Archivos para las entradas con etiqueta: dulce china

Muchachos, muchachitos, bienvenidos.

Hoy, que para mí puede ser mañana, y haced cuenta de los océanos de tiempo que me separan de vuestros cuellos nacarados, leeremos en lailolai una u otra entrega de lo que voy a llamar el nuevo folletín de la vieja Shanghai.

4b99be02g92142950a2fe&690

En el que se tratara de los usos y costumbres, modos y tradiciones de los nativos que encontró el narrador en su estancia en la ciudad en la boca del río largo.

O dicho de otro modo.

De algunas de las excentricidades que aquí acontecen.

Si le gustan los pijamas, dentro y fuera de la cama, ha llegado el viajero a las puertas de un Botero que sin previa invitación le permite la entrada, a la singular morada, a la colorida feria de gentes que pasean al perro vestidos con sus mejores galas, que son ni más ni menos que un pijama.

¿Se le ocurre placentero más placer que bajar zapatillas en pies a comprar bollería fina oyendo el frufru solazante de un pijama colorido, encontrarse a los amigos, timar a un tonto laowai, esmeralda expectorada, vestido con colorido y mullido hilo?

1273565998_0

Dicen esperpénticos expertos, que esta costumbre, de la que no se conoce nombre, más allá del evidente, que es vestirse con pijama, parte de la reclamación de los hace no tanto habitantes de una ciudad mediana que sin tiendas de campaña ni asambleas, solo arropados de boatiné impertinencia, reclaman para si mismo lo más allá de su entrada.

El autentico Shanghai es, adoptado o natural, conoce que en la ciudad, los puntos cardinales no donde debieran estar están. Sí muy a su pesar ha de apuntar, en alguna dirección, el nativo lo hara sí, pero por favor no olvide, que esa izquierda, derecha, ese delante y detrás son en el mejor de los casos una vaga aproximación a una royal realidad. Serpiente serpenteante construida sin un plano, saludad a la ciudad en la que setenta y siete cardenales perdieron el sombrero y el higado del ahorcado al confiar en este o este o aquel.

Perderse en Shanghai, obligado placer, en el que se da la añadidura en su viejo casco ciudad, que todos los callejones al final cuentan con su correspondiente salida. Haga caso, escape del rebaño y adentrese sin miedo, en el laberinto de Shanghai como lo haría Teseo y convertido en fenómeno por un paseo, disfrute del disfrute provocado entre los viejos habitantes, por la aparición en su patio trasero del inesperado minotauro de algún país extranjero

Otro rasgo que distingue a los hijos predilectos del cielo, oh verdadero dragón, es tu inclinación por un tintineante monedero. Predilección de origen incierto, lo cierto es que los paisanos desprecian el vil papel. No sera fácil encontrar en cartera de Shanghai los billetes, de lo que son unos 13 centimos, 1 yuan, que los campesinos ahí fuera intercambian sin ningun rubor.

img201001151263485990_m

thumb

El rico filete de cerdo en crujiente cobertura,es manjar,  por demás, pues bien si, ademas, lo moja usted en salsa, de estilo Worcester, todos habrán de ver que si usted aquí no nacio, lo merecio por su estilo singular. Esta delicia salsosa de inglesa inspiración es uno de los vestigios de nuestro pasado art decó. ¿Cómo se dice extranjero? Retroflexe sin miedo esta sencilla oración cuya traducción sería ¿Tiene o no tiene, laopan, aceitepicantesalsa? lao3ban4,you3mei2you3la4jiang4you2?

Librele el dios de la ciudad, que habita en los yuyuan, de llamar al bao1zi, bao1zi. En tanto que es llamarlos man2tou lo único que nos separa de las bestias del más allá, shanghainés es degustar el rico mantou de carne, rou4man2tou, el de verdura cai4man2tou, y el dulce rojahaba mantou llamado dou4sha1man2tou…. Man2tou, en ese sin nombre exterior, es el nombre de un snack, de barbara naturaleza e hirsuta simplicidad, incontinente de relleno y que nunca dará que hablar.

4f67e7c5d8742

Insertamos aquí un grabado como apropiada iluminación.

