Ayer estuvieron a punto de atropellarme, una bici, una moto eléctrica, un BMW y una señora como de 200 años, esta ultima en el Carrefour del Vórtice del Mal.

Ella estaba buscando algún producto chino misterioso, tropezó con “algo” (que era yo), y sin mirarme, me agarro del brazo por encima del codo, en el gesto internacional de las abuelas de “ven pa ca” y me pregunto -o eso creo- si sabia en cuál de los 250.000 pasillos del Carrefour podía encontrarlo. Cuando levanto la vista y se dio cuenta de que ese “algo” era una estúpida laowai culogordo se echo a reír a carcajadas y se largo con su cestita.

Me molesto un poco, porque llevaba una hora allí metida buscando una garrafa de agua, y efectivamente SABIA donde estaba la bolsa de enigmáticas cosas secas de oferta que estaba buscando. A pesar de esto, a veces se agradece que los chinos te traten como a un subnormal.

He aprendido a decir mechero, empanadilla frita, bolsa de plástico y fotografía tamaño carnet.

Mechero: Dǎhuǒjī/ 打火机?=/Tahuechii
Empanadilla frita: Guōtiē/锅贴/Kuotie
Bolsa de plastico: Sùliào dài/塑料袋/Suiiliao tai
Foto de carnet: Hùzhào Zhàopiàn /护照照片/Hu yao cha pien (literalmente, foto de pasaporte)

Anuncios