Camaradas míos, arrieros todos.

Recordaréis que os prometí contar que estaba pasando en Hong Kong (al que a partir de aquí llamaremos, la ex-colonia, HK, o la Isla (aunque sea mucho más que una isla1); indistintamente.

Avisados estáis.

Esperáis de mí, por vivir en China y por ser un hombre que aparentemente parece saberlo todo, que tenga una opinión sobre el tema. Lo sé y me lanzaré a la piscina intentando responder a las altas expectativas que tenéis de mí sin hacer mucho el ridículo, respondiendo a esa, la gran pregunta:

¿Pero que le pasa a estos chavales?

Lo digo en serio, me gustaría no haber sabido nada sobre este tema, vivir en un mundo de pinchos de pollo y motos no tan veloces pero igualmente peligrosas, en el que estos avatares del mundo moderno no penetraran, pero como la censura china hace un pésimo trabajo, me he enterado de todo. Y sin VPN, a ver censores, ¿A qué estamos jugando?

Y se compró un velero y lo llamó libertad.

Hong Kong se estableció como colonia en algún momento del siglo XIX, recalco lo de colonia porque eso es lo que era y lo que fue hasta su reunificación con China, una colonia del Reino Unido para ser exactos.

¿Cómo se gobierna una colonia? Con mano de hierro y guante de raso. Pongamos una fecha al azar, digamos 1992. Y ahora situémonos en 1992, en un país al azar, pongamos nuestra querida España de faralaes y rocambol. En 1992 en ese trocito de cielo que fue y es nuestra querida piel de toro, no solo habíamos entrado en la modernidad, si no que la habíamos pulverizado, y caminábamos gozosos por una postmodernidad que nos permitía votar a Felipe Gonzalez y presentar a Cobi ¡a Cobi! como nuestro embajador en el mundo.

Pues en ese otro rincón del mundo llamado Hong Kong, aún eran gobernado por un Virrey. Con tácita aprobación de sus súbditos, estos a los que llamaremos hongkongeses a falta de un gentilicio mejor.

A proper old school Viceroy, indeed. Un Virrey que actuaba como jefe del ejecutivo, es decir un mandamás autocrático, nombrado no por el pueblo, si no por la monarca de un país en el otro extremo del mundo: Isabél II, de Inglaterra. Y es que a los británicos nunca se les ocurrió exportar la democracia a su colonia. Y que conste que yo no juzgo a nadie, solo constato unos poco hechos. Buenas razones tendrían para hacer lo que hicieron pues leímos a Kipling y sabemos, cuan pesada es the white man burden2 , mis queridos muchachos.

Quizás fuera un virrey bueno. Como los virreyes que os traen Scalestrixs a los niños obedientes. Pero a los desobedientes les traía carbón, y porras. Como pudieron comprobar 1800 obreros y lideres sindicales que en 1967 fueron detenidos por pedir mejores condiciones de trabajo. En torno a otros 100 además de esto comprobaron, de primerisima mano, que morir por la libertad es la más noble de las muertes. Y así es como a los hongkongeses se les recordó que en boca cerrada no entran moscas.

Y otros 30 años de plácido virreinato se sucedieron hasta que en 1997, el pueblo de HK pasó de ser gobernado por un Virrey, a ser gobernados por 400 miembros de un comité electoral, que a su vez elegirían al jefe del ejecutivo. Y a esto se le llamó democracia por sufragio limitado. Y los hongkoneses tan contentos.

Ese mismo año, Lord Patten, que así se llama el último hombre que pudo virreinar, entrega las llaves de la Isla. 1997 Hong Kong cambia de manos como se cambia un cromo en el patio de un colegio, de mano grasienta de donuts a mano grasienta de bocadillo de chorizo. Y los hongkongeses no tuvieron nada que decir.

Lo cachondo de todo esto, es que los ingleses, de repente preocupados por la libertad de sus súbditos, exigieron a China que llevara a cabo las reformas adecuadas para que la Isla se convirtiera en una auténtica fiesta de la democracia. Y yo me pregunto, ¿Es una sangrienta dictadura comunista, la más adecuada para ese trabajo? Los hongkongeses, sin embargo, no se hicieron ninguna pregunta y bendijeron este acuerdo desde la comodidad de sus casas y en aprobatorio silencio.

La RPCh, que no disfruta de un currículum muy extenso en procesos democratizadores, hizo lo mismo que su antecesor en el cargo: tomárselo con calma, es decir tampoco era cuestión de hacerlo mejor que la más antigua democracia ¿no? Fueron añadiendo de 400 en 400 a este comité electoral, elevando el numero de sufragistas a 800 y luego a 1200. Si, es un acercamiento muy rupestre, y los hongkongeneses empezaron a alzar la voz.

Por último, y en esas estamos, los muy infelices de los mainlanders3 pensaron, ¿y si estos 1200 eligieran a tres candidatos, que luego fueran votados en un sufragio universal, esto es por todos los habitantes de Hong Kong? Y ahí se armó la gorda y los paraguas salieron a la calle.

Los expertos en el tema son unánimes al concluir que lo que propone Pekín es un retroceso flagrante en las libertades democráticas de la isla y por tanto inaceptable para una ciudad, que a diferencia de China, conoce lo que es la libertad. Sin querer corregir a los expertos, debo preguntar respetuosamente:

¿Pudiera ser que no fuera la democracia, si no otros motivos los causantes de estas protestas?

Es la economía, estúpido.

Al fin y al cabo HK siempre ha sido para nosotros, ese paraíso fiscal, ese centro financiero de Asia, ese paraíso del liberalismo económico y no sería muy alocado pensar que quizás lo que les pique sea la cartera y no la mano de votar.

He estado en HK una sola vez en mi vida y no voy a opinar. Opinaría, pero no se si cosas como la gente viviendo en jaulas, las infraviviendas de Kowloon, los yonkis de las Chunking Mansions o las sirvientas filipinas pasando su día libre dedicadas a la divertida tarea de buscar un sitio donde guarecerse del monzón, son consustanciales a la megaestructura propia de la isla o si todo fue traído por influencia de Pekín y aceptado, pero con el morro torcido, por los old HKers. Y como no lo sé, me refugiare en los fríos datos. Y en mis tablas, porque os confesare que me encantan las tablas.

Recordando que, Hong Kong se reunificó con China en 1997 pasamos a las tablas.

Índice Gini4, que en HK es desproporcionadamente alto, mayor que en China incluso, y eso ya es decir.

gini

Pues parece que el salto lo da antes de la reunificación.

Índice Gini de otros países, solo por comparar. Países en los que, o los chinos gobiernan el mundo desde los 90 y nosotros sin enterarnos, o en los que poco debería influir la política económica de Pekín, que a veces se dice que es la causante de que en HK aumentaran las desigualdades aún antes de entrar a formar parte de China.

gini_index

gini-index-uk

Parece que Hong Kong sigue la tendencia clara de aumento de las desigualdades que se da en el resto del mundo a partir de los noventa ¿Que pasaría en los 90? El grunge seguramente.

Dicho esto, pasamos a buscar el motivo de malestar en otro indicador económico, no se, desempleo.

ebudget02

Arriba, abajo, crisis de los tigres asiáticos, crisis de las punto com, crisis del 2008, etcetera, nada fuera de lo común en el resto de Asia.

Quien lo pillara, por cierto ¿Verdad, españoles? Dan ganas de probar un poco de la bota de la opresión sobre nuestros cuellos jajajajaja es broma, ya se que es mejor jugar a la Xbox de pie que trabajar de rodillas, por supuesto. Pasemos a otro tema.

Vamos a por renta per cápita ajustada a paridad de poder de compra, o dicho a grosso modo, ajustada a la inflación.

gdpcapita

Parece que crece y que la entrada en China no ha sido un freno, si no un impulso y que los habitantes de HK son más ricos ahora que cuando entraron a formar parte de China, bastante más ricos.

Ya que hablamos de inflación, inflación.

inflacion

Caramba, desde la entrada en China la inflación estabiliza, marcando una mediana muy cerca de ese 2-3% que Keynes nos enseño a amar.

Producto interior bruto. (Crecimiento interanual)

crecimientogdp

Quien iba a decir que el producto interior bruto de un centro mundial de la deslocalización financiera fuera un tiovivo en el que se reflejan las crisis periódicas de la economía a la keynes, pues lo es.

Pues espérate a que volvamos a los locos años del capitalismo pre New Deal, eso va a parecer el Dragon Khan, pero…..China tiene una parte limitada de culpa en los devenires de los mercados, mercados por otro lado, globales, y en los que si a un broker de Wall Street se le derrama el café, 10000 empleados son despedidos en Bangla Desh. Ya sabéis como funciona eso.

Me voy quedando sin ideas, precios inmobiliarios, ajustados a renta per cápita, linea roja.

hk-bubble5

¿De quien fue la culpa en los 70? Del chachacha ¿Y en los 90? Del chachacha. En los 2000 le echaríamos la culpa a los chinos, si no fuera por esta linda tablita…

graph-1212-2-05

…que nos muestra los precios inmobiliarios all around the world y que nos parece decir que la culpa, sigue siendo del chachacha. Si os lo preguntáis, sí, el súbito bajón registrado tras 2008 son los mercados presintiendo la llegada de Pablo Iglesias. Y es que el mercado lo descuenta todo, si tenemos que hacer caso a los analistas técnicos de gráficos y barras.

Y ahora ya sí que me he quedado seco. Otro de los motivos que se escuchan es que China es mala, mientras que el Reino Unido era bueno, pero de eso no he encontrado ningún gráfico :(<

Espera, población, a buen seguro que desde la entrada en China, millones de mainlanders han emigrado a HK, una invasión silenciosa, no malintencionada pero que pone en peligro lo que hace a Hong Kong, Hong Kong.

poblacion

Pues no.

Pero atención porque llegando desde atrás, adelantando en la curva y esprintando con fuerza en la recta entra con lo que parece un hocico de ventaja… creo que tenemos un ganador. El gran cambio de Hong Kong en los últimos 17 años es… su participación en el Producto Interior Bruto del conjunto de China. Buen nombre para un caballo ¿verdad?

BwjyS7jCEAA3OM0

No es que Hong Kong haya crecido poco, es que lo de China es demasiado.

COMM-ChinaGDPSince1960-101212

Y ahora ya me dejo de preguntas y me lanzo a una descabellada hipótesis. Dinero es igual a influencia, y en el momento de su entrada en China, Hong Kong era la gallina de los huevos de oro, a la que nunca se debía enfadar. Por si dejaba de respirar y se moría.

Pero en el gatopardiano cambio de régimen que venimos viendo desde ese momento, los HKers han mostrado que les falta cintura y una punta de velocidad, y ahora comprueban que Hong Kong podía pasar, y de hecho ha pasado, de ser la ciudad, a ser una ciudad más de China, una Shanghai, una Beijing, una Guangzhou. Y que deberán competir con ellas, y que la competición no va a ser fácil, porque los mainlanders vienen fuertes. Lo que unido a cierto clasismo y complejo de superioridad, que por otro lado son lo que en un primer momento causaron que se confiaran, provocan malestar y miedo al futuro.

Resumiendo, no han comprendido que todo tiene que cambiar para que todo siga igual. O por ponernos chinos, han descubierto, muy a su pesar, que el papel de Q5 les ha tocado a ellos.

Y ante la revelación de esta realidad, el Zeitgeist se ha traducido en protestas. Sabemos, porque la historia nos lo dice, que en tiempos de cambio, la culpa de todo la tienen los de fuera. Miraos en el espejo y decidme si no os sentís al menos un poco identificados con ellos. Chinos, inmigrantes, trabajo, culpa ¿de que me suena?

Y mucho nos tememos por ellos, que de poco sirva este último estertor, porque lejos de extenderse al resto de China, las protestas ni siquiera han calado en Kowloon 6, donde según las últimas informaciones  que nos llegan (esto lo escribí el sábado), han sido desalojados de muy malos modos de su acampada en Mong Kok, no por las fuerzas del orden. Si no, por lo que según ellos, son elementos infiltrados enviados por Pekín.

Y yo, sin dudar de su palabra me pregunto ¿Y por que la mayoría silenciosa (me dice Miguel Angel, ahora vereís quien es, que así mayoría silenciosa es como se ha dado en denominar al movimiento en contra de Occupy Hong Kong, no me refiero a ellos) de Kowloon no defendió a sus hijos, a los manifestantes por la libertad y el bienestar de todo Hong Kong? Ellos no tienen censura, ellos saben lo que pasa. Y nos hemos visto en la extraña tesitura de que los manifestantes exigen la protección de un gobierno que ellos acusan de corrupto frente a la agresión de otra parte de la sociedad y la pasividad de una gran mayoría.

Y esta respuesta de esa gran mayoría de la sociedad civil de Hong Kong, me sugiere que quizás, solo quizás, Hong Kong abarque mucho mas que la isla de Hong Kong y sea mucho más grande, y más variada, de lo que los estudiantes creen. Y que sus protestas no acaban de estar en sintonía con la opinión de esa parte importante, hasta ahora anónima y sin voz, de hongkongeses que nunca son entrevistados por la prensa.

Estos habitantes de Kowloon, Lantau y Nuevos Territorios que por observación propia me parecieron más parecidos a sus hermanos del continente que a la Inteligentsia de la Isla, y esta vez me refiero a la Isla por la isla de Hong Kong y no como una sinécdoque para todo Hong Kong.

Como siempre os dejo un vídeo, esta vez no voy a ser menos, contemplad lo que fue en su momento Hong Kong antes de entrar en China, Hong Kong en estado puro, o tan en estado puro como los Mid Levels: la ciudad amurallada de Kowloon.

Fin.

Actualización número 1.

Os dije que me estaba informando y no os mentí, me puse en contacto con Miguel Angel del blog Orquídeas en Hong Kong (que recomiendo a todos). Está allí y lo está viviendo desde muy cerca, y tuvo el detallazo de darme su opinión sobre el artículo, un párrafo de la cual incluyo aquí.

“Lo que sí me parece más discutible de tu argumento es lo de la homologación con China y la brecha de clase en las protestas. Creo que tienes razón en que esos dos procesos existen, pero me parece muy exagerado suponer que a la clase obrera de aquí no les interesa la “democracia” y que les da igual asimilarse al régimen imperante en mainland China (piensa, por ejemplo, en las largas luchas por el salario mínimo). Yo no lo veo así y, de hecho, creo que gran parte de los estudiantes de clase media que se manifiestan están reconociendo que su futuro económico es decadente, precario y angustioso, y se agarran a la “democracia” como a un clavo ardiendo para ver si, por lo menos, con más participación en determinar las reglas del juego pueden salir a flote. No digo que estén en lo correcto, pero no he visto ciudades donde medio millón de personas salgan a la calle a menudo y aquí sí ocurre. Y al PCCh se le teme por su inmovilismo, la censura, el “lavado de cerebro”, la represión, etc. Y ese temor cruza a todas las clases sociales (tengo muchos estudiantes de extracción muy humilde que me lo corroboran a menudo).”

Actualización número 2.

También os dije que me esperaba porque pensaba que estos dos días iban a ser muy importantes para todo el asunto, hoy lunés por la mañana y según los datos que he podido encontrar, en la acampada de Causeway había unas 32 personas, Admiralty unas 100, Koowlon unas 400. Para hoy estaban convocadas nuevas manifestaciones pero fiandome de todo lo que he visto hasta ahora, creo que la cosa va a ir gradualmente a menos. Espero que los convocantes consigan influir para bien en la reforma, pero me alegro de que esto no haya ido a más, como me imagino que hará cualquiera que haya oido durante estos días los paralelismos que se trazaban con Tiananmen (aunque yo no los comparto a un 100%, la verdad).

De verdad que me ha costado, espero no tener que verme nunca mas en una de estas y que apreciéis el esfuerzo, si no acertado, al menos sincero de daros mi punto de vista en este tema.

Para la próxima volvemos con gilipolleces y pinyines, os lo prometo.

1La isla de Hong Kong, la isla de Lantau y unas cuantas islitas más, a lo que hay que añadir la zona pegada al continente, continental sin serlo, formada por Kwoloon y los Nuevos Territorios.

2Si vais a leerlo, hacedlo en inglés. http://www.fordham.edu/halsall/mod/kipling.asp

3Así se conoce en Hong Kong a los chinos continentales: mainlanders.

4Índice que mide la desigualdad en el reparto de riqueza de un grupo dado, 0 es muy justo, 1 muy injusto. Aunque siempre depende de a quíen preguntes 😉

5Personaje muy conocido de la literatura china, creado por Lu xun, escritor muy interesante al que dedicare un post. Este 阿Q a1Q es un retrato crítico de la China de los últimos estertores de la dinastía Qing, cerrada a ideas nuevas, enrrocada en unas tradiciones que la lastran y por último gran perdedora de la escena internacional del siglo XIX y principios del XX. Este 阿Q es un simplón de pueblo, de supuesta buena familia, que recibe todos los palos que se lleva, que no son pocos, con una mueca de superioridad herida.

6Por simplificar mucho, Kowloon y los Nuevos Territorios (que buen nombre para un grupo) constituyen los barrios populares de la isla, toda revolución que se quiera extender a China tendrá que pasar por fuerza por ellos, al estar mucho más cercanos (y no solo geograficamente) a la realidad del continente, que ese otro mundo que es la isla de Hong Kong.

Anuncios