Excelente comidilla escuche perdido en un callejón, dos hambrientos shanghaineses pidieron los dos al laopan dos especialidades, comunes en todo el orbe de la urbe de Shanghai. Ambas aptas para su degustación así de cualquier manera, en la calle, en la casa, sobre sofá o vil escritorio, de esa conglomerada empresa, que encadena su alma a cambio de dulce metal. Estos son los dos nombres escuchados en calleja: Xiao3long2bao1 es ligero tentempié relleno, de ardiente caldo y picada carne de desconocido animal, alcanzada su cocción acariciado por el vapor. El segundo fue llamado por venerable antepasado sheng1jian1 y preparado en colaboración, de aceite a altas temperaturas, de masa algo basta, e idéntico relleno que escaldó, a tantos gourmets como estrellas hay en el cielo.

10326042_698729

Para acabar con las viejas gastrousanzas, añadir que añadir azúcar, a cualquier preparación, es la dulce forma en que los de aquí habitantes, permiten al forastero saborear el azucarado rubor de almas blancas, dulces como el 100% algodón.

Al hablar del cronotiempo, el shanghainés agrupara los minutos en conjuntos de 15 unidades o ke4. Que familiar, ¿no? Mas no todo es español, porque ni y media ni menos cuarto existen al contar de esta manera. La hora al pasar lo hace por un, dos y tres, cuartos antes de dejar de estar. Shi2yi1san1ke4 es la hora del manjar, las 12 menos cuartos para usted. ¿Un poco pronto quizás?

Cabe hacer esta consideración: obligados por un huso que abarca mas que cualquiera, que abarca toda la China, con la excepción de Xinjiang, el de Shanghai es obligado a ser ave mañanera, a las cinco es día y los viejos en el parque, a las siete es la hora en que al durmiente despierta el canto de diezmilmil gallos con ruedas.

El repaso no esta completo sin centrífuga extroducción, contando con la visión de los ajenos de tierra afuera, todos esos chinos sin hukou1, que hablan con desdén sin pausa sobre los ning de la ciudad, prepotentes, interesados, tacaños y retorcidos, son epítetos dirigidos por chinos hacia los chinos que nacieron en Shanghai.

Confiados en que este pequeño manual, permita giro mortal, nos despedimos con un pedo hasta el próximo, capitulo de éste el suyo serial.

dfe0a639ecc3f0818f456386c2e41cb8

1No sufrais pues en proximas entradas lo sabreis todo sobre el Hukou.

Anuncios

Muchas veces cuando los privilegiados laowais culogordo emigramos, o nos emigran, aquí al Mandato del Cielo, venimos con una serie de imágenes y clichés en la cabeza importados de distintas películas, libros y productos culturales. Cada culogordo tiene su lista y es el propio País del Centro y sus habitantes  y costumbres los que se ocupan  de desmentir o confirmar estas ideas con mayor o menor dureza.

Por ejemplo, no es raro encontrarse aquí a laowais culogordo, (normalmente varones cisgénero heterosexuales, a partir de ahora LCVCsH) que después de consultar un par de foros de internet, viajan ilusionados  al Zhong Guo pensando que esto va a ser como un vídeo de Biggie Smalls, con la gente ofreciéndoles billetes de 100 yuanes por su cara bonita y un montón de chinas faldicortas y despatarradas esperando que las impregnen, biológicamente hablando. Sobra decir que la realidad no es así, ni mucho menos, y la carita de decepción y los comentarios en consecuencia van de lo risible a lo directamente grotesco, pero de esto, del infame Bar Rouge y de las moscas y la mierda y la fauna que comenta en shanghaiist hablaremos más a fondo otro día.

Al tema. En mi lista de clichés culogordo particular hay un poco de todo:  El Imperio del Sol y todos los libros de memorias (bueno, todos los libros en general) del gran JG Ballard; los cómics sobre las aventuras asiáticas de Guy Delisle (en concreto Shenzen y en menor medida Pyongyang); La Linterna Roja de Zhang Yimou; el pabellón chino de la Feria de Muestras de Gijón; el Nihao y el ChinoPlazaEspaña de Madrid, con sus fabulosas empanadillas; El Último Emperador de Bertolucci, Blade Runner, El expreso de Shanghai, el rollo expat asquerosete de Los Nombres de Don DeLillo…

Pero la perla de la corona y niña de mis ojos, en lo que a prejuicio chinófilo se refiere siempre ha sido y siempre será la tienda del dueño original de Gizmo en Gremlins I. No sé si os acordareis de ese sótano de iluminación tenue lleno de trastos de inspiración Ming y cosas raras, con su dueño opiómano y tuerto y su becario de ocho años de edad, a mi me vuelve loca.

En el año y pico que llevo aquí en Shanghai, en general me he encontrado mucho más Ballard del que imaginaba y bastante más DeLillo del que me hubiese gustado, la dosis justa de Blade Runner y de Shenzen (de momento y gracias a CROM) y toneladas de deliciosas empanadillas y otros manjares, pero eso si, muy, muy poco rollo Gremlins, y a la Niña Gafotas Interior, con su debilidad por lo fantástico-sobrenatural la tengo algo decepcionada, porque venirte a la otra punta del mundo, a la patria de los Mogwai y el misterio oriental para encontrarte un Zara detrás de otro… pues ya me diréis.

Por suerte para ella, hace un par de semanas hicimos una pequeña excursión al Kai Xuan Men Dasha, que es un sitio que aunque tiene de Ming lo que yo de rubia y está desde luego, bien iluminado (muy a la china, con neones de esos cegadores que hacen que la gente tenga la piel verde) desde luego está lleno de cosas MUY raras, por no decir rarísimas, y mas chinas y misteriosas que el culo del Gran Timonel. Bienvenidos, señoras y señores al Mercado de la Salud y el Juguete Sexual de Shanghai

El edificio, desde fuera, con su forma de U invertida, no anticipa en absoluto las maravillas que nos vamos a encontrar en el interior. El vestíbulo, con sus floripondios y su suelo lleno de serrín recordaba vagamente al que sale en Dawn of the Dead, la de Romero, o a cualquier otro centro comercial chino sólo que mucho mas sucio, pero en cuanto te pones a dar vueltas por las tres primeras plantas…

Sacos llenos de pétalos de flores secas para infusiones,de todos los colores imaginables, setas desecadas del tamaño de la palma de mi mano, lagartos listos para infusion, penes de ciervo, estrellas de mar, todo tipo de vegetales secos llenando sacos a rebosar, frascos con bichos raros en formol, astas de animales desconocidos, pequeños moluscos y raices y cortezas sumamente misteriosas, caballitos de mar secos… Todo a mayor gloria de la virilidad, fertilidad, potencia y calidad de los diversos aspectos de las artes amatorias. Como una enana me lo pase.

20141115_141454 20141115_141459 20141115_141506 20141115_141510 20141115_141520 20141115_141528 20141115_141649 20141115_141658 20141115_141723 20141115_141737 20141115_141758 20141115_141806 20141115_141909 20141115_141915 20141115_141921 20141115_141949 20141115_142001

En la cuarta planta, estaba la zona moderna del asunto. Detrás de un enorme cartel que decía, “niños no” se escondían toneladas de ropa interior sexy de ínfima calidad, disfraces diversos, dildos y similares de todos los colores y formas imaginables, algunos con un packaging muy divertido, como vereis a continuación, y una asombrosa cantidad de artículos BDSM, látigos, esposas, elementos restirctivos, fucking machines, y bueno, de todo un poco.

20141115_14220520141115_14383320141115_14263920141115_14442720141115_14382320141115_142516

20141115_142326

Aunque la iluminación recordaba vagamente a la difunta Librería Sexológica de Madrid, el ambiente en general se parecía bastante mas al de cualquier mercado chino, como el de mascotas de Xizang Lu o el de ropa de Qipu Lu aunque con menos afluencia de público (gente pegando voces, mercancía amontonada, batiburrillo de chismes llenos de polvo, señoras haciendo punto, regateo salvaje…) que al de cualquier sex shop al uso, vamos, que no había señores furtivos, ni tufo a ambientador de fresa, ni desde luego vibradores caros expuestos en elegantes vitrinas con amables dependientes. La visita merece la pena, aunque no seais fans de los Gremlins y si en algún momento pasáis por aquí, os recomiendo que os acerquéis a echar un vistazo y comprar un té de lagarto, un poco de hongo tibetano o un gigantesco vibrador fucsia. Aquí tenéis la dirección.

NOTA: Como se que me lo vais a preguntar: SI, me he comprado algo, en concreto un disfraz de ninja sexy, compuesto por un bañador de manga larga y capucha que deja los ojos al descuberto y unos nunchakos, todo de riguroso plástiquillo negro. Costaba 10 euros y no pude resitir la tentación, que queréis que os diga. Y NO, no voy a subir fotos de como me queda puesto, así que menos cachondeo, que nos conocemos.

Hoy he visto a una señora (china) como de 200 años y 1,10m de estatura conseguir un asiento en el metro a las nueve de la mañana.

A vosotros, decadentes burgueses xipanyoles, acostumbrados a vuestro abono transporte mensual y a los amplios vagones y relativa ausencia de masa  humana en el  transporte público, esto no os llamará demasiado la atención; pero que sepáis que aquí en la Perla de Oriente, conseguir un asiento en el metro en hora punta equivale mas o menos a encontrarte un diamante del tamaño de un huevo de paloma tirado en la calle, tengas la edad que tengas.

box office

No penseis, ni por un instante, que la heroína de nuestra historia consiguió tan preciado bien gracias a lo que Tenessee Williams llamaría “la bondad de los extraños” o a esas ideas  pseudoculturales que atesoráis en la cabecita acerca del respeto oriental a los mayores, la vergüenza propia/ajena, la educación entre pasajeros, la civilización milenaria, etc…  Aquí, un vagón de metro cualquiera, entre las 7 y las 9 am, y las 17:00 y las 19:00 pm es como una caja de carton llena de gremlins en modo pasivo/agresivo, con el cuchillo en los dientes, el mobile device en la mano y los cascos en las orejas (usuario joven) o bien, el carrito absurdo lleno de trastos, la bolsa de plastico de 1,50x1m, la maleta trolley o el carrito de bebe con niño retorciendose dentro  (usuario tirando a viejuno)

20140911_10514320140911_104930

Entonces, ¿cómo consiguió nuestra venerable amiga, de unos 35 kg de peso y no mucho mas alta que un taburete de bar, sentarse en un entorno, digamos, hostil a sus intereses?  Usando, lo que voy a llamar, al mas puro estilo chino, la Infalible Infalible Fantástica Técnica Asombroso Uderzo, (en homenaje al mas querido de los padres de Astérix).

asterix05

En realidad, la técnica propiamente dicha es de un simple que asusta, pero no por ello menos efectiva. Una de esas ideas brillantes a la par que sencillas, pero con cierto riesgo de exclusion social en su ejecución (como el botellón. comer con las manos, salir en pijama a la calle o dejar de depilarse definitivamente) De todas formas, si por cualquier motivo os encontráis aislados en mitad de una muchedumbre con una altura media superior a la vuestra,  como una manifestación, un concierto, o una asamblea de esas de hacer cosas con las manitas, os la recomiendo encarecidamente. Ahi va:

1 Coloquese en posición erguida, o anatómica

2 Estire su brazo derecho en paralelo al suelo

3 Doble el codo derecho 90 grados, hasta que parezca el de un soldado romano de tebeo Pro-Galia en Formacion Tortuga, pero sin escudo.

4 Avance, imparable, diminuto y descontrolado, girando el cuerpo SIN PERDER LA POSICION hasta alcanzar el objetivo. Si su altura es proporcionalmente inferior a a de la caja de gremlins en, al menos, un 20%, su codo alcanzará en la mayoría de los casos organos vitales sensibles a un contacto firme y doloroso (lease: hígado, riñones, bazo, etc…)

5 Ignore totalmente a cualquier otra persona que aceche el asiento en cuestión. Las mutilaciones, embarazos, peso extra-físico a cargar, infantes en brazos, etc… nunca deben ser un obstáculo para que su culo se deslice en el asiento momentos ANTES de que su antecessor se haya levantado del todo. Recuerde, antes, no despues.

6 Relájese y disfrute de su conquista y de las miradas rasgadas llenas de evidente envidia y rencor que in duda cosechará en este delicioso ambiente

20141110_18461420141110_184629

20141105_184616

¿Como están ustedes? nin2menhao3ma?

¿Yo? Muy bien wo3hen3hao3, gracias por preguntar, bronceandome bajo el sol rojo que nace en el Este mientras veo The Wicker Man, más no se puede pedir. Y luego me veré El hombre que pudo reinar. Película que nos enseña que las cosas no se piden por favor, se piden…

Como extranjero que viene del Oeste.

¿Extranjero que viene del Oeste? Vaya con Ruyard, buen bigote gastaba el muy masonazo. Pero, ¿Quién en su corazón, no es un poquito masón? Reconozcamos que reconocemos a los nuestros con guiños, guiños, codazos, codazos, que excluyen a otros humanoídes. Por ejemplo tú y yo, yo y tú, podríamos discutir interminablemente durante varios minutos sobre las virtudes respectivas de Hannibal Smith y Chanquete como líderes de hombres, no por llegar a ningún lado, si no solamente para reconfortarnos en nuestra pequeña logia de…

Hijos de la luna.

De regreso al futuro con Converse All Star (Boston Celtics colors), chupando un Kojak, with a handful of cromos de futbolistas con bigote (se ha muerto Arteche, sniff), de la mano de Espinete y Don Pimpón, con Naranjito xiao3cheng2ziren2 en mi corazón y Radio Futura en el Walkman, etcetera, etcetera, etcetera.

Mas, todo este imaginario parece abandonarnos como se pierden las lágrimas en la lluvia cuando entras en un Oh, Brave World! de gentes diferentes. Y no, no, no, no es el idioma. ¿Como habría de distanciarnos algo tan mundano como fonética, morfemas, gramática?… Son imágenes, conceptos, códigos ajenos a tu cosmovisión, a ese pequeño y cómodo cortijo mental, que tú, yo, él, nosotros, vosotros y ellos llamo, llamas, llaman, llamamos, llamais y llaman España lo que te convierte en un extraño, en un resident alien, en un otro.

Oh, Dios mio, es verdad, allí el chino habré de ser yo…pero…¿Que puedo hacer cuando huya de la vieja España a ese nuevo nuevo mundo? ¿Que haré cuando quebrados por un mesías llamado Pablemos, hayamos de vender la tierra de nuestros padres por un cuenco de arroz? ¿Como me haré digna de simpatía a ojos de mis nuevos amos?

Sigue leyendo, querida amiga, y todos tus dudas quedaran atrás, muy atrás, mientras atraviesas de mi mano y con sonrisa temblorosa las puertas de Laihausser.

Gozosa verdad número 6 o quizás 7, he perdido la cuenta para ser sincero.

Los 80 en China = Los 80 en España.

Los 80 ba1shi2hou4 en España y en China fueron un nudo, una corriente de fluzo ezpacio zemporal que abrió un portal dimensional y nos hermanó. For ever, and ever.

movies-howard-the-duck-lea-thompson
Aquí pensabaís que iba a ir una foto del condensador de fluzo ¿no? Jajajajaja, que infelices.

Ambos países pasaron en esta época por un proceso de apertura al mundo, que reflejose en que las manifestaciones miniculturales para los miniellos fueron extraordinariamente parecidas, por no decir extraordinariamente iguales, a las que para los mininosotros acontecieron.

Si no me creyeran, Santos Tomasitos de mi corazón, sigan leyendo este repaso a los….

Comestibles (y otras cosas) comercializados y/o disfrutados en los años 1980 a 1989 en China.

Prueba documental número uno.

451f73fft846ca98fbe97&690
Carambiruri, carámbirura, este hombre de nieve podría haber estado entre el frigopié y el frigodedo, entre los popeyes y el drácula del kiosko (que vascongada palabra para concepto tan poco vascuence) del parque al que miro a través de la ventana de mi nostalgia.

Con sabor a nata natosa y a café, aunque según mis fuentes en los felices ochentas era nataplus chocolate. Esta varianza quizás se explique porque no sabe ni a chocolate ni a café ni a nada -que no sepa a nada significaría en buena lógica que sabe a algo ¿no os parece?- Esto queda comprobado y certificado por el aquí firmante, que adquirió uno #1# por dos #2# yuanes.

68609457729360316192-650X975
Remembrance, pour elle.

Quizás, convertido en poetiso por un instante, susurrare en tu oído que sabe a Cindy Laumper y a polvos de talco. Reconozcamos en sus formas redondeadas al sine cuack non de la elegancia en helados para gente de palo. Llevar con barba, camisa, pantaloncito muy cortito y pelito cortadito como un hitlerjungencito, para un verano ideal. Balón de playa Rumasa opcional, pero muy recomendable.

¿Nombre del hombre (de nieve)? 雪人雪糕 xue3ren2xue3gao1

Detalle de interes: en chino mandarino una de las acepciones para helado de palo es igual a 冰糕 (=tarta helada) bing1gao1 y otra es igual a 雪糕 (=tarta de nieve) xue3gao1 ¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué?

Evidencias forenses número dos. (dos)

u=3668523991,1017450235&fm=23&gp=0
Hosti noi, ¿Es qué voy a disfrutar del crocante caramelo y el suave chiclet?

No, porque no está cubierto de crocante caramelo, es chiclet y solo chiclet. Y no cualquier tipo de chiclet, es el chiclet que puso sabor a los ochocero, el chiclet con sabor a chiclet de sandía.

Oh, Tico ¿Por qué me has abandonado?

Justo es decir que el aspecto exterior con aspecto de sandia de este chiclet de sandía está muy logrado, casi compensa que éste del Este chiclet no esté cubierto de crujiente caramelet. Pidanlo así: 西瓜泡泡糖xi1gua1pao4paotang2..

1H1204195-1
What a boomer, poor Reed Richards, again pluriempleado. Sí, es él, haciendo de mascota de grande grande y esponjoso esponjoso caramelo (traducción literal de) 大大泡泡糖da4dapao4paotang2.

Otra traducción podría ser: Chiclets (marca) Grandecito.

Os explicare porque: 泡泡糖 es chiclet, y en chino 大大 (=grande x2) significa grandecito, ya que multiplicar palabras divide su carga semántica, que paradoja1. ¡Como disfruta disfruta (=disfruta un poquito) porque su chiclet es un chiclet superelástico el neneniño! (así se construyen muchas palabras en chino, con dos hanzis que significan lo mismito) Mmmmmmmmmmmmmmmmm.

1H1202094-0

Número tres.

En China puedo disfrutar de mi burbujeante Mirinda mientras que vosotros en España, no ¿Quién es libre ahora, pringados? Jajajajajaja

2833554_150521093_2
Como leéis, el agitado destino de la Mirinda fue dejar de comercializarse en España para triunfar en el resto del mundo, Argentina; check, México; check, Perú; check, Malasia; check…España; no check. En España no hay Mirinda mei3nian2da2.

No está mal para una bebida patentada EN ESPAÑA: Que se beba en todo el mundo menos EN ESPAÑA.

Ahora que, para los chinos poco tiene de ochentas, en los ochentas no había Mirinda, no señor.

Fue introducida en 1997 en Shanghai, como servidor de ustedes, en tres diferentes sabores: papaya, uva y melón y naranja. Su éxito ¡Bien! causó que actualmente se venda en China en la más que aceptable cifra de 27 sabores diferentes 0.0! Que van desde el té rojo hasta el cactus (esta última se vende en Xinjiang. Sí, precisamente, donde los Yogures y los Han que les queman las tiendas a los Yogures)

¿Se nota que éste último párrafo me lo he inventado de arriba a abajo? ¿No demasiado? Bien, podemos seguir.

A donde quiero llegar es que los chinos también tienen su propia nostalgia carbonatada: Jianlibao. Que ya ohhhhhh no se vende. Antes la había y ahora no la hay.

1631113X3-0
En verdad es justo aclarar que se ha recomercializado, pero ya no sabe igual. ¿Como sabía antes, pues? Os lo acabo de decir: no igual.

Number cuatro

106568751647
Estimulación electrónica.

1Z50B451-1
Y no nos extraña, en un país tan cercano a Japón, que llegaran, por lo menos a las ciudades, las últimas novedades, en maquinitas. Sin embargo, y no puedo encontrar ninguna razon para ello, China es un país cerrado a las videoconsolas, no así a los ordenadores. Los centros de entretenimiento eléctrico para toda la familia han estado vetados hasta fecha tan reciente como el año pasado, momento en el cual la PS Vita o Vito o como coño se escriba, que ya soy mayorcito para andarme con juegos, se empezó a comercializar en China. Este mismo año, hace bien poquito, cosa de un mes o así, hizo su entrada triunfal la Xbox.

Lo que no significa que antes los jugones chinos no tuvieran consuelo, jaja ¿lo pillais?, siendo como es el chino un pueblo industrioso y lleno de recursos, estas consolas se colaron en los hogares a través de los medios más variopintos. Mención especial merecen los clónicos chinos que durante los eighties ocuparon el lugar de la NES y Mastersystem. Los cartuchos para estas maquinolas, en los que solían venir varios juegos, son objeto de coleccionista hoy en día.

¿Los juegos? Pues chicos, los mismo que los nuestros, Marios, Zeldas, Contras, Arkanoids, Tetris. Eso sí, con leves variaciones, estos portings incluían cambios como que Mario cambiara su gorra y peto de fontanero por uniforme de guardia rojo, para pasar a llamarse Super Mao o que el Arkanoid…Jaja, espero que ésta no estuviera colando2. Los juegos eran igualitos, traídos directamente de Japón para disfrute de la chavalada.

Cinco

Cromos. De. Los. Transformers.

106568751638
Sabiendo como regatean, el acabar las colecciones no debía ser cosa de risa.

Seis.

El equipo del pequeño tigre, o el pequeño equipo del tigre. 小虎队 xiao3hu3dui4.

201003021725556724
Ochentas = Degrassy.

Patada voladora.

Mirada del tigre.

Simply irresistible.

Siete

u=1537246762,2566138842&fm=21&gp=0
Dos minutos para la ignición.

Seis.

106568751667

106568751662
Ahora lo comprendo todo, doctor Chandra.

Cinco.

106568751637

106568751665
Nunca me he librado completamente de la sospecha de que hay cosas muy extrañas en esta misión.

Cuatro…

106568751715

…tres…

106568751676
Mi cabeza se va, siento que se va, siento que se va […] Todo es confuso para mí.

192551F47-7

…dos…

u=1327005905,309611171&fm=21&gp=0
Me doy cuenta, me doy cuenta

…uno…

1639135506-0
Se llama Daisy.

106568751716

…cero.

106568751717

¿Soñare?

20130108085844_5UnUw

1 Again el chino nos desvela que sus misterios nunca nos serán desvelados, pues esta construcción puede significar todo lo contrario, es decir 大大 puede venir a decir o un poco grande o muy grande. Todo está en el contexto, baby.

2 Si, Mao no lo quiera, lo hubiera hecho, pongase en contacto con nosotros para que le hagamos entrega del diploma de oh infelice certificado por el instituto LLL para una vida mejor. Jajaja, una bromita :p con la que quiero significar que usted quizá debiera subir un poquito su listón de suspenso de la incredulidad en lo que a temas referidos a China se refiere.

Hola pajaros.

u=2779079472,2329640532&fm=23&gp=0

Todo el mundo dice que China es una país con una gran tradición gastronómica, puede ser cierto. También dicen que los chinos se comen cualquier cosa, pero eso no es cierto. Cada vez que les pregunto donde podría comer oso panda me ponen una cara rara, como levemente ofendidos. Esta sencilla pregunta nos ilustra dos verdades, la primera, que no comen cualquier cosa, y la segunda, que su sentido del humor es diferente, porque se lo pregunto en broma. Bueno, medio en broma, dado que el oso panda se alimenta de bambu, su sabor no puede ser malo y realmente siento interes por saber si comerse a su animal nacional entra dentro de lo posible.

Lo de la tradición culinaria sera verdad, porque cuanto más me fijo, más clases de viandas les veo engullir.

Así que me he decidido a ser el primer laowai que pruebe todas las elaboraciones culinarias del mandato del cielo, fino nombre con el que también se conoce a China.

Y a contároslo.

Empiezo por el final, es decir por lo que, en principio, parece ser un postre.

e09

En el cartel pone mais o menos: Delicias de Taiwan. Bollos con forma de rueda, de coche, evidentemente. Pero parece que tienen la necesidad de especificarlo, no vaya a ser que alguien se confunda con ruedas de molino, que como todo el mundo sabe, no se comen. Salvo… en España claro, donde nos encanta comulgar con ellas.

Sigamos con el cartelito de los cojones, sabor alubia roja; 2 yuanes, sabor mantequilla; 2 yuanes, sabor chocolate; 2 yuanes, sabor platano; sí, son 2 yuanes. 3 piezas; 5 yuanes.1

Aha, esta puede ser la oportunidad de iniciar con buen pie mi aventura. Como soy hombre de estomago delicado, no como vosotros que os metéis en la boca todo lo que pilláis, me gusta observar como se elaboran las elaboraciones, por usar lenguaje culinario técnico, que van a formar parte de mi dieta.

Observemos pues.

e06

Bien, puede que el bollo se llame como se llame por su forma, o quizás por la forma de la maquinaria necesaria para su manufacturación. Parece que, de alguna manera, han conseguido una base sobre la cual colocan el relleno.

e08

Ahora lo comprendo todo, la base se consigue vertiendo sobre la plancha algo que tiene toda la pinta de ser muy similar a la masa para hacer crepes, por lo que debe estar compuesta por agua (espero que no del grifo), harina, una pizca de sal y, puede que si, puede que no, azúcar y mantequilla fundida.

e07

Juego de mortero para formar una nueva base y montan todo el conjunto. Ahora solo queda esperar al público objetivo.

e05

Que bíen pueden ser este par de monstruitos xiao2gui1zi recién salidos de clase y con ganas de azúcar Un día os explicare porque llevan esos pañuelitos rojos y aun más importante, que pasaría si no los llevaran.

Chino vs chino, Fight!

Enano número 2: (fuertecito) Tengo hambre.

Enano número 1: (el otro) ¿Estarán buenos estos pastelitos?

Enano número 2: Ng2

Enano número 1: Deberíamos probarlos.

Enano número 2: ¡Tontito del culo! xiao3sha3gua1 Son muy caros, vamos a comprar brochetas de calamar y pollo frito.

Enano número 1: (al vendedor) ¿Están buenos estos pastelitos?

Vendedor: Muy buenos.

Enano número 1: ¿Podemos probar uno gratis?

Vendedor: No.

Enano número 1: No es justo, no voy a comprar uno si no se si están ricos. Si están buenos me compro unos cuantos.

Vendedor: Están muy ricos, compra uno y lo pruebas.

Enano numero 1: No sé, mi profesora dice que la comida de Taiwán no es muy buena.

Vendedor: ¿Es muy mayor tu profesora?

Enano número 1: Empezó a dar clases hace poco.

Vendedor: Entonces, no es muy mayor.

Enano número 2: No parece que estén muy buenos.

Pausa dramática

Enano número1: ¿Podemos probar uno gratis?

Vendedor: No.

Y no hubo trato, pero todos hicieron un gran papel.

Vale, me llevo tres, chocolate, alubia roja y platano. Mantequilla no, la mantequilla es cosa de franceses y  una de las razones por las que son tan sucios de cuerpo como de mente. Nunca, y digo nunca, comáis mantequilla si podéis evitarlo.

Llegado a casa me dispongo a catarlos.

e04

Bonito bodegón ¿verdad?

Maridaré con Coca Cola, la auténtica piedra de toque para cualquier pieza de bollería, estas delicias de Taiwán.

e01

Fotografía al corte transversal para que os hagáis una idea de su consistencia, más que crujientes están gomosos, en el buen sentido. Efectivamente es muy parecido a un crepe. Los rellenos, sin sorpresas, la alubia roja con su sabor y consistencias terrosas, puro wannabe chocolate. Plátano, con sabor a plátano, debido a su humedad, afecta negativamente al cociente de crujencia de la masa, con lo que un posible juego de texturas se pierde. El chocolate, malo, pero por dos yuanes, que íbamos a esperar. Tiene un retrosabor muy poco chocolatoso que me trae efluvios, muy ligeros, eso sí, a cubo de basura. Sin embargo tiene una ventaja, al ser un componente sin humedad ha secado la masa, permitiendo que este ligeramente crocante, lo que hace que, en combinación con el chocolate demi fondu, venza en esta pequeña carrera de sabores para conseguir mi aprobación

Veredicto: Si, y solo si, se combinara el plátano con un chocolate de mejor calidad en el relleno, perdería el culo por estos pasteles. Como esa oferta no esta disponible, me temo que no me han fidelizado.

Hasta luego cocodrilos.

u=1319280538,4077480866&fm=23&gp=0

1¿Quereis probarlos? Pues los sonidos que debéis hacer son los siguientes: un pastelito; yi1gebing3, dos pastelitos; liang2gebing3, tres pastelitos; san1gebing3. Chocolate; qiao3ke4li4, plátano; xiang1jiao1, alubia roja; hong2dou4, mantequilla; huang2you2 (literalmente grasa amarilla, que literalmente es lo que es)

2 Efectivamente, existe un sonido transcrito como ng, vosotros como principiantes en la lengua no podéis ni siquiera aspirar a escucharlo correctamente, pero podéis imitarlo haciendo um. Significa, si, no, quizás, vale, no quiero, hola, hasta luego entre otras acepciones. Para mayor énfasis usar de dos en dos: ng, ng.

A %d blogueros les gusta esto: