidad, en cada uno de los trenes de hilado se instala un vaporizador y sobre las cabezas de las máquinas tejedoras se equipa una boca que expulsa sin pausa una niebla que lo cubre todo. Si estiramos el brazo no vemos nuestros propios dedos, incluso si tenemos a alguien enfrente ¡Tampoco lo podremos ver! Cualquier arañazo, herida, incluso una picadura de mosquito se ulcera con facilidad. Como es trabajar aquí en pleno verano, cuando la temperatura alcanza en el interior los 45 grados, no es fácil de imaginar para los que no hemos tenido que hacerlo.

Nos habremos hecho una idea del desgaste sufrido por cualquier mecanismo de carne y hueso obligado a trabajar bajo estas condiciones, especialmente en el turno de noche, en el que a estas amenazas artificiales para el correcto funcionamiento se le une la natural del sueño. Por supuesto, ni el cansancio ni la somnolencia tienen cabida en la fábrica moderna, y son evitadas por la vigilancia feroz y la pronta represalia sobre la que, por falta de concentración o esfuerzo, permita la rotura de una pieza de tela, coloque incorrectamente los carretes de hilo o sencillamente permita una acumulación de material en su puesto. Hay que decir que en estos últimos años, las palizas han ido reduciéndose gradualmente, pero este avance solo ha beneficiado a las trabajadoras externas, ya que estas pueden devolver golpe por golpe el castigo que sufren dentro de la fabrica en el exterior de ella, con la ayuda de unos amigos y familia siempre dispuestos a corregir los excesos de carácter de sus superiores. Pero las chicas contratadas carecen de amigos, o de ayuda, y cualquiera puede abusar de ellas, cualquiera puede maltratar a este escalafón de lo más bajo entre lo bajo, y estas se convierten en el objetivo del genio y las amenazas y los golpes de los capataces y de las jefas.

En la fábrica para penalizar la indolencia entre las trabajadoras, se cuenta con estos tres tipos de medidas: castigo físico, multa o despido temporal. Para los dueños de las trabajadoras contratadas los dos últimos tipos de castigo resultan en una merma de sus ganancias, cada multa repercute en sus beneficios y el despido temporal no solo supone el cese de ingresos, sino la carga de seguir alimentando -un cuenco de arroz por comida, tres comidas al día- a la parada. Ni que decir tiene, los jefes de cuerdas de trabajadoras contratadas prefieren que se aplique entre sus chicas el primero de los métodos de castigo, la paliza. Cuando visitan al director de la fabrica en las fiestas de fin de año, tras la entrega de regalos, los cuerdas piden muy educadamente que esto se tenga en cuenta.

-Por favor, hágase cargo de mi situación, si mis chicas se portan mal, péguelas, si las tiene que matar a golpes, mátelas, pero hágame este favor, no las multe, y por lo que más quiera, ¡No me las deje sin trabajar!-

0302

Si hay que matarlas a golpes, mátalas. Bajo estas circunstancias, las muchachas reciben palizas un día sí y otro no. En cierta ocasión, una de las contratadas a la que las reprimendas no habían conseguido remediar de su reiterada falta de esfuerzo, estaba siendo golpeada por los capataces… En aquel momento quiso la fortuna que una señorita de ultramar, familia del dueño japonés de la fábrica, se encontrara de paseo en la factoría y sorprendida por la saña con la que se golpeaba a la pobre chica, afeo la brutal conducta de la jefa de planta. Quien sabe si aquel tipo de castigo tan poco civilizado la disgustara, quien sabe si quería educar a sus subordinadas en métodos punitivos apropiados, acercándose en persona hasta la pobre tirada en el suelo, puso su mano en la oreja de esta y de un tirón la obligó a arrastrarse hasta la toma de agua más cercana y la hizo quedarse en pie, cara a la pared. La jefa las seguía obedientemente y rauda comprendió que es lo que se esperaba de ella, agarrando una de las tapas del hidrante que estaba abandonada en el suelo.

-Esta señorita no se comporta nada bien ¡Que vaga!- Declamó la japonesa entre carcajadas. A lo que la jefa respondió, con tono y porte de institutriz aprendidos con objeto de complacer a su ama -Sostener esta tapa sobre su cabeza la enseñara que no se debe remolonear en la labor-

Este castigo, adecuado en una fábrica civilizada, puede alargarse durante más de dos horas, en las que no se permite ningún movimiento, y que son restadas del salario diario, si esta reducción de los ingresos es castigada por su jefe con una nueva paliza, eso es asunto de cada cual…

¡Oh cruel Edipo de metal! Mecánico mecanismo obsesionado por destruir la semilla que te ha engendrado, así esclavizas a las débiles y a las desesperadas.

Dulces corderitas como pompones de algodón ¿Podréis dormir al fin? ¿Seguiréis trabajando en sueños, turbina tras turbina tras turbina os turbarán aún en brazos de Morfeo?

De todo lo que las depara su destino daremos cuenta en el próximo, y último, capítulo de Las que tienen que servir, el desenlace que no se querrán perder del folletín que sus amigas se arrepentirán de haberse perdido.

¡Les esperamos!

1Si, no hay cuarto grupo, el cuatro es un numero de mal augurio para los chinos ya que en su idioma cuatro si4 suena muy parecido a muerte si3.

2El vendaje de los pies, para conseguir lo que se llamaba pies de loto, fue una costumbre que se llevo a cabo entre familias campesinas hasta el siglo XX, dicha modificación corporal por un lado aumentaba el valor, como objeto de casamiento, de la niña y por otro era un vestigio de unos días de cierta prosperidad hace mucho tiempo pasados.

3En el Shanghai colonial, y supongo que por influencia inglesa, era de buen tono contar con hindúes como guardias de seguridad en la entrada de fabricas y otros edificios, su fiera estampa tocada con turbante y barba dejaron una profunda impronta en el imaginario shanghaines.

Dadme 5 minutos y os explicare…

Que pasa con China.

La cifra de crecimiento del producto interior bruto del primer cuatrimestre de este año en China ha sido 7%, lo que para muchas economías sería un dato excelente, no lo es para China, donde un crecimiento tan bajo no se registraba desde el año 2008.

pibLinea roja crecimiento interanual, linea azul intertrimestral. Necesita mejorar.

¿Cómo lo hizo? Desempolvando el grimorio de Kheyneshu, la magia negra, según algunos, de los planes de estímulo estatal. España tuvo un Plan E, China tuvo un Plan Ch de 40 billones de yuanes, unos 4 billones de euros, ciento de millón arriba o abajo.

El colocón de billoína fue intenso, permitiendo a la economía recuperar de un salto sus cifras de crecimiento pre-crisis, pero sus efectos fueron de corta duración. El último cuarto de 2010 volvió a mandar las cifras de crecimiento hacia abajo, abajo como no se había visto en los últimos 20 años, desde el año horrible 1990 en el que China era castigada con sanciones y bloqueos económicos por los 300 muertos provocados por la represión de las protestas protagonizadas por obreros y estudiantes de 1989 en Pekín.

Consumo, inversión y exportaciones son mis pastores y nada me falta.

El secreto del éxito de China está en su mano de obra, durante décadas China ha dispuesto de un océano de mano de obra abundante y barata que fue lo que atrajo la inversión extranjera que la convertiría en la fabrica del mundo. Pero muchas fabricas y sus correspondientes trabajadores no se convierten en motor económico consumo si el nivel de sus salarios no les permite sobrepasar un nivel de subsistencia, pero y aquí está el truco, si se aumentan los ingresos, se aumenta el consumo, pero se encarece el producto por los que los trabajadores reciben el salario, con lo que la inversión y sus fabricas vuelan a países más baratos. Por esto, China se mantuvo como un país de salarios bajos y consumo mínimo, lo que se compensaba con sus cifras de exportación.

Pero tras la crisis de 2008, los principales mercados de las exportaciones chinas se embarcan en políticas proteccionistas (EEUU) y de contracción económica y crediticia (UE), es decir dejaron de comprar a China en la cantidad que venían comprando y que hacía que la economía china creciera anualmente en cifras de dos dígitos. Aunque haya aumentado su presencia en otros mercados, China ha visto como el crecimiento de los años dorados, en el que cada año se podía doblar la cifra de exportaciones del año anterior, se ha reducido hasta un 40% a finales de 2014.

El tercer motor, la inversión en infraestructuras, ha sido para China el principal, por encima de las exportaciones aunque muchas veces veamos escrito lo contrario. Esta inversión redunda en un aumento de producción, el aumento de producción, en aumento de beneficios, el aumento de beneficios, en aumento de capacidad de inversión y así se cierra el circulo que ha hecho girar la economía china durante los años del boom.

Pero si ni dentro (consumo), ni fuera (exportaciones) se consume lo producido, el aumento de producción acaba enterrado, en el caso de China a veces literalmente. Y las inversiones, que no producen ningún beneficio, se convierten en deuda y así los 4 billones de euros que se invirtieron inicialmente para estimular la economía han acabado convertidos, en virtud de los intereses acumulados y las sucesivas refinanciaciones (deudas contraídas para pagar deudas ya existentes), en 17 billones de deuda soportada por unos gobiernos locales y empresas semipúblicas que antes de la crisis podían presumir de unas cuentas saneadisisisisisisimas

Agotado el embrujo de Turquesa Keynesí, conjuro de política de expansión monetaria.

1-6bT9THOEgM5pyiqN8-O0Lg

Para aplacar a la bestia hambrienta, el Banco Central de China decidió lanzarle dinero, paletadas de contante y sonante efectivo. Así redujo el requisito de caja de las entidades financieras en medio punto. Atención: inciso, con requisito de caja me refiero a la reserva de capital de la que los bancos deben disponer para hacer frente a sus pagos. Si esta reserva es, como en el caso de China, del 20,5% significa que de cada 100 yuanes en los balances de un banco, 20 yuanes y 5 maos deben ser efectivo. Si se baja hasta el 20% los 5 maos liberados vuelan fuera de las arcas de los bancos en forma de inversión creando empleo, beneficios, bienestar y gran regocijo a su paso.

Como iba diciendo en el plazo de 2 años se redujo el requisito de caja en medio punto, se puso en circulación el equivalente de 50000 millones de euros en RMB recién impresos, se volvió a reducir el cociente de caja de los bancos, se bajó los tipos de interés, se redujo de nuevo el cociente de caja y se bajó otra vez los tipos de interés. Este dinero-liquidez se pensó que debería circular dentro del sistema, engrasando las ruedas de la actividad económica con un aumento de la inversión y el consumo.

Pero la inversión, recordemos, resulta inútil cuando la producción sobrepasa la demanda y nadie compra los productos que la producción produjo. Y cuando la demanda no llega a absorber un mínimo del 75% de la capacidad de producción ya podemos hablar de crisis de sobreproducción. El exceso de inversión, dirigida a los sectores que en ese momento resultaban rentables, provocó que dejaran de serlo, haciendo entrar a practicamente toda la industria china en una crisis de sobreproducción, con sectores en los que la capacidad productiva triplica la demanda.

produccionCapacidad productiva vs producción efectiva, por debajo del 75% es malo, los sectores listados son de izquierda a derecha: acero, cobre (cable), cemento, paneles de vidrio, turbinas eólicas, placas solares y medicamentos veterinarios.

No solo eso, enfrentada al descenso de beneficios, la liquidez abandona la economía real y se refugia en la especulativa, dando origen a eso que conoceis tan bien: la burbuja, ya sea la tan cacareada inmobiliaria o la de nuevo cuño, bursátil. Si no estamos viendo mención en la prensa a la escalada del 35% en solo 6 meses en la bolsa de Shanghai y su evidente relación con una economía real ruinosa, creo que es porque seria reconocer implicitamente el secreto detrás de las subidas de nuestras queridas bolsas.

857A su vez el descenso de beneficios repercute en descenso de salarios, los salarios en China no están bajando, pero se ha cortado la progresión que durante la ultima década hacia aumentar el salario medio en un 15% anual. Solo 11 de las 35 divisiones administrativas que componen China han visto un aumento del salario medio durante este último año y son las 11 que partían con un producto interior bruto per cápita más bajo y que al mismo tiempo son las menos habitadas: Xinjiang, Tibet, Qinghai…

Hemos visto que 7% es para China una cifra de crecimiento insuficiente, una de las razones es que China necesita crecer anualmente por encima del 7,2% no para crear, sino para mantener empleo. Durante los últimos 6 meses la cifra de paro ha alcanzado el 5%, esto en un país con una cobertura social muy deficiente y donde son los padres los que dependen de los hijos, sobre todo entre la población de las zonas rurales, que aún sigue componiendo la mitas de la población china. Este dato junto con el anterior, no solo no favorece la aparición del consumo interno que iba a ser una de las bases del aterrizaje suave planeado por el gobierno, sino que crea descontento social.

Se dice que China como república popular, posee una capacidad de represión con la que no cuentan las democracias parlamentarias como la española, esta afirmación es debatible. Lo que indican los datos es que los incidentes, paros y huelgas, practicamente inexistentes en periodo de bonanza, aumentaron hasta cerca de 600 en el ultimo año. El aumento es exponencial, y demuestra que el pueblo chino no es el manso rebaño que se imagina desde algunas tribunas. Un aumento de represión redundaría en mayor malestar social en un país cuya población supera los 1000 millones de habitantes y del que la historia nos cuenta que nunca se ha mantenido unido por la fuerza.

Este escenario de lo que no se puede definir de otra manera que de crisis, es la razón por la que Xi Jinping presidente habla de la reforma en profundidad del sistema económico, social y político, de una nueva nueva China y de soñar con la renovación del espíritu, de la esencia, de la nación china, y la razón por la que la expresión nueva normalidad (new normal, 新常态)se ha convertido en la coletilla de sus 3 años de gobierno. De cuales son los mimbres de este cambio de modelo y de que influencia, si la tuviera, ejercerá sobre el resto del mundo incluyendo vuestras tiernas cabecitas, hablaremos otro día.

Cinco minutos más o menos ¿No?

Ng, ng, zaijian, zaijian.

Img335015179

Hola otra vez, hola queridos muchachos.

Volvemos donde lo dejamos, hacer de vosotros algo aprovechable.

Sin más penosos preambulos:

Lección de hoy, la hua de Shanghai es Shanghaihua o…

Inmersión linguística en arenas movedizas.

El dialecto de Shanghai es una de estas hua o hablas que aquí se hablan y que forman formalmente la lengua de Wu, conocida en China por la mayoría como wu2yu3. Shanghaihua, Suzhouhua, Wenzhouhua y huademás son las ramas de un tronco común que ramificaron para dar a nuestro yunque y martillo el placer de vibrar con estos extraños frutos sonoros sabor tropical.

#½¨ÒµÀÉϺ£ÏÖ´æ¹æÄ£×î´óµÄʯ¿âÃÅÀïŪ

Wuyu es una lengua a la que recurren para no entenderse 160 millones de orejas, una población combinada superior a la de todos los guturantes sicofantes de la germanía conocida como alemán.

Una lenguita, una menudencia, una cosita pequeñita a la que algunos expertos laureados han catalogado más alla del mar como dialecto de lo que se conoce como chino chinoso así en general. Aunque los chinos chinosos sean tajantes en su apreciación de la valía de esta nadería a la que han dado el noble continente de yu3, esto es lengua, contrapuesto a hua4, dialecto o parla hableante, de lo que voy a llamar centreste celeste de la popular república china by Mao Zedong.

Centreste de China formado por Jiangsu sur, Zhejiang norte, Anhui en parte, pizca de Fujian y de Jiangxi y la totalidad de la constituida como una de las cuatro ciudades directamente administradas por el gobierno central, ciudad de Shanghai.

u=3647606815,3443904679&fm=21&gp=0

Y en esta zona es donde desde hace casi un milenio se habla de forma continua la lengua de Wu. Las notables diferencias entre sus hablas son evidentes en un solo golpe de voz, y Shanghai por ser tan rara ha desarrollado un, esta vez sí, dialecto, que puede asombrar a los que se den cuenta de la diferencia con la forma de hablar de su más cercana prima hermana mayor Suzhou.

La razón la he encontrado al ser ilustrado de que la joven Shanghai se pobló hace un siglo por los habitantes de las ciudades de Shaoxing y Ningbo, y allí y allá sí podemos encontrar los dos wu dialectos de los que nace lo que hoy conocemos como la babla parlante o hua de Shanghai.

299313

O dicho de otro modo, hay que viajar unos 200 kilómetros para encontrar a alguien que a nongho responda con algo similar, –Nonghe shanghaining– respondió el vendedor de tabaco de la bella Ningbo.

Pausemos un momento, para recordar que el nombre correcto de la lengua de Hu es shang4hai3xian2hua4.

Y con esta pausa damos por terminada la lección teórica y practicamente estamos, sino preparados, al menos en condiciones de practicar las dicciones en la siguiente parte, práctica en carácter a la que he dado en llamar:

39534081_20

Hablemos todos como lo hacen los viejos habitantes de la nueva Shanghai.

Pongamonos en situación, o como debería sonar su suya dicción. Delicioso sonido para cualquier paladar, que mejor ilustrar con este vídeo sabor shanghaihua.

¿Les ha gustado? Pues aun hay más. Siga leyendo para descubrirlo.

Para ser exactos, confieso la naturaleza inexacta de estas notaciones, pues academicamente he documentado que el sistema de transcripción fonótica de los sonidos del habla que hoy nos reúne es capaz de provocar desprendimientos de retina incluso en los versados en el pinyin. Tomese pues mis bocados en cursiva como una deliciosa deshabille y solo una somera, pero nunca basta, aproximación a unos sonidos que de todos modos aun no estais, todavía, preparados para reproducir.

0

Además de que existen consonantes y vocales no pertinentes a los desarrollados por el habitual putonghua, el habla de Shanghai desarrolla un alambicado sistema de tonos continuos que distan muchos de ser similares a las singulares monadas con la que se expresan los comunes hablantes de la lengua común.

shengdiao

El que tenga ojos para ver que vea. Quien tenga oidos para escuchar que en su cabeza escuche, este es el sistema tonal del habla de mi nuevo hogar. Quizás o no haga falta aclarar que los números corresponden a tono de voz, 1 es el bajo y 5 el más alto, el primer dígito corresponde al tono de entrada mientras que el segundo al cierre de la sílaba.

Aclaro que basome en nuestros queridos pinyines para crear esta shanghaihuanotación, el resto de los sonidos han de basarse en lo que llamaremos un suave español. 1

He dejado lo mas gracioso para el final, y es que no contentos con lo antes expuesto, los shanghaineses una tuerca de vuelta le dieron a su forma de hablar al decidir dividirla en tres ramas o escuelas nueva, vieja y ni fu ni fa. Pero todo esto me estoy dando cuenta que para más de una tacada podría dar, así que en nuevas entregas iré completando este raro serial en el que explicare con pelos y tonos todas las facetas de esta inextricable trinidad del hua.

nangjingdong

Y ya he dicho demasiado, practiquemos lo impracticable, o lo que es lo mismo la blaha de Haishang. Los siguientes ejemplo son una muestra con la que sin mucho esfuerzo, atento lector, podrá pasar por de las tres ramas sincrético excéntrico o triarticulado ning de Shanghai.

Nong´ho´va es como se dice ¿Qué tal estás?

Si hay confianza también puede usar nong´ve´chik´ku´lek´va? Que es lo mismo que preguntar al oyente si está o no está por comer la comida que a esas horas sea adecuado honrar.

Para viejos amigos a los que llevemos tiempo sin ver podemos saludar con un sang´yuoe´vak´ji o tanto tiempo sin verte por aquí.

Sigamos con esto, nong´gak´qiang´sen´ti´hao´va? es pregunta pertinente a la salud referente.

Otra saludante pregunta es en toda China la concerniente a la reciente actividad laboral. nong´zoe´jin´mang´va?

0025116ac9d10ef62d8629

Respuesta: ee´hao, vak´da´mang. nong´va? Vamos tirando, ¿Y tú en qué andas?

Ante las disyuntivas que los nativos irán cuestionando, la respuesta adecuada si es negativa es fa´la´se, si por el contrario está de acuerdo o muy de acuerdo las palabras mágicas son de nuevo tres: wu´la´se.

Si usa la china costumbre de hacerse el sueco el sabio dirá vek´sok´tek.

El atosigado que recurra a esta frase para librarse de paseo en motos, bolsos de marca o chainis girlfirends, vak´yao´song´dak´ak, ngu´si´ka´zou.

El viajero avispado conoce la buena costumbre de invitar a sentarse a cualquier laoban, le´le´zuo´a.

Disculpe caballero o señora se dice mo´ve´nong´lak, si lo que se desea es molestar.

Je suis desolee, sin embargo, no se dice de aquella manera, si no de está: ngu´lao´vak´hao´yi´si´aak.

Queda disculpado, repita conmigo vak´dak´ga´aak, vak´dak´ga´aak con beatífica sonrisa sobre su faz faz.

Hasta luego tse´hwe y gracias zha´zha

4b99be02g9202369ce3a1&690

1 Vease mi primera entrada en el blog, queridos míos, para una explicación de la manera en que debe pronunciarse cada pinyin.

Muchas veces cuando los privilegiados laowais culogordo emigramos, o nos emigran, aquí al Mandato del Cielo, venimos con una serie de imágenes y clichés en la cabeza importados de distintas películas, libros y productos culturales. Cada culogordo tiene su lista y es el propio País del Centro y sus habitantes  y costumbres los que se ocupan  de desmentir o confirmar estas ideas con mayor o menor dureza.

Por ejemplo, no es raro encontrarse aquí a laowais culogordo, (normalmente varones cisgénero heterosexuales, a partir de ahora LCVCsH) que después de consultar un par de foros de internet, viajan ilusionados  al Zhong Guo pensando que esto va a ser como un vídeo de Biggie Smalls, con la gente ofreciéndoles billetes de 100 yuanes por su cara bonita y un montón de chinas faldicortas y despatarradas esperando que las impregnen, biológicamente hablando. Sobra decir que la realidad no es así, ni mucho menos, y la carita de decepción y los comentarios en consecuencia van de lo risible a lo directamente grotesco, pero de esto, del infame Bar Rouge y de las moscas y la mierda y la fauna que comenta en shanghaiist hablaremos más a fondo otro día.

Al tema. En mi lista de clichés culogordo particular hay un poco de todo:  El Imperio del Sol y todos los libros de memorias (bueno, todos los libros en general) del gran JG Ballard; los cómics sobre las aventuras asiáticas de Guy Delisle (en concreto Shenzen y en menor medida Pyongyang); La Linterna Roja de Zhang Yimou; el pabellón chino de la Feria de Muestras de Gijón; el Nihao y el ChinoPlazaEspaña de Madrid, con sus fabulosas empanadillas; El Último Emperador de Bertolucci, Blade Runner, El expreso de Shanghai, el rollo expat asquerosete de Los Nombres de Don DeLillo…

Pero la perla de la corona y niña de mis ojos, en lo que a prejuicio chinófilo se refiere siempre ha sido y siempre será la tienda del dueño original de Gizmo en Gremlins I. No sé si os acordareis de ese sótano de iluminación tenue lleno de trastos de inspiración Ming y cosas raras, con su dueño opiómano y tuerto y su becario de ocho años de edad, a mi me vuelve loca.

En el año y pico que llevo aquí en Shanghai, en general me he encontrado mucho más Ballard del que imaginaba y bastante más DeLillo del que me hubiese gustado, la dosis justa de Blade Runner y de Shenzen (de momento y gracias a CROM) y toneladas de deliciosas empanadillas y otros manjares, pero eso si, muy, muy poco rollo Gremlins, y a la Niña Gafotas Interior, con su debilidad por lo fantástico-sobrenatural la tengo algo decepcionada, porque venirte a la otra punta del mundo, a la patria de los Mogwai y el misterio oriental para encontrarte un Zara detrás de otro… pues ya me diréis.

Por suerte para ella, hace un par de semanas hicimos una pequeña excursión al Kai Xuan Men Dasha, que es un sitio que aunque tiene de Ming lo que yo de rubia y está desde luego, bien iluminado (muy a la china, con neones de esos cegadores que hacen que la gente tenga la piel verde) desde luego está lleno de cosas MUY raras, por no decir rarísimas, y mas chinas y misteriosas que el culo del Gran Timonel. Bienvenidos, señoras y señores al Mercado de la Salud y el Juguete Sexual de Shanghai

El edificio, desde fuera, con su forma de U invertida, no anticipa en absoluto las maravillas que nos vamos a encontrar en el interior. El vestíbulo, con sus floripondios y su suelo lleno de serrín recordaba vagamente al que sale en Dawn of the Dead, la de Romero, o a cualquier otro centro comercial chino sólo que mucho mas sucio, pero en cuanto te pones a dar vueltas por las tres primeras plantas…

Sacos llenos de pétalos de flores secas para infusiones,de todos los colores imaginables, setas desecadas del tamaño de la palma de mi mano, lagartos listos para infusion, penes de ciervo, estrellas de mar, todo tipo de vegetales secos llenando sacos a rebosar, frascos con bichos raros en formol, astas de animales desconocidos, pequeños moluscos y raices y cortezas sumamente misteriosas, caballitos de mar secos… Todo a mayor gloria de la virilidad, fertilidad, potencia y calidad de los diversos aspectos de las artes amatorias. Como una enana me lo pase.

20141115_141454 20141115_141459 20141115_141506 20141115_141510 20141115_141520 20141115_141528 20141115_141649 20141115_141658 20141115_141723 20141115_141737 20141115_141758 20141115_141806 20141115_141909 20141115_141915 20141115_141921 20141115_141949 20141115_142001

En la cuarta planta, estaba la zona moderna del asunto. Detrás de un enorme cartel que decía, “niños no” se escondían toneladas de ropa interior sexy de ínfima calidad, disfraces diversos, dildos y similares de todos los colores y formas imaginables, algunos con un packaging muy divertido, como vereis a continuación, y una asombrosa cantidad de artículos BDSM, látigos, esposas, elementos restirctivos, fucking machines, y bueno, de todo un poco.

20141115_14220520141115_14383320141115_14263920141115_14442720141115_14382320141115_142516

20141115_142326

Aunque la iluminación recordaba vagamente a la difunta Librería Sexológica de Madrid, el ambiente en general se parecía bastante mas al de cualquier mercado chino, como el de mascotas de Xizang Lu o el de ropa de Qipu Lu aunque con menos afluencia de público (gente pegando voces, mercancía amontonada, batiburrillo de chismes llenos de polvo, señoras haciendo punto, regateo salvaje…) que al de cualquier sex shop al uso, vamos, que no había señores furtivos, ni tufo a ambientador de fresa, ni desde luego vibradores caros expuestos en elegantes vitrinas con amables dependientes. La visita merece la pena, aunque no seais fans de los Gremlins y si en algún momento pasáis por aquí, os recomiendo que os acerquéis a echar un vistazo y comprar un té de lagarto, un poco de hongo tibetano o un gigantesco vibrador fucsia. Aquí tenéis la dirección.

NOTA: Como se que me lo vais a preguntar: SI, me he comprado algo, en concreto un disfraz de ninja sexy, compuesto por un bañador de manga larga y capucha que deja los ojos al descuberto y unos nunchakos, todo de riguroso plástiquillo negro. Costaba 10 euros y no pude resitir la tentación, que queréis que os diga. Y NO, no voy a subir fotos de como me queda puesto, así que menos cachondeo, que nos conocemos.

Hoy he visto a una señora (china) como de 200 años y 1,10m de estatura conseguir un asiento en el metro a las nueve de la mañana.

A vosotros, decadentes burgueses xipanyoles, acostumbrados a vuestro abono transporte mensual y a los amplios vagones y relativa ausencia de masa  humana en el  transporte público, esto no os llamará demasiado la atención; pero que sepáis que aquí en la Perla de Oriente, conseguir un asiento en el metro en hora punta equivale mas o menos a encontrarte un diamante del tamaño de un huevo de paloma tirado en la calle, tengas la edad que tengas.

box office

No penseis, ni por un instante, que la heroína de nuestra historia consiguió tan preciado bien gracias a lo que Tenessee Williams llamaría “la bondad de los extraños” o a esas ideas  pseudoculturales que atesoráis en la cabecita acerca del respeto oriental a los mayores, la vergüenza propia/ajena, la educación entre pasajeros, la civilización milenaria, etc…  Aquí, un vagón de metro cualquiera, entre las 7 y las 9 am, y las 17:00 y las 19:00 pm es como una caja de carton llena de gremlins en modo pasivo/agresivo, con el cuchillo en los dientes, el mobile device en la mano y los cascos en las orejas (usuario joven) o bien, el carrito absurdo lleno de trastos, la bolsa de plastico de 1,50x1m, la maleta trolley o el carrito de bebe con niño retorciendose dentro  (usuario tirando a viejuno)

20140911_10514320140911_104930

Entonces, ¿cómo consiguió nuestra venerable amiga, de unos 35 kg de peso y no mucho mas alta que un taburete de bar, sentarse en un entorno, digamos, hostil a sus intereses?  Usando, lo que voy a llamar, al mas puro estilo chino, la Infalible Infalible Fantástica Técnica Asombroso Uderzo, (en homenaje al mas querido de los padres de Astérix).

asterix05

En realidad, la técnica propiamente dicha es de un simple que asusta, pero no por ello menos efectiva. Una de esas ideas brillantes a la par que sencillas, pero con cierto riesgo de exclusion social en su ejecución (como el botellón. comer con las manos, salir en pijama a la calle o dejar de depilarse definitivamente) De todas formas, si por cualquier motivo os encontráis aislados en mitad de una muchedumbre con una altura media superior a la vuestra,  como una manifestación, un concierto, o una asamblea de esas de hacer cosas con las manitas, os la recomiendo encarecidamente. Ahi va:

1 Coloquese en posición erguida, o anatómica

2 Estire su brazo derecho en paralelo al suelo

3 Doble el codo derecho 90 grados, hasta que parezca el de un soldado romano de tebeo Pro-Galia en Formacion Tortuga, pero sin escudo.

4 Avance, imparable, diminuto y descontrolado, girando el cuerpo SIN PERDER LA POSICION hasta alcanzar el objetivo. Si su altura es proporcionalmente inferior a a de la caja de gremlins en, al menos, un 20%, su codo alcanzará en la mayoría de los casos organos vitales sensibles a un contacto firme y doloroso (lease: hígado, riñones, bazo, etc…)

5 Ignore totalmente a cualquier otra persona que aceche el asiento en cuestión. Las mutilaciones, embarazos, peso extra-físico a cargar, infantes en brazos, etc… nunca deben ser un obstáculo para que su culo se deslice en el asiento momentos ANTES de que su antecessor se haya levantado del todo. Recuerde, antes, no despues.

6 Relájese y disfrute de su conquista y de las miradas rasgadas llenas de evidente envidia y rencor que in duda cosechará en este delicioso ambiente

20141110_18461420141110_184629

20141105_184616

¿Como están ustedes? nin2menhao3ma?

¿Yo? Muy bien wo3hen3hao3, gracias por preguntar, bronceandome bajo el sol rojo que nace en el Este mientras veo The Wicker Man, más no se puede pedir. Y luego me veré El hombre que pudo reinar. Película que nos enseña que las cosas no se piden por favor, se piden…

Como extranjero que viene del Oeste.

¿Extranjero que viene del Oeste? Vaya con Ruyard, buen bigote gastaba el muy masonazo. Pero, ¿Quién en su corazón, no es un poquito masón? Reconozcamos que reconocemos a los nuestros con guiños, guiños, codazos, codazos, que excluyen a otros humanoídes. Por ejemplo tú y yo, yo y tú, podríamos discutir interminablemente durante varios minutos sobre las virtudes respectivas de Hannibal Smith y Chanquete como líderes de hombres, no por llegar a ningún lado, si no solamente para reconfortarnos en nuestra pequeña logia de…

Hijos de la luna.

De regreso al futuro con Converse All Star (Boston Celtics colors), chupando un Kojak, with a handful of cromos de futbolistas con bigote (se ha muerto Arteche, sniff), de la mano de Espinete y Don Pimpón, con Naranjito xiao3cheng2ziren2 en mi corazón y Radio Futura en el Walkman, etcetera, etcetera, etcetera.

Mas, todo este imaginario parece abandonarnos como se pierden las lágrimas en la lluvia cuando entras en un Oh, Brave World! de gentes diferentes. Y no, no, no, no es el idioma. ¿Como habría de distanciarnos algo tan mundano como fonética, morfemas, gramática?… Son imágenes, conceptos, códigos ajenos a tu cosmovisión, a ese pequeño y cómodo cortijo mental, que tú, yo, él, nosotros, vosotros y ellos llamo, llamas, llaman, llamamos, llamais y llaman España lo que te convierte en un extraño, en un resident alien, en un otro.

Oh, Dios mio, es verdad, allí el chino habré de ser yo…pero…¿Que puedo hacer cuando huya de la vieja España a ese nuevo nuevo mundo? ¿Que haré cuando quebrados por un mesías llamado Pablemos, hayamos de vender la tierra de nuestros padres por un cuenco de arroz? ¿Como me haré digna de simpatía a ojos de mis nuevos amos?

Sigue leyendo, querida amiga, y todos tus dudas quedaran atrás, muy atrás, mientras atraviesas de mi mano y con sonrisa temblorosa las puertas de Laihausser.

Gozosa verdad número 6 o quizás 7, he perdido la cuenta para ser sincero.

Los 80 en China = Los 80 en España.

Los 80 ba1shi2hou4 en España y en China fueron un nudo, una corriente de fluzo ezpacio zemporal que abrió un portal dimensional y nos hermanó. For ever, and ever.

movies-howard-the-duck-lea-thompson
Aquí pensabaís que iba a ir una foto del condensador de fluzo ¿no? Jajajajaja, que infelices.

Ambos países pasaron en esta época por un proceso de apertura al mundo, que reflejose en que las manifestaciones miniculturales para los miniellos fueron extraordinariamente parecidas, por no decir extraordinariamente iguales, a las que para los mininosotros acontecieron.

Si no me creyeran, Santos Tomasitos de mi corazón, sigan leyendo este repaso a los….

Comestibles (y otras cosas) comercializados y/o disfrutados en los años 1980 a 1989 en China.

Prueba documental número uno.

451f73fft846ca98fbe97&690
Carambiruri, carámbirura, este hombre de nieve podría haber estado entre el frigopié y el frigodedo, entre los popeyes y el drácula del kiosko (que vascongada palabra para concepto tan poco vascuence) del parque al que miro a través de la ventana de mi nostalgia.

Con sabor a nata natosa y a café, aunque según mis fuentes en los felices ochentas era nataplus chocolate. Esta varianza quizás se explique porque no sabe ni a chocolate ni a café ni a nada -que no sepa a nada significaría en buena lógica que sabe a algo ¿no os parece?- Esto queda comprobado y certificado por el aquí firmante, que adquirió uno #1# por dos #2# yuanes.

68609457729360316192-650X975
Remembrance, pour elle.

Quizás, convertido en poetiso por un instante, susurrare en tu oído que sabe a Cindy Laumper y a polvos de talco. Reconozcamos en sus formas redondeadas al sine cuack non de la elegancia en helados para gente de palo. Llevar con barba, camisa, pantaloncito muy cortito y pelito cortadito como un hitlerjungencito, para un verano ideal. Balón de playa Rumasa opcional, pero muy recomendable.

¿Nombre del hombre (de nieve)? 雪人雪糕 xue3ren2xue3gao1

Detalle de interes: en chino mandarino una de las acepciones para helado de palo es igual a 冰糕 (=tarta helada) bing1gao1 y otra es igual a 雪糕 (=tarta de nieve) xue3gao1 ¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué?

Evidencias forenses número dos. (dos)

u=3668523991,1017450235&fm=23&gp=0
Hosti noi, ¿Es qué voy a disfrutar del crocante caramelo y el suave chiclet?

No, porque no está cubierto de crocante caramelo, es chiclet y solo chiclet. Y no cualquier tipo de chiclet, es el chiclet que puso sabor a los ochocero, el chiclet con sabor a chiclet de sandía.

Oh, Tico ¿Por qué me has abandonado?

Justo es decir que el aspecto exterior con aspecto de sandia de este chiclet de sandía está muy logrado, casi compensa que éste del Este chiclet no esté cubierto de crujiente caramelet. Pidanlo así: 西瓜泡泡糖xi1gua1pao4paotang2..

1H1204195-1
What a boomer, poor Reed Richards, again pluriempleado. Sí, es él, haciendo de mascota de grande grande y esponjoso esponjoso caramelo (traducción literal de) 大大泡泡糖da4dapao4paotang2.

Otra traducción podría ser: Chiclets (marca) Grandecito.

Os explicare porque: 泡泡糖 es chiclet, y en chino 大大 (=grande x2) significa grandecito, ya que multiplicar palabras divide su carga semántica, que paradoja1. ¡Como disfruta disfruta (=disfruta un poquito) porque su chiclet es un chiclet superelástico el neneniño! (así se construyen muchas palabras en chino, con dos hanzis que significan lo mismito) Mmmmmmmmmmmmmmmmm.

1H1202094-0

Número tres.

En China puedo disfrutar de mi burbujeante Mirinda mientras que vosotros en España, no ¿Quién es libre ahora, pringados? Jajajajajaja

2833554_150521093_2
Como leéis, el agitado destino de la Mirinda fue dejar de comercializarse en España para triunfar en el resto del mundo, Argentina; check, México; check, Perú; check, Malasia; check…España; no check. En España no hay Mirinda mei3nian2da2.

No está mal para una bebida patentada EN ESPAÑA: Que se beba en todo el mundo menos EN ESPAÑA.

Ahora que, para los chinos poco tiene de ochentas, en los ochentas no había Mirinda, no señor.

Fue introducida en 1997 en Shanghai, como servidor de ustedes, en tres diferentes sabores: papaya, uva y melón y naranja. Su éxito ¡Bien! causó que actualmente se venda en China en la más que aceptable cifra de 27 sabores diferentes 0.0! Que van desde el té rojo hasta el cactus (esta última se vende en Xinjiang. Sí, precisamente, donde los Yogures y los Han que les queman las tiendas a los Yogures)

¿Se nota que éste último párrafo me lo he inventado de arriba a abajo? ¿No demasiado? Bien, podemos seguir.

A donde quiero llegar es que los chinos también tienen su propia nostalgia carbonatada: Jianlibao. Que ya ohhhhhh no se vende. Antes la había y ahora no la hay.

1631113X3-0
En verdad es justo aclarar que se ha recomercializado, pero ya no sabe igual. ¿Como sabía antes, pues? Os lo acabo de decir: no igual.

Number cuatro

106568751647
Estimulación electrónica.

1Z50B451-1
Y no nos extraña, en un país tan cercano a Japón, que llegaran, por lo menos a las ciudades, las últimas novedades, en maquinitas. Sin embargo, y no puedo encontrar ninguna razon para ello, China es un país cerrado a las videoconsolas, no así a los ordenadores. Los centros de entretenimiento eléctrico para toda la familia han estado vetados hasta fecha tan reciente como el año pasado, momento en el cual la PS Vita o Vito o como coño se escriba, que ya soy mayorcito para andarme con juegos, se empezó a comercializar en China. Este mismo año, hace bien poquito, cosa de un mes o así, hizo su entrada triunfal la Xbox.

Lo que no significa que antes los jugones chinos no tuvieran consuelo, jaja ¿lo pillais?, siendo como es el chino un pueblo industrioso y lleno de recursos, estas consolas se colaron en los hogares a través de los medios más variopintos. Mención especial merecen los clónicos chinos que durante los eighties ocuparon el lugar de la NES y Mastersystem. Los cartuchos para estas maquinolas, en los que solían venir varios juegos, son objeto de coleccionista hoy en día.

¿Los juegos? Pues chicos, los mismo que los nuestros, Marios, Zeldas, Contras, Arkanoids, Tetris. Eso sí, con leves variaciones, estos portings incluían cambios como que Mario cambiara su gorra y peto de fontanero por uniforme de guardia rojo, para pasar a llamarse Super Mao o que el Arkanoid…Jaja, espero que ésta no estuviera colando2. Los juegos eran igualitos, traídos directamente de Japón para disfrute de la chavalada.

Cinco

Cromos. De. Los. Transformers.

106568751638
Sabiendo como regatean, el acabar las colecciones no debía ser cosa de risa.

Seis.

El equipo del pequeño tigre, o el pequeño equipo del tigre. 小虎队 xiao3hu3dui4.

201003021725556724
Ochentas = Degrassy.

Patada voladora.

Mirada del tigre.

Simply irresistible.

Siete

u=1537246762,2566138842&fm=21&gp=0
Dos minutos para la ignición.

Seis.

106568751667

106568751662
Ahora lo comprendo todo, doctor Chandra.

Cinco.

106568751637

106568751665
Nunca me he librado completamente de la sospecha de que hay cosas muy extrañas en esta misión.

Cuatro…

106568751715

…tres…

106568751676
Mi cabeza se va, siento que se va, siento que se va […] Todo es confuso para mí.

192551F47-7

…dos…

u=1327005905,309611171&fm=21&gp=0
Me doy cuenta, me doy cuenta

…uno…

1639135506-0
Se llama Daisy.

106568751716

…cero.

106568751717

¿Soñare?

20130108085844_5UnUw

1 Again el chino nos desvela que sus misterios nunca nos serán desvelados, pues esta construcción puede significar todo lo contrario, es decir 大大 puede venir a decir o un poco grande o muy grande. Todo está en el contexto, baby.

2 Si, Mao no lo quiera, lo hubiera hecho, pongase en contacto con nosotros para que le hagamos entrega del diploma de oh infelice certificado por el instituto LLL para una vida mejor. Jajaja, una bromita :p con la que quiero significar que usted quizá debiera subir un poquito su listón de suspenso de la incredulidad en lo que a temas referidos a China se refiere.

A %d blogueros les gusta esto